Trump acusa a exabogado de inventar historias para negociar con la justicia

El presidente ironizó sobre Cohen luego de que éste hiciera un acuerdo de culpabilidad en un tribunal de NY.

El presidente estadounidense, Donald Trump, acusó a su exabogado Michael Cohen de "inventar historias" para lograr una menor condena, luego de que el letrado se declarara culpable de violar normas de financiación de campañas electorales, lo cual afecta directamente al mandatario. 

El martes, Cohen testificó que en el 2016, el entonces candidato presidencial Trump le ordenó cometer un delito y por ende, actuó "bajo dirección del candidato", al organizar pagos antes de las comicios para silenciar a dos mujeres -la actriz de cine porno Stormy Daniels y la exmodelo de Playboy Karen McDougal- con las que habría tenido relaciones sentimentales "con el objetivo principal de influir en las elecciones", implicando explícitamente a Trump en esos posibles delitos.

El abogado de 51 años se entregó al Buró Federal de Investigaciones (FBI) e hizo esta declaración en el marco de un acuerdo de culpabilidad por ocho cargos en una corte federal en Manhattan, que incluyen evasión de impuestos, fraude bancario y violaciones de normas de financiamiento de campaña.

Michael Cohen plead guilty to two counts of campaign finance violations that are not a crime. President Obama had a big campaign finance violation and it was easily settled!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 22 de agosto de 2018

El jefe de Estado opinó incluso que las violaciones a la financiación de campaña que señaló Cohen "no fueron un delito", más allá de que sí lo serían si se consideraran un aporte ilegal a su campaña.

En tono irónico y para recalcar su desagrado con la supuesta pérdida de lealtad de su exletrado, Trump tuiteó que "¡si alguien está buscando a un buen abogado, le sugeriría con contundencia que no contratara los servicios de Michael Cohen!".

En paralelo a las declaraciones de Cohen el martes, el exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, fue encontrado culpable por un tribunal de Virginia de ocho de los 18 cargos de fraude de los que lo acusaba el fiscal especial para la trama rusa, Robert Mueller. 

Revés para Trump: su exjefe de campaña fue condenado por ocho delitos de fraude fiscal https://t.co/oltjfuKA4L pic.twitter.com/wBPCQ5MbHm

— Cronistacom (@Cronistacom) August 22, 2018

Tras cuatro días de deliberaciones, el jurado arribó a un acuerdo de culpabilidad en ocho de los cargos: cinco de fraude fiscal, dos de fraude bancario y uno por ocultar cuentas bancarias en el extranjero, al tiempo que se declararon nulos los otros diez cargos por los que había sido juzgado.

Manafort, de 69 años, había sido enviado a la cárcel el 15 de junio tras haber intentado influir en las declaraciones de al menos dos testigos, lo que colmó la paciencia de la jueza de su otro juicio pendiente, que lo puso en arresto domiciliario desde octubre, cuando se entregó al FBI.

Trump intervino para expresarle su apoyo a Manafort, al tuitear que "la 'Justicia' tomó un caso de impuestos de hace 12 años, entre otras cosas, aplicó una tremenda presión sobre él (Paul Manafort, su exjefe de campaña) y al revés que Michael Cohen, rehusó 'derrumbarse' -inventar historias para lograr un 'pacto'". Y agregó: "¡gran respeto por un gran hombre!".

I feel very badly for Paul Manafort and his wonderful family. “Justice took a 12 year old tax case, among other things, applied tremendous pressure on him and, unlike Michael Cohen, he refused to “break - make up stories in order to get a “deal. Such respect for a brave man!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 22 de agosto de 2018

Salvo Fox News, explícitamente afín a Trump, los principales medios de comunicación estadounidenses coincidieron hoy en comentar que el mandatario queda en una situación vulnerable con las declaraciones de Cohen. 

The Washington Post apuntó que "el mayor miedo de Trump se hizo realidad" y The New York Times evaluó que se quebró la estrategia defensiva que tenía hasta ahora el mandatario quien desde el inicio de las investigaciones desacreditó a Mueller y siempre afirmó que no había hecho nada malo y sólo contrataba a las mejores personas, cuando en realidad distinguía a estafadores.

Para CNN esto se asemeja a una lucha de boxeo donde Trump recibió una doble trompada en la mandíbula con la difusión casi simultánea del acuerdo de culpabilidad de Cohen y la condena a Manafort. 

Tags relacionados