Guerra tecnológica

China dejará de exportar dos minerales claves para la fabricación de chips

El gigante asiático atraviesa uno de sus años más difíciles tras un crecimiento de dos décadas, y comienza a tomar medidas para hacerle frente al otro gigante occidental.

Luego de incorporarse a la Organización Mundial del Comercio a principios del siglo, China no paró de crecer, hasta consolidarse como la segunda economía del mundo, pero la potencia se desaceleró tras la pandemia. El pasado agosto, Pekín impuso restricciones a las exportaciones por motivos de "seguridad nacional" y las ventas al exterior de dos minerales raros esenciales para la fabricación de semiconductores pasaron a cero.

Los minerales raros o "tierras raras" son elementos químicos que aparecen en la tabla periódica y la baja concentración en la que se encuentran los vuelven valiosos a nivel mundial. Existen alrededor de 17 elementos que pueden utilizarse para la industria tecnológica. Son esenciales para la elaboración de chips para teléfonos y computadoras, autos eléctricos, paneles solares y también armas.

Según la Alianza de Materias Primas Críticas, China produce cerca del 80% del galio y el 60% del germanio del mundo. Igualmente, el mes pasado no exportó ninguno de los elementos.

Inversores globales: nuevos paradigmas en una década turbulenta

Cómo Xi Jinping está rápidamente tomando control de la Bolsa en China

Estas restricciones se dan en un contexto de tensión con Estados Unidos, principal competidor que busca contrarrestar China, que el año pasado dispuso de nuevos controles de exportación. El analista internacional, Cristian Riom, explicó que Washington "ha impuesto esos vetos a exportar material tecnológico sensible, fundamentalmente para la industria militar y la vinculada a la Inteligencia artificial".

Esto último afectó a China, dado a que son socios comerciales y una medida contra sus exportaciones mostraron un indicio de represalias, cuando Pekín atraviesa una débil demanda interna y una crisis inmobiliaria.

El especialista en asuntos internacionales indica que "es un capítulo más de la disputa por el poder global, en este caso la restricción a la exportación de esos elementos es una medida de presión para las próximas negociaciones con Estados Unidos y otros gobiernos occidentales para que retiren sus restricciones a la exportación a China de chips y equipamiento necesario para la tecnología de punta".

En agosto, las exportaciones de China sufrieron su mayor caída en más de tres años, según los datos de las aduanas chinas, publicados el pasado miércoles. El impacto de las restricciones ya se ve en el precio del galio que cayó un 20%, según datos del Mercado de Metales de Shangai. Mientras que el precio del germanio, apenas aumentó por su escasez de oferta alcanzando los 10.050 yuanes (US$ 1.376 dólares) por tonelada métrica.

"Seguramente está disputa tendrá un impacto en los precios de la tecnología de punta a nivel global, complicando el desarrollo del sector en los países como el nuestro", concluyó Riom.

Se espera que Washington imponga nuevas restricciones a la fabricación de chips, después de que Huawei, empresa china, presentara el mes pasado el smartphone Mate 60 Pro, que contiene un chip avanzado, y puso "presión política" a Washington para que aumente las sanciones contra la empresa.

Temas relacionados
Más noticias de China
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.