El FMI ratificó su apoyo a Lenín Moreno, a pesar del revés en la Asamblea Nacional

El gobierno no pudo pasar un proyecto de ley clave para reducir el déficit fiscal, que ya alcanza los u$s 3.600 millones

El Fondo Monetario Internacional dijo ayer que continuará trabajando con Ecuador en el avance de sus reformas económicas,  a pesar del revés que sufriera el presidente Lenín Moreno cuando la Asamblea Nacional rechazó un proyecto de ley clave para abordar el abultado déficit fiscal, estimado en unos u$s 3.600 millones (más del 3% del PBI) sólo en 2019.

"El personal del FMI sigue estrechamente comprometido con las autoridades y continuará trabajando con el gobierno ecuatoriano mientras avanza en las reformas económicas que propone", publicó el vocero del FMI, Gerry Rice, en la cuenta oficial del organismo.  Ecuador había empezado la semana con una de las tasas de riesgo país más alta de los últimos 3 años: 1128 puntos.

El mapa de la protesta social que redefine la política en Sudamérica

En febrero pasado, Ecuador acordó con el FMI un crédito por u$s 4.200 millones (el organismo ya concretó dos desembolsos por u$s 900 millones) con un programa económico a tres años. Sin embargo, Moreno todavía no ha podido poner en marcha algunos puntos fundamentales de su programa,  por la oposición de organizaciones sociales, gremios empresariales y partidos políticos.

La confirmación del FMI –que había condicionado un eventual desembolso de u$s 500 millones a la modificación de la cuestión tributaria– es un gesto hacia el oficialismo, que sigue encontrando fuertes resistencias para imponer reformas económicas. De hecho, el proyecto de ley de Crecimiento Económico (que contaba con 404 artículos) contó con el apoyo de 32 legisladores oficialistas solamente, de los 133 que estaban presentes. El paquete de reformas tributarias y monetarias apuntaba a recaudar más de u$s 700 millones para el próximo año.

El presidente de Ecuador, sin embargo, advirtió que insistirá en las medidas (ratificando el principio de "quienes más tienen, más paguen" que esgrimió en octubre pasado) y que enviará una nueva propuesta con  algunas "buenas ideas" del proyecto que fue negado y archivado por los asambleístas.

Ecuador: el Congreso debate nueva propuesta económica del gobierno tras diálogo que desactivó protestas

Los asambleístas también están analizando el presupuesto para el 2020 presentado por el gobierno –se espera bajar su déficit fiscal en unos u$s 237 millones el próximo año– que suma unos u$s 35.500 millones, e incluye una cuenta para la compra de derivados de petróleo y una reducción en subsidios a los combustibles.

A principios de octubre, la eliminación de los subsidios a la nafta (sobre la que Moreno finalmente tuvo que dar marcha atrás) había motivado una serie de protestas que paralizaron a Ecuador y dejaron como saldo 8 muertos.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, aseguró a un medio local que el acuerdo con el FMI "se mantiene", pero tiene que "encontrarse un nuevo equilibrio" por el cambio en los planes del gobierno. "Es positivo saber que ese acuerdo se mantiene, la voluntad de acompañar al gobierno nacional y que en las próximas semanas podamos presentar un nuevo rostro de ese acuerdo", explicó Martínez. El FMI ha hecho énfasis en la necesidad de una reforma tributaria, monetaria y del mercado laboral, como aspecto claves.

Tags relacionados