Perú tuvo tres presidentes en menos de cinco años: ¿Qué pasó?

Juicios políticos y renuncias anticipadas, una constante de los últimos años, no sólo en Perú sino en otros países de América latina: la corrupción y la crisis económica como factores que se juntan y legisladores que abandonan al mandatario. 

En menos de cinco años, en Perú asumió hoy la presidencia un tercer funcionario: el hasta ahora líder del Congreso unicameral, Manuel Merino.

Lo hizo luego de que ese mismo Congreso destituyera ayer a Martín Vizcarra que en 2018, siendo vicepresidente desde 2016, asumía el máximo cargo ante la renuncia del mandatario Pedro Pablo Kuczynski (PKK), por acusaciones sobre su implicación en los sobornos de la constructora Odebrecht.

En estos dos años Vizcarra no contó con el apoyo del legislativo, en parte porque la agrupación de Keiko Fujimori no había reconocido la victoria electoral de PKK, y en parte porque legisladores tránsfugas lo dejaron solo. En los últimos dos meses, el Congreso lo sometió a dos juicios políticos, acusándolo de corrupción, y con el segundo, lo expulsó del poder.

No es algo aislado, sino que en los últimos años, los mandatos incompletos son un fenómeno que se viene repitiendo en América latina, "donde esta inestabilidad es propia o típica de estas democracias de la tercera ola -desde los años 80-", evaluó la doctora Constanza Mazzina, especialista en política latinoamericana.

"En el marco de la debilidad de los presidentes, que en América latina parecen fuertes pero que sin ese contingente legislativo se quedan solos y débiles frente a sus parlamentos. Sumado a que Perú viene hace años con una marcada inestabilidad presidencial, de un Parlamento que es cada vez más fuerte", al aclarar que Vizcarra era vicepresidente y estaba completando el mandato de PKK.

Alcanza con un veloz raconto histórico: desde la presidencia de Alberto Fujimori y su autogolpe en 1992; la vuelta de Alan García a la presidencia en los años 2000 y su suicidio en 2018, envuelto en escándalos de corrupción. Ollanta Humala y su esposa, acusados de corrupción por el caso Odebrecht en 2017, y Alejandro Toledo por el mismo caso, arrestado en el 2019 en EE.UU. 

"Son presidencias viciadas por escándalos de corrupción y lo que une a los casos de los años 2000 de juicios políticos y renuncias anticipadas, en general son dos factores que se unen: crisis económica y escándalos de corrupción; y lo que termina ocurriendo es que los legisladores que apoyaban al presidente o eran parte del contingente legislativo de estos presidentes, terminan abandonándolo", indicó Mazzina.

Por lo pronto Merino, actual líder de la primera minoría legislativa, Acción Popular, confirmó la convocatoria a elecciones para abril y su finalización del mandato para julio de 2021.

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios