Reclamo multisectorial

Alertan que en Paraguay el contrabando se volvió una "situación pandémica"

Representantes de 34 entidades empresarias y profesionales del vecino país se reunieron con representantes del Poder Ejecutivo para exigir controles ante el aumento del ingreso ilegal de mercaderías, que pone en riesgo el empleo formal y las recaudaciones.

La Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), junto 34 entidades empresarias y profesionales más,  se reunieron con autoridades del gobierno del vecino país para reclamarle combatir de manera real "el contrabando que se volvió una situación pandémica y descontrolada que está afectando a la economía formal".

Giuliano Caligaris, vicepresidente segundo de la entidad, refirió insistió en que la falta de controles y un combate real a la problemática que se arrastra desde hace décadas pone en riesgo a todo el sector del comercio formal, desde los productos agrícolas que no les permiten ser competitivos en el mercado, hasta los representantes de marcas internacionales que se encuentran en situación de desigualdad.

Durante la reunión, mencionaron que existe una "vertiginosa, y al mismo tiempo peligrosa, degradación en la labor de las instituciones estatales involucradas en el combate a este flagelo".

Caligaris remarcó que el principal eje está en la logística de ingreso al país de estas mercaderías que lo hacen de manera libre y se termina comercializando en las calles, incluso en las puertas de los comercios legales. "Si esto no se minimiza las empresas formales están en riesgo con esta situación", manifestó.

De una realidad ya crítica con la pandemia, el referente indicó que esta problemática agrava más a los sectores formales y que el contrabando se volvió incontrolable en cada esquina del país.

CONTROLES

Caligaris acotó un dato no menor y comentó que durante el inicio de la pandemia en los meses de marzo, abril y mayo cuando las medidas estrictas del cierre de frontera fueron extremas, el mercado local vio repuntes en la comercialización de marcas internacionales. Hoy, después de un año, expresó que no hay ningún tipo de control y el contrabando está en un pico alto.

Igualmente, mencionó que el mes pasado, el canal de ventas de supermercados, minimercados y estaciones de servicios presentaron una caída del 18%. Lo que refleja que el proveedor local se está viendo afectado por esta situación.

PEDIDOS

Algunos pedidos planteados por el frente durante la reunión fueron el de destituir a los funcionarios involucrados en actividades de contrabando o defraudación, y en forma inmediata ponerlos a disposición de la autoridad fiscal y judicial correspondiente.

Así también, exhortan a restablecer con urgencia los controles desde la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) a los establecimientos comerciales, para garantizar la correcta expedición de los comprobantes legales. Endurecer los controles en los pasos fronterizos.

En todos los casos proceder al decomiso y remate de vehículos que transporten contrabando y la destrucción de las mercaderías y aplicar sanciones más severas previstas en la normativa vigente a los involucrados en cuestiones relativas al contrabando, entre otros puntos.

Por último, Caligaris solicitó que las instituciones gubernamentales cumplan un rol más participativo en los controles y que termine la burocracia del trabajo en conjunto de estas instituciones.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios