Efecto pandemia

Estados Unidos: la inflación se dispara a un 5% anual, su mayor ritmo en 13 años

Las autoridades siguen diciendo que se trata de un fenómeno temporal, pero se esperan precios más altos para los próximos meses.

La inflación de los Estados Unidos en mayo cerró con un número más alto del que se esperaba: una suba del 0,6% -que le sigue al 0,8% de abril- y un aumento interanual del 5% en los precios, la mayor aceleración en 13 años. Pero la Administración Biden y la Reserva Federal siguen insistiendo en que es un fenómeno temporal.

"A medida que se contiene el virus, la economía mejora, paso a paso. Los datos de hoy sobre la inflación son el último indicador tanto de que las cosas se están moviendo en la dirección correcta como de que tenemos trabas en la cadena de suministro", dijo Heather Boushey, del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

Un tercio del aumento general estuvo impulsado por el precio de los autos usados y camiones (7,3%); le siguen los muebles para el hogar y pasajes aéreos. Si se excluyen productos más volátiles como alimentos y energía, la inflación núcleo registró un incremento de 0,7% en mayo y la interanual se mantuvo en 3,8%, según datos del Departamento del Trabajo.

Cuál es el "índice del desayuno" que vigila el precio de las materias primas

En particular, la disparada de los autos usados -que si bien bajaron respecto a abril (10%), continúan altos- está atravesada por la escasez de semiconductores que ha dificultado la producción y aprovisionamiento de nuevos vehículos no sólo en los Estados Unidos pero también en otros países como Brasil.

Varios factores han contribuido a la última suba de precios: la reapertura gradual de la economía estadounidense a medida que avanza la campaña de vacunación; el aumento del consumo; los cuellos de botella y la disrupción de la cadena de suministros por falta de insumos en incluso de mano de obra; el llamado ‘efecto base' de los precios de 2020, deprimidos por la caída de la demanda y las restricciones.

La advertencia de Biden: "EE.UU responderá de forma contundente y significativa si el gobierno ruso realiza actividades perjudiciales"

En este contexto, varios sectores -especialmente los republicanos- están preocupados por el sobrecalentamiento de la economía, especialmente si el gobierno sigue inyectando estímulo con los billonarios planes sociales y de infraestructura que impulsa Joe Biden, como parte de su legado presidencial.

Muchos economistas e inversores empiezan a preguntarse si se trata sólo de una cuestión temporal, como espera la Fed, o si la tendencia alcista se consolidará gracias al apoyo masivo a la política fiscal y monetaria.

Estados Unidos comprará 500 millones de vacunas de Pfizer para donar al mundo

Durante el fin de semana, la secretaria Departamento del Tesoro, Janet Yellen, dijo que la inflación podría subir hasta el 3% este 2021, una cifra alta en términos estadounidenses. 

Sin embargo, no está claro hasta qué punto se permitirá que la inflación suba, y durante cuánto tiempo: hasta hace unos meses, el titular de la Reserva Federal, Jerome Powell, se mantenía en su postura de no modificar las tasas de interés mientras que el país no vuelva al pleno empleo -la pandemia destruyó unos 10.000.000 de puestos de trabajo y todavía quedan siete millones por recuperar- y la inflación esté por debajo del 2%, una meta que podría superarse este año. 

Biden revocó la prohibición de Donald Trump sobre TikTok y WeChat

"Lo más probable es que toque pico en los próximos meses. Probablemente veremos lo peor este verano (boreal), y (luego) es probable que las cosas empiecen a volver a la normalidad en el otoño", le dijo en off a Reuters un funcionario de la Administración.

Pese a los nuevos datos de la inflación, por ahora, tampoco se espera que la Reserva Federal cambie su política respecto al bajo nivel de las tasas de interés.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios