Inflación

Motosierra: los "trucos" para ahorrar hasta $100.000 en tus consumos digitales

Tras las medidas tomadas por el Gobierno, muchas personas están considerando dar de baja a varios de los servicios digitales a los cuales están suscriptos. Cuánto se puede ahorrar.

En esta noticia

Con las nuevas medidas del Gobierno nacional, un paquete de emergencia que apunta a bajar el déficit fiscal, los expertos auguran un posible aumento de la inflación durante los próximos meses. 

Este hecho, sumado a la promesa de no modificar el salario de los empleados estatales, así como la desregulación del aumento de jubilaciones, hace prever un enfriamiento de la economía. Y, de cara a los consumidores, esto se traduciría en una menor capacidad de compra. 

Conviene entonces comenzar a revisar los consumos de servicios digitales que se pagan todos los meses y que, al ser lo que se conocen como "gastos hormiga", no suelen detectarse tan fácilmente a la hora de pensar el presupuesto familiar.

Lo más obvio: Netflix y el resto de los servicios de streaming

Netflix y los servicios de streaming aumentarán debido a las nuevas medidas. (Fuente: Shutterstock)

A partir de enero, Netflix implementará un incremento en los precios de sus distintas modalidades de suscripción. La compañía informó a sus usuarios mediante un comunicado, recordándoles que el costo final incluirá el valor del dólar en la fecha de cada pago.

Así, los nuevos precios son los siguientes:

  • Plan Básico: $ 2499 ($6397 con impuestos)
  • Plan Estándar: $ 4199 ($10.749 con impuestos)
  • Plan Premium: $ 5799 ($14.845,44 con impuestos)
  • Miembro extra: $ 1399 ($2182,44 con impuestos)

Estos valores prácticamente duplican lo que se venía pagando. Como puede verse a simple vista, quien paga por cuatro pantallas (Premium) está abonando más del doble que quien solo paga por una. En este caso, el usuario deberá ajustar el plan a los consumos reales de la casa y pensar si realmente necesitan tantas. 

Lo mismo corre para el plan de dos pantallas (Estándar) cuando lo usan dos personas. Ahora, claro, ya no se pueden compartir cuentas (dado que cada miembro extra que usa el servicio fuera del lugar habitual de consumo debe pagar un extra), así que la posibilidad de pedir una cuenta prestada ya no existe. 

En cualquier caso, aquí el ahorro está en el orden de hasta los $ 8000, si se pasa de un plan Premium a uno Básico.

Por otro lado, hay que considerar todos los otros servicios de streaming que existen: Amazon Prime Video ($ 1599), Disney+ (y Star+, que anunció que se une al de Mickey, en total son $ 1999), Paramount+ ($ 344,25) y Max (ex HBO Max, $ 1590), por citar los más utilizados en la Argentina, en base a datos del sitio especializado en streaming FlixPatrol. También hay que considerar Apple TV+ (u$s 6,99) y el dedicado al cine arte, Mubi ($ 1499).

En todos estos casos, se pueden prestar las cuentas (el caso de Apple es especial, dado que para hacerlo hay que incluir a las personas dentro del grupo familiar; esto se puede hacer desde la configuración del dispositivo) sin mayores problemas por el momento. Así que quien tenga Amazon Prime Video puede intercambiar cuenta con quien use Max. 

En total, todos estos consumos suman -al día de hoy- la suma de $ 16.200 aproximadamente (sumando Star+, Mubi y el valor en pesos de Apple Tv+). 

Para quienes tengan todos los servicios nombrados, si se saca el 50% que surgiría de compartir cuentas, el ahorro puede llegar alrededor de los $ 8000. En total, sumando lo ahorrado por Netflix, la baja del consumo rondaría los $ 15.000.

El cambio de servicio de telefonía

Ya está confirmado el aumento en la telefonía celular (Fuente: Unsplash)

Las compañías de telefonía celular van a aumentar las tarifas gracias a una de las últimas medidas del Gobierno de Alberto Fernández, que les permitió un incremento de 4,5%. A esto hay que sumar los aumentos que terminen produciéndose luego del esperado salto inflacionario de los próximos meses.

Así las cosas, los usuarios deben pensar en reducir sus planes de servicios para pagar menos. Por ejemplo, en Movistar, y de acuerdo a la oferta comercial vigente, el plan más caro es el de 10 gigas es de $ 18.150, que con un descuento de casi 50% durante 24 meses $ 9400 para clientes nuevos. Pero, el abono más económico -de 3 gigas- es de $ 8100 por mes, con un valor de $ 4100 durante dos años. 

En Claro, el plan pospago (con abono) más grande es el de 25 gigas de $ 25.300 al mes, que con descuento de nuevos clientes queda en $ 17.710. Mientras tanto, el plan más barato es de $ 6600 al mes, que se traduce en $ 4620 con descuentos. Además, hay planes prepagos que exigen $ 800 de recarga al mes por 2 gigas y otros beneficios.

Personal, por su parte, tiene un plan de 8 gigas por $ 13..426 con descuento por tiempo determinado, mientras que el más barato es el de 3 gigas de $ 6769. 

La última opción, al menos dentro del AMBA, es Tuenti. La compañía low-cost propiedad de Telefónica ofrece 12 gigas por su paquete más de caro de $ 3500, y luego se pueden agregar packs de recarga. Es la posibilidad más económica.

Entonces, para quien este abonando alrededor de $ 15.000 por su plan de telefonía móvil, con las opciones más económicas pueden ahorrar hasta $ 10.000.

Los videojuegos, fundamental: ¿por sí o por no?

Las plataformas de videojuegos sufrieron grandes aumentos (Fuente: Pixabay)

El videojuego siempre será un producto caro, y los gamers lo tienen bien claro, pero existen alternativas para adquirir títulos y que el costo no sea exorbitante. El principal aliado en estos momentos es Xbox, disponible tanto para la consola homónima como para PC con Windows. 

La tienda del espacio de gaming de Microsoft se mantiene con sus precios pesificados y pueden conseguirse juegos a valores más caros que hace unos meses pero igualmente accesibles. Además, Xbox cuenta con su servicio de suscripción Gamepass, que se mantienen en $ 3000 al mes. Esto da acceso a un catálogo extenso de juegos que se actualiza constantemente. 

Los usuarios de PlayStation la tienen más complicada pero en su caso lo mejor sigue siendo apostar al servicio PS Plus, en su pase anual de u$s 107 (arriba de $ 140.000 al cambio oficial), que también ofrece juegos gratuitos que se actualizan mensualmente. 

Las tiendas digitales como Steam en PC, que hasta muy poco tenían precios muy recomendables, se dolarizaron y se volvieron menos competentes. Pero el mencionado espacio tiene constantemente rebajas temporales en las que se pueden conseguir títulos a precios no tan por las nubes.

En términos de ahorro, lo cierto es que el gamer más activo difícilmente evite comprar juegos, pero probablemente haga menos compras compulsivas producto de las ofertas o los precios muy accesibles que tenía Steam. 

Serán meses de rebusque en donde la mayor inversión en juegos estará destinada a uno solo, desembolsando de $ 50.000 para arriba, en lugar de un combo más grande. Aunque siempre eso depende del bolsillo de cada uno. El ahorro en sí quedará destinado para la época de rebajas.

Otros servicios, con Google a la cabeza

Hay otros servicios que se usan todos los días pero que cuesta dejar de lado. El primero, claro, es el espacio de Google (que incluye Gmail y Drive), cuesta u$s 9,99 ($ 13.120) los 2 terabytes. Pero con u$s 2,99 ($ 3936) por mes se consiguen 200 gigas de espacio, lo que debería resultar suficiente para casi cualquiera. Unos $ 9000 menos.  

Además, para quienes usan YouTube Premium para evitar los anuncios de los videos, los valores son realmente económicos. El Plan individual cuesta $ 1738, y el Familiar, $ 3138, con impuestos incluidos. Además, incluye una suscripción e YouTube Music, y esto lleva al posible próximo recorte: la suscripción de Spotify, que se puede cubrir justamente con YouTube Music. El Plan Familiar ronda los $ 2547, con impuestos, de acuerdo al sitio Impuestito.  Así que aquí hay una suscripción en la que puede ahorrarse.

Como lo que el usuario valora son las playlists de Spotify, se puede usar  Soundiiz, una plataforma que permite pagar para mover las listas de un servicio de streaming de música a otro. Cuesta 6,25 euros al mes, pero con contratar un mes alcanza y sobra, pues si hay que hacerlos con varios usuarios del hogar, se desconecta los servicios de un usuario para sumar los de otros. 

En total, los ahorros pueden ser muy grandes, y considerando todos los ahorros por video juegos, más los ahorros por consumos de streaming de video y música, los ahorros totales estarían alrededor de los $ 100.000. Pero, incluso quienes consumen menos seguramente podrán achicar sus gastos hormiga en los servicios digitales y, además, evitar pagar en moneda verde, que tanto se está encareciendo en estos días. 

Temas relacionados
Más noticias de Inflación

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.