Castillo supera a Fujimori

Elecciones 2021: Perú pelea voto a voto por el giro a la izquierda o la continuidad del libre mercado

A un día de las elecciones, sigue la incertidumbre por los resultados. La estrecha diferencia entre ambos candidatos, que plantean dos modelos de país totalmente diferentes, podría aumentar la polarización.

La segunda vuelta de Perú promete ser reñida hasta último momento, con Pedro Castillo (Perú Libre) aventajando por menos de 56.590 a Keiko Fujimori (50,1% a 49,3%), en las elecciones más polarizadas de la historia del país.

Con el 95% de las actas escrutadas y una diferencia tan ajustada, el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, Piero Corvetto, explicó que todavía faltaba contabilizar una parte de los votos rurales -que deberían beneficiar en mayor medida a Castillo- y de los peruanos en el extranjero, que se esperan para el próximo martes o miércoles.

Unos 25 millones de peruanos estaban habilitados para votar -si bien el voto es obligatorio en el país, este balotaje reportó un ausentismo de alrededor del 23% mientras la primera vuelta tuvo un récord del 30%-, y cerca de un 4% del padrón (casi un millón de personas) lo hace en el extranjero.

Reñido final en Perú deja a la vista un país dividido y enfrentado

Si bien la primera vuelta el peso del voto en el exterior fue mínimo debido a las fuertes tasas de ausentismo, Corvetto estimó que en este balotaje ese voto podría representar hasta el 1,5% del padrón electoral. Es decir, alrededor de 400.000 votos en una elección que se define por una brecha de unos cuantos miles.

Por ahora, con el 24,5% de los votos en el exterior escrutados, Fujimori supera a Castillo 62,3% a 37,7%, una diferencia de 18.000 votos. Y si bien por ahora la participación sigue siendo baja (menor al 40%), con cerca de un cuarto de las mesas escrutadas la cantidad de votantes ya es similar a la de la elección anterior, por lo que se espera que el voto en el extranjero juegue un rol relevante en este balotaje.

Elecciones Perú 2021: en boca de urna dan por ganadora a Keiko Fujimori, aunque por un margen muy estrecho

Los militantes de Castillo comenzaron a reunirse en el búnker limeño del candidato a medida que los datos oficiales comenzaron a reflejar la ventaja. Un conteo rápido de la consultora Ipsos Perú lo dio por ganador al candidato de Perú Libre (50,2% a 49,8% con un margen de error de 1%), horas después de que la misma consultora había difundo un boca de urna en el que triunfaba Fujimori por 0,6 puntos porcentuales, dentro del margen de error de 3%.

El mercado no recibió bien los números del candidato socialista. Desde el resultado en primera vuelta, cuando Castillo ganó por el 19%, la moneda peruana ha caído un 6%. Sólo hoy el sol se devaluó 2,42%, a 3,937/3,938 por dólar, a un nuevo mínimo histórico, pese a la intervención del banco central que vendió u$s 253 millones.

Pánico entre los empresarios de Perú ante posible victoria de la ultra izquierda

En tanto el índice selectivo de la bolsa de Lima se desplomó un 7,12% con las principales mineras de cobre clave como Cerro Verde y Southern Cooper entre las más castigadas.

"Perú es un país con grado de inversión, por lo que si algo sale mal, podría darnos una sorpresa bastante desagradable", le dijo a Reuters Federico Kaune, gerente senior de cartera global de mercados emergentes de UBS Asset Management. De hecho, Castillo planteó que si gana llamará a una consulta popular para redactar una nueva Constitución en la que el Estado tenga un rol más activo.

"Nada de chavismo" dice el favorito a presidente de Perú, en un guiño a los mercados

Por otra parte, aunque Fujimori prometió una serie de cambios económicos de corte social para salir de la crisis que generó la pandemia, se presenta como una continuidad con las políticas de libre mercado que estableció su padre, Alberto Fujimori, hace tres décadas.

Castillo compite por Perú Libre, el partido liderado por el exgobernador Vladimir Cerrón, acusado y condenado por varios casos de corrupción. Si bien Cerrón ha apoyado públicamente al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, durante la campaña, Castillo ha buscado despegarse del chavismo y alinearse a otras figuras más moderadas del progresismo regional, como el expresidente uruguayo José 'Pepe' Mujica.

Perú y México, dos elecciones clave para el futuro de América latina

La única certeza en este contexto, es quien termine quedándose con la segunda vuelta llegará a la presidencia con un mandato débil, producto del escaso margen, en un contexto de fuerte división social, desencanto con la dirigencia política y una crisis económica y sanitaria como resultado de uno de los peores brotes de coronavirus en el mundo.

Sumado a esto, el oficialismo deberá enfrentarse a un Congreso poderoso (corrió a dos de los últimos cuatro presidentes) y fragmentado en el que ningún partido tendrá mayoría, lo que podría paralizar cualquier reforma importante.


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios