Ómicron podría marcar el fin de la pandemia, según un nuevo estudio hecho en Sudáfrica

Un estudio en uno de los hospitales más grandes de Pretoria, reveló que las tasas de internaciones, ocupación de camas de cuidado intensivo y muertes por Ómicron fueron más bajas en comparación con otras cepas.

Un estudio de pacientes infectados con Covid-19 en un gran hospital en la ciudad sudafricana donde se registró el primer brote de la variante Ómicron mostró una ola de infección que se movió con una "velocidad sin precedentes" y causó una enfermedad mucho más leve que las variantes anteriores.

Eso podría ser una indicación de que la pandemia está llegando a su fin, dijeron los investigadores que analizaron datos en el Hospital Académico Steve Biko en Pretoria. Los datos de Sudáfrica, el primer país en tener un brote importante de Ómicron, han sido seguidos de cerca para ver cómo las infecciones por la variante pueden desarrollarse a nivel mundial.

"Si este patrón continúa y se repite a nivel mundial, es probable que veamos una disociación completa de las tasas de casos y muertes", dijeron los investigadores. Eso sugiere que "Ómicron puede ser un presagio del final de la fase epidémica de la pandemia de Covid, marcando el comienzo de su fase endémica".

El estudio mostró que sólo el 4,5% de los pacientes con Covid-19 murieron durante su estadía en la ola actual, en comparación con un 21% en brotes anteriores, de acuerdo a un comunicado en el sitio web del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica. Menos personas ingresaron en unidades de cuidados intensivos y las estadías en hospitales fueron "significativamente más cortas".

Enfermedad asintomática

La tasa de admisiones hospitalarias aumentó rápidamente, pero comenzó a disminuir dentro de los 33 días posteriores a la primera admisión evaluada, según el estudio. Un vistazo a los pacientes en el hospital el 14 y 15 de diciembre mostró que casi dos tercios de los infectados con Covid-19 habían sido ingresados por otras razones.

"Este fenómeno no se había observado hasta ahora en este grado en el Complejo Hospitalario Académico Steve Biko o en ningún otro lugar de Sudáfrica", dijo el estudio. "Lo más probable es que refleje altos niveles de enfermedad asintomática en la comunidad con infección por Ómicron", dijo.

El estudio en el hospital estatal analizó los registros de 466 pacientes de la ola actual y 3976 casos de infección anteriores. También halló que:

  • Las hospitalizaciones promediaron 4 días en comparación con 8,8 en olas anteriores
  • La edad media de los internados fue de 39 años en comparación con casi 50 en olas anteriores
  • Los ingresos a las unidades de cuidados intensivos (UCI) se redujeron al 1% de los pacientes frente a 4,3%
  • Los ingresos a hospitales alcanzaron un máximo de 108 en comparación con 213 durante la ola de la variante Delta

Los hallazgos "fueron comparables a las tendencias de toda la ciudad cuando se informaron casos y admisiones de todos los hospitales públicos y privados", dijeron los investigadores. Hubo "una tasa de admisión por caso más baja, una tasa de mortalidad más baja y tasas de ingreso a la UCI más bajas en comparación con las olas anteriores".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios