Guerra Rusia-Ucrania: crece el temor a un default ruso, mientras la economía está cada vez más aislada

Las sanciones económicas complican la capacidad del país para cumplir con sus deudas y un escenario de default parece cada vez más probable. Rusia tiene u$s 640 mil millones en reservas, la mitad, congeladas.

El próximo miércoles Rusia debería pagar u$s 117 millones en cupones de dos bonos en dólares. Tiene tiempo hasta el 15 de abril, sumado el período de gracia de 30 días, aunque pocos esperan que cumpla a medida que un eventual default parece cada vez más probable.

Las fechas se acumulan: el 31 de marzo vence otro pago de u$s 359 millones por un bono 2030, y el 4 de abril, otro de u$s 2 mil millones. El Kremlin dijo que permitirá realizar los pagos de deuda en el extranjero, pero sólo usando rublos -que se devaluó cerca de un 60% en las últimas semanas- incluso para los bonos en moneda extranjera.

Sin embargo, Gazprom, la gigante estatal de gas, pagó la semana pasada un bono de u$s 1,3 mil millones en dólares, al igual que la petrolera Rosneft, que tenía pendiente un pago de u$s 2 mil millones, según pudo saber Bloomberg. Se estima que la deuda en el sector corporativo ronda los u$s 200 mil millones, entre dólares y euros.

Moody's dijo que tiene "graves preocupaciones acerca de la voluntad y habilidad de Rusia para pagar sus obligaciones de deuda". Por otro lado, "el alto grado de coordinación entre los países occidentales para imponer sanciones de amplio alcance a Rusia (...) ha afectado significativamente la capacidad del país para garantizar el pago oportuno de sus obligaciones de deuda soberana".

Rusia le pidió ayuda militar a China según Estados Unidos

Las sanciones económicas impuestas a Rusia por Estados Unidos y Europa tras la invasión a Ucrania, con el objetivo de aislar al gobierno de Vladimir Putin de la economía global, dificultan la posibilidad de que el país cumpla con sus deudas, ya sea como represalia o por complicaciones burocráticas.

Pero Occidente, especialmente EE.UU., todavía no ha agotado su capacidad para ordenar nuevas sanciones. En el plano financiero, Gazprombank (el tercer banco más grande del país) fue exceptuado de las sanciones, al igual que Alfa Bank, el mayor banco privado de Rusia. Hasta ahora, EE.UU. tampoco ha sancionado directamente a la Bolsa rusa, aunque lleva dos semanas cerrada.

Aunque menos probable, debido a la reticencia de Europa y la preocupación del presidente estadounidense Joe Biden, por el aumento del petróleo, los países todavía podrían ir un paso más sobre el sector energético ruso, sancionando directamente a sus principales empresas como Rosneft.

Las reservas de Rusia -las cuartas más grandes del mundo, u$s 640 mil millones- están congeladas por EE.UU., la Unión Europea, Reino Unido y Canadá.

Rusia está dispuesta a pagar a sus acreedores extranjeros a condición de que se levante el congelamiento de al menos una gran parte de sus reservas (la mayoría en oro y euros), según el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluano.

El FMI fue el último en sumarse a la lista de instituciones que están advirtiendo sobre un eventual default de Rusia. La directora del Fondo, Kristalina Georgieva, dijo que un incumplimiento ya no es "un acontecimiento improbable". "No es que Rusia no tenga dinero, sino que no puede utilizarlo", dijo y agregó que las sanciones contra el país dificultarán que pueda convertir sus derechos especiales de giro en moneda.

 Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO | Rusia y Ucrania retoman negociaciones mañana y hay más optimismo

En los últimos días, Moody's, Fitch y S&P Global han rebajado la calificación de Rusia desde grado de inversor hasta la categoría de bonos 'basura'. Para Fitch, un incumplimiento es "inminente", mientras que Simon Weaver, de Morgan Stanley, dijo que ven el default como "el escenario más probable".

JPMorgan Chase proyectó un "colapso" de la economía rusa, que podría ser comparable al default de u$s 40 mil millones en 1998. El banco advirtió que el país se encamina hacia una "profunda recesión": prevé que el PBI ruso podría contraerse 7% en 2022.

Pimco es uno de los grandes grupos de inversores mundiales que podrían sufrir pérdidas multimillonarias si Rusia entra en default. El gestor de fondos tenía al menos u$s 1500 millones en deuda soberana y otros u$s 1000 millones en CDS (credit-default swaps), según Financial Times. Goldman Sachs, Payden y Ashmore, también tienen exposición a la deuda rusa, según Morningstar.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.