A cuatro días

Brasil: cayó la inflación y Bolsonaro apuesta a la economía para ganarle las elecciones a Lula

Con una elección que todas las encuestas le dan por perdida, el actual presidente busca el impulso del crecimiento económico para recortar la diferencia con Lula.

Las elecciones de Brasil están en la recta final de la campaña que enfrentará a Jair Bolsonaro, actual presidente del país, y Lula da Silva, ex mandatario y candidato del Partido de los Trabajadores (PT). 

En medio de esta disputa electoral, se conoció que la inflación volvió a caer en la primera mitad de septiembre en el gigante sudamericano. Un dato positivo luego de los desequilibrios que produjeron tanto la pandemia como la guerra de Ucrania en las economías del mundo, y en el cual se respalda Bolsonaro para tratar de recortar la distancia de 15 puntos que lo separa de Lula.

El índice local de Brasil llamado IPCA-15 cayó un 0,37% durante la primera quincena de septiembre, una baja más profunda que el 0,2% esperado por los analistas y que representa mejores expectativas a futuro en la economía del país para lo que resta de 2022.

Lula da Silva, candidato del Partido de los Trabajadores (PT), sigue liderando las encuestas a pocos días de la elección presidencial en Brasil.

La inflación de los últimos 12 meses hasta mediados de septiembre alcanzó el 7,96%, muy por debajo del 8,14% pronosticado por los economistas, probablemente respaldando la reciente decisión del Banco Central de pausar su agresivo ciclo de aumento de tasas de interés.

La expectativa económica por las elecciones

La nueva postura que tomó la autoridad monetaria en Brasil ocurrió luego de 12 subas que dispararon los intereses a 13,75%. Esta decisión se diferencia tanto de lo sucedido en Estados Unidos con la Reserva Federal como de la Argentina, donde en ambos lugares decidieron un incremento de tasas.

La economía está en el centro de la escena de los comicios que se realizarán el próximo domingo 2 de octubre por la importancia que le da a estas nuevas cifras Bolsonaro para consolidar su núcleo de votantes e intentar recortarle la diferencia que tiene Lula, cada vez más cerca de ganar en primera vuelta.

Por su lado, el candidato del Partido de los Trabajadores se consolida como favorito en los sondeos previos, lo que provoca una expectativa en el mercado que ya comienza a evaluar quien será su ministro de Economía y así determinar hacia donde irá la política del país.

Ambos candidatos se han comprometido a incrementar los pagos de asistencia social, lo que podría impulsar las presiones inflacionarias en el futuro. En tanto, los recientes recortes de impuestos, que se consideran una medida temporal, expirarán a fin de año y también está en el centro del debate la postura que tomará Lula con respecto a esta medida.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.