Biden apunta a los millonarios de Estados Unidos para financiar su programa social

El demócrata impulsa un programa de u$s 1,8 billón con eje en la educación y otros beneficios sociales. Para financiarlo, espera generar u$s 1,5 billón a través de una suba de impuestos sobre los más ricos

Cerca de cumplir sus primeros 100 días de gestión, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, hablará ante la sesión conjunta del Congreso por primera vez. Se espera que haga un repaso de algunos logros, especialmente en la aceleración de la campaña de vacunación que está impulsando la reactivación económica del país.

Biden también aprovechará el discurso -una suerte de 'el estado de la Unión', aunque no tiene ese nombre- para impulsar su nuevo plan social destinado a las familias americanas.

El programa -la segunda parte del plan de infraestructura por u$s 2,25 billones, que el veterano senador decidió dividir para negociar mejor en el Congreso- de u$s 1,8 billón apunta a mejorar la educación (gratuidad de las universidades comunitarias; mejora de becas; fondos para la contratación y desarrollo de personal docente; educación preescolar universal) y otras medidas sociales como licencias médicas y familiares remuneradas y la ampliación de un programa de comidas gratuitas para los niños.

Cómo es la revolución fiscal de Biden que altera a Wall Street

Pero para financiar el plan, Biden deberá convencer al Congreso de la necesidad de un aumento de impuestos por u$s 1,5 billones. El gobierno apunta a un mayor control desde el Servicio de Impuestos Internos (IRS por sus siglas en inglés), un aumento de la tasa del impuesto a la renta (que pasaría de 37% a 39,6%) para aquellos con ingresos mayores a u$s 400.000; y de las ganancias de capital (que saltaría desde el 20% actual al 43,4% para cuyos ingresos superen el u$s 1.000.000).

"El presidente ha dejado claro que nuestro sistema tributario no funciona cuando un administrador de fondos de cobertura que gana cientos de millones de dólares paga impuestos a una tasa más baja que el conserje que trabaja en su oficina o el ama de llaves en su mansión", escribió la asesora principal de la Casa Blanca, Anita Dunn, en un memo al que tuvo acceso Bloomberg.

EE.UU.: vacunados no usarán barbijo al aire libre ni harán cuarentena por contacto estrecho

Así, Biden no sólo rompe con una vieja tradición tributaria de gravar menos la inversión que otros ingresos como el salario, también termina con un largo historial de bajar impuestos que comenzó en el gobierno de Ronald Reagan y terminó con el masivo recorte de Donald Trump en 2017.

La opción de Biden parece ser más estado: en poco más de tres meses, el presidente ya consiguió el Plan de Rescate Americano por la pandemia (u$s 1,9 billón) y anunció su plan de infraestructura (u$s 2,25 billones que planea financiar en gran parte con un aumento del impuesto corporativo, que pasaría del 21% al 28%) y este nuevo por u$s 1,8 billones orientado a reducir las desigualdades sociales.

EE.UU. prometió repartir 60 millones de dosis de AstraZeneca, pero podría demorarse todo

Le espera una larga negociación en el Congreso, por lo que es probable que el gobierno opte por dividir los planes en batallas más pequeñas.

Biden sabe que tendrá una fuerte resistencia por parte de los republicanos, que suelen ser reticentes a los aumento de impuestos en general, y consideran que las nuevas subas pueden desalentar la inversión y aumentar el desempleo, que sigue alto. Los legisladores están analizando qué partes del proyecto se pueden incluir en el mecanismo de reconciliación, una estrategia para esquivar la mayoría de 60 senadores (los demócratas tiene 50, más el voto de Kamala Harris) necesaria para tratar casi todos los temas salvo algunas excepciones como el presupuesto federal.

Pero es probable que un sector de los demócratas también dude de apoyar el proyecto. Lobistas le dijeron al Financial Times que la oposición podría venir, por ejemplo, de los demócratas 'moderados' de Nueva York, Nueva Jersey, California e Illinois, zonas con impuestos estatales altos que, sumados, podrían elevar la tasa sobre ganancias de capital por arriba del 50%.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios