Boris Johnson presenta una ley que modifica el acuerdo del Brexit y escala la tensión con la Unión Europea

El premier británico pidió a los diputados que aprueben su nueva Ley de Mercados Internos, que cambia el acuerdo del Brexit y con la que pretende evitar una aduana interior entre los territorios que conforman la isla de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, exhortó hoy a los diputados británicos a ignorar las preocupaciones de la Unión Europea (UE) y a aprobar la nueva Ley de Mercados Internos, que modifica el acuerdo del Brexit.

Johnson sostiene que es la única forma de evitar "interpretaciones irracionales" que deriven en una "frontera" en el mar de Irlanda

Londres presentó hoy la Ley de Mercados Internos, con la que pretende evitar una hipotética aduana interior entre los territorios que conforman la isla de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. La legislación supondría la alteración del protocolo pactado sobre Irlanda del Norte, planteado entre otras razones para evitar una frontera física en el Úlster.

Ante la Cámara de los Comunes, el premier dijo que su gobierno aspira a "garantizar la integridad del mercado interno de Reino Unido" con una "red legal de seguridad" que evita, en su opinión, "interpretaciones extremas o irracionales" de los compromisos firmados.

Estas interpretaciones "podrían llevar a una frontera en el mar de Irlanda", opinó, al decir que es una variable que considera "perjudicial" también para el mantenimiento los acuerdos de paz de Irlanda del Norte. "Esa tiene que ser nuestra prioridad", lo citó la BBC.

Xinhua

Las voces críticas, algunas dentro del bando conservador como la ex primera ministra Theresa May, sostienen que la nueva ley sentaría un grave precedente al suponer un incumplimiento de los compromisos firmados. El ministro británico para Irlanda del Norte, Brandon Lewis, incluso admitió ayer ante el Parlamento que Reino Unido estaría violando el Derecho Internacional.

A ese potencial incumplimiento se refirió hoy la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, "muy preocupada" por la deriva política en Londres. "Violaría el Derecho Internacional y minaría la confianza", ha advertido, en plenas negociaciones entre las partes para consensuar el marco legal de la relación que mantendrán a partir del 1 de enero de 2021.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario Marios Sefcoviv, encargado de supervisar la aplicación del acuerdo del Brexit, pidió una reunión extraordinaria para que las autoridades británicas puedan responder a la "graves preocupaciones" que genera la nueva ley, y subrayó que "el Acuerdo de Retirada no está abierto a renegociarse".

Tags relacionados

Más de Internacionales

Compartí tus comentarios