Elon Musk, la persona más rica del mundo, dice que no tiene casa propia y duerme en el sofá de sus amigos

El hombre más rico del mundo tampoco posee yates ni toma vacaciones, pero tiene un avión para ahorrar tiempo.

El CEO de Tesla contó que no tiene casa propia y que se queda en los sillones de sus amigos: "Ahora mismo ni siquiera tengo una casa, me quedo literalmente en casa de amigos", dijo Elon Musk en una entrevista en vídeo publicada el lunes con Chris Anderson, jefe de los organizadores de la conferencia TED.

"Si viajo a la zona de la bahía, que es donde está la mayor parte de la ingeniería de Tesla, básicamente voy rotando por las habitaciones libres de amigos", ha añadido Musk.

La última 'locura' de Elon Musk: su agresiva oferta para comprar Twitter incluye una 'amenaza' a los accionistas

"Píldora venenosa": de qué se trata la estrategia de Twitter para frenar la compra de Elon Musk

Musk, que tiene un patrimonio neto estimado en u$s 251.000 millones de dólares según Bloomberg, ha sido criticado por sus facturas de impuestos comparativamente bajas, así como otros megamillonarios.

"Sin duda, sería muy problemático si estuviera gastando miles de millones de dólares al año en consumo personal, pero ese no es el caso", ha señalado Musk a Anderson, añadiendo que no tiene un yate ni toma realmente vacaciones, aunque es famoso por tener un jet personal.

"No es que mi consumo personal sea elevado. Quiero decir, la única excepción es el avión, pero si no uso el avión entonces tengo menos horas para trabajar", ha explicado, reconociendo que su riqueza neta era, sin embargo, "descabellada".

Por lo que, a pesar de ser la persona más rica del mundo, los comentarios de Musk parecen confirmar que no tiene una casa permanente.

En mayo de 2020, tuiteó su intención de vender todas sus posesiones y que "no tendría casa". También se creía que Musk vivía en una pequeña casa prefabricada de u$s 50.000, que alquilaba a SpaceX.

En una entrevista reciente con Vanity Fair, Grimes, la ex pareja de Musk, dijo que a veces vivía "por debajo del umbral de la pobreza". Se negó a comprar un nuevo colchón después de que su lado tuviera un agujero, dijo ella.

Y en 2015, el cofundador y entonces CEO de Google, Larry Page, dijo que a veces, cuando Musk visitaba Silicon Valley, le enviaba un correo electrónico y le decía: "No sé dónde quedarme esta noche. ¿Puedo quedarme?".

La entrevista pregrabada de Musk se produce después de que hablara con Anderson en directo en una conferencia TED el 15 de abril, y abordara su intento de compra de Twitter.

Durante el evento en directo, Musk reconoció que es posible que no pueda adquirir la compañía, pero que "técnicamente" podría permitírselo.

"Tengo suficientes activos", ha dicho, sin dar más detalles. La mayor parte de la fortuna personal de Musk está ligada a su participación en Tesla.

A Musk le espera una lucha brava. El viernes, Twitter dijo que adoptaría una defensa de "píldora envenenada" para contrarrestar su oferta de compra de acciones. Gabrielle Bienasz, de Business Insider, informó que esto "esencialmente devalúa cada acción de una empresa aumentando el número total de acciones, lo que hace más difícil para cualquier persona o grupo adquirir todas las acciones de una empresa".

Tags relacionados
Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios