Variante Delta: Estados Unidos aprueba tercer dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna, mientras se desbordan los hospitales

La FDA aprobó una dosis de refuerzo solamente para personas con problemas inmunitarios, que se estima es alrededor del 3% de la población

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó una dosis de refuerzo de las vacunas de Pfizer y Moderna para las personas inmunocomprometidas. Se trata de alrededor de un 3% de la población, según estimaciones de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC).

Las personas trasplantadas o con problemas inmunitarios podrán recibir una dosis de refuerzo de la misma vacuna con la que fueron inmunizados antes. La mezcla de vacunas de ARNm para la tercera inoculación se permitirá si la dosis original no está disponible.

"Tras una revisión exhaustiva de los datos disponibles, la FDA determinó que este grupo pequeño y vulnerable puede beneficiarse de una tercera dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech o Moderna", dijo Janet Woodcock, comisionada interina de la FDA.

Estados Unidos en alerta Delta: las preocupantes cifras de contagios e internados, qué estados son los más complicados

"El resto que está completamente vacunado está adecuadamente protegido y no necesita una dosis adicional de la vacuna Covid-19 en este momento", aclaró.

La decisión de la FDA no se aplicará a las personas que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson de una dosis, dijeron los CDC, porque todavía no hay datos suficientes para respaldar la necesidad de dosis extras.

En algunos estados, los no vacunados están entrando en cuidados intensivos a un ritmo similar al de la segunda ola de diciembre. Los vacunados se están dando cuenta de que vivir un verano (boreal) sin medidas de distanciamiento social pudo haber sido tan sólo una fantasía, y ahora están volviendo a calcular los riesgos de ir al trabajo, ver a sus familiares y circular en sociedad.

Variante Delta: para uno de los creadores de la vacuna AstraZeneca es imposible alcanzar la inmunidad de rebaño

La trayectoria de la variante Delta comenzó en la región de los Ozarks y el sur del país, en estados y regiones con bajas tasas de vacunación. Pero la ola ha demostrado que incluso las zonas mejor vacunadas siguen sin tener suficiente inmunidad contra la variante, de mayor transmisión.

En Texas, donde sólo la mitad de la población está vacunada, el gobernador Greg Abbott le pidió a los hospitales que pospusieran las cirugías programadas y ordenó al departamento de salud que buscara ayuda de médicos y enfermeras de otros estados.

En todo el país, los funcionarios informaron de un número alarmantemente reducido de camas de cuidados intensivos disponibles. En Arkansas -otro de los estados con baja tasa de vacunación- sólo quedaban ocho. El gobernador, Asa Hutchinson, tuiteó: "Hemos visto el mayor aumento de hospitalizaciones en un solo día y hemos eclipsado nuestro anterior máximo de hospitalizaciones Covid".

Vacaciones en Uruguay: confirman la reapertura de fronteras para septiembre

Las hospitalizaciones en las zonas altamente vacunadas también están aumentando, aunque con mayor lentitud.

En Florida, la ocupación de la unidad de cuidados intensivos para adultos se ha disparado a 5804; eso es un aumento de más de siete veces sólo desde mediados de julio. Algunos hospitales incluso tuvieron que reconvertir las salas de conferencias y cafeterías en áreas para pacientes.

En todo el país, se espera que la ocupación de los hospitales siga aumentando en las próximas semanas, según las proyecciones del Instituto de Métricas y Evaluación Sanitaria de la Universidad de Washington.

Los modelos muestran que el aumento debería alcanzar su punto máximo en la tercera semana de agosto y que las muertes empezarán a descender a finales de septiembre, según Ali Mokdad, profesor del instituto.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios