Tecnología

La nueva moda de los jóvenes que ya genera millones en ventas: compran por streaming

La nueva propuesta de comercio digital busca mejorar la comunicación con los clientes, replicar la inmediatez y cercanía de la compra presencial y aumentar las tasas de conversión

Uno de los desafíos más grandes para el e-commerce es lograr transmitir la experiencia que el consumidor vive en cualquier tienda. El live shopping  o live streaming commerce son transmisiones en vivo hechas para vender un producto o servicio y que buscan replicar la inmediatez y cercanía de la compra presencial.

El formato es similar al antiguo "Llame ya" de los 90, pero vuelve a tener vigencia debido a la rápida adopción del comercio electrónico como consecuencia de la pandemia. 

Según Statista, la proporción de encuestados que realizaron compras vía streaming aumentó en un promedio de 76% en todo el mundo con respecto a 2019.

Minu Chlapowski, Chief Marketing Officer de GoJiraf, la primera herramienta de live shopping de la Argentina, lo define como "la combinación perfecta entre el video en vivo y la posibilidad de concretar la compra en el acto".

"Para las marcas esto tiene dos grandes beneficios. Se obtiene una conversión significativamente mayor que la del ecommerce tradicional. Si normalmente tiene una conversión promedio de 1,8%, el liveshopping a nivel global maneja conversiones de entre 8% y 30% dependiendo de la categoría", explica. Es decir, más de 10 veces lo anterior.

"La segunda tiene que ver con la calidez del vínculo con la audiencia. Es traer la experiencia de la tienda física, de la relación con las vendedoras, al mundo virtual", completa.

En América latina, la adopción va adquiriendo popularidad entre las marcas. Según Germán Torres, director SBU commerce de Snoop Consulting, se espera para 2023 que toda la región alcance los u$s 116 billones con ventas con esta modalidad.

Si bien las categorías más afines son las textiles, seguida de belleza y decoración, Chlapowski aclara que las posibilidades son infinitas.

En cuanto a costos, el acceso es relativamente accesible y varía en función del nivel de producción. "VTEX contiene Live Shopping en su plataforma realizando un pago extra. Las tarifas parten de u$s 99.99 hasta 200 minutos", refiere Torres.

Para las pymes "el costo de implementación con diferentes planes - dependiendo si es modalidad uno a uno, o para eventos masivos- está en el orden de $ 15.000 mensuales", comenta la ejecutiva de GoJiraf.

"También se pueden hacer transmisiones a través de redes sociales con el solo hecho de tener una cuenta. Por ejemplo, Facebook tiene la función "Compras en vivo". Del mismo modo, en Instagram existe Instagram Live Shopping y, en Tik Tok, la funcionalidad Tik Tok Shopping permite vender sin salir de la aplicación" agrega.

EXPERIENCIA LOCAL

Por el lado de las marcas, Despegar ya realizó su primer live shopping el 17 de diciembre con buenos resultados. "Durante la hora y media tuvimos más de 20.000 personas conectadas a través de YouTube, Instagram y desde la transmisión en el site de Despegar", relata Laura Amoros, gerente Senior de Marketing de la agencia.

El live shopping de Despegar

Para Amoros, esta fue una forma de adaptarse a los hábitos de consumo de sus clientes. 

"Todas las ofertas que promocionamos tuvieron un incremento marcado en búsquedas en el site y su posterior venta, principalmente para los destinos nacionales", agrega.

Lejos de parecer una moda, para la experta el formato llegó para quedarse. "El live shopping es una propuesta innovadora que recoge todas las características para volverse una herramienta habitual para las marcas, no solo por sus grandes resultados sino por la instancia de encuentro con los clientes".

Matias White, fundador de Panza, una pyme que comercializa trajes de baño, cuenta por qué tomaron la decisión de usar live shopping como estrategia de ventas: "lo vimos como una oportunidad de hacer algo innovador y sumar una forma de interacción con los clientes".

"La experiencia fue muy desafiante y divertida. Para el último evento, hicimos una feria navideña que preparamos por varias semanas y después todo se resume a 30 minutos de venta", recuerda White.

Como aprendizajes, destaca la importancia de ofrecer soporte a los clientes y poner foco en la generación de tráfico. "Tuvimos como anfitriona a la estilista Maite Irazu que nos ayudó a amplificar nuestra audiencia", comenta.

En cuanto a los resultados, para el negocio se trató de un éxito: obtuvieron una tasa de conversión de 27% frente al 1% acostumbrado en el ecommerce.

OTRAS TENDENCIAS

En este contexto de innovación de las marcas, hay otras tendencias que comienzan a ver la luz. Marcas como Nike, H&M o Gucci ya están creando tiendas y desfiles virtuales para aprovechar el metaverso. No obstante, Latinoamérica aún tiene mucho por crecer en materia de e-commerce.

Metaverso de Nike

"En términos operativos y de logística, se deben mejorar las entregas rápidas (y no solo en AMBA), y los procesos de devoluciones o cambios, hoy tan tediosos para el consumidor y tan ineficientes y costosos para la empresa", sostiene Chlapowski.

De la mano del comportamiento de los consumidores, Torres señala que existe una fuerte orientación hacia la sostenibilidad, donde las ganadoras serán aquellas marcas que tengan procesos de producción amigables con el ambiente.

"Otras tendencias son la hiperpersonalización y la experiencia de usuario (CX). Las personas quieren recibir mensajes que cada vez más estén alineados con sus intereses y gustos particulares. El desafío es conocer a cada consumidor y responder a sus necesidades de manera omnicanal", resalta.

Tags relacionados
Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios