Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El FBI recomienda no incriminar a Hillary en el caso de los emails

La agencia de investigaciones concluyó que "no hay cargos adecuados" para acusar a Clinton por el uso de correos electrónicos privados en la función pública

Obama, preparado para "pasar el bastón" de mando a Hillary

Obama, preparado para

El director de la agencia de investigaciones estadounidenses (FBI), James Comey, anunció ayer que no recomendará a la Justicia que se presenten cargos contra la virtual candidata presidencial demócrata Hillary Clinton por el manejo de información clasificada cuando se desempeñaba como secretaria de Estado, un alivió que llegó el día que abrió su campaña electoral junto al presidente Barack Obama.

El uso de un correo electrónico privado cuando era jefa de la diplomacia entre 2009 y 2013 derivó en investigaciones que mantuvieron en vilo a la ex primera dama, afectaron su reputación y aportaron material para las críticas de sus rivales, en especial el republicano Donald Trump, que lo usó como un latiguillo para endilgarle a Hillary ser poco confiable y no estar preparada para el Ejecutivo.

"Aunque hay evidencias de potencial violación de los estatutos que rigen el uso de información clasificada, nuestra opinión es que ningún fiscal razonable presentaría cargos en este caso", afirmó ante periodistas Coney, para quien no existe "clara evidencia" de que Clinton buscó violar las leyes. Aunque acusó a ella y sus colaboradores de ser "extremadamente descuidados en el manejo de información muy sensible, altamente clasificada".

El anuncio de Coney retiró prácticamente de escena el riesgo de un proceso en la justicia contra Hillary en plena campaña por la Casa Blanca, aunque la decisión final está en manos de la Secretaria de Justicia y Fiscal General, Loretta Lynch. Y despejó los cuestionamientos que había abierto la semana pasada el encuentro entre Lynch y el ex presidente Bill Clinton en un aeropuerto de Arizona. La fiscal cruzó las sospechas argumentando que no había discutido la investigación con el marido de Hillary, y admitió que respetaría la posición del FBI. Hillary declaró más de tres horas el sábado ante el FBI para sostener su defensa en el caso.

Trump consideró ayer la decisión del FBI "muy, muy injusta". Clinton "comprometió nuestra seguridad nacional. Y no hay cargos. Wow!", apuntó en un tweet, decidido a seguir alimentando la polémica. El excéntrico magnate acusa a la ex primera dama de integrar la élite política enquistada en Washington, que rechaza.

"Estoy aquí porque creo en Hillary Clinton", lanzó Obama en el primer acto de campaña junto a la demócrata en Charlotte, y dijo estar listo para "pasarle el bastón" de mando. Ambos llegaron desde Washington a bordo del Air Force One.