Innovación

Cambia la forma de pagar: cómo se hace ahora y en qué conviene más

Acaba de desembarcar en la Argentina un método que por su funcionalidad apunta a cambiar el mundo de las transacciones digitales. El sistema proyecta su crecimiento en sectores como locales de comidas rápidas, estaciones de servicio, parking o peajes.

Un método de pago ágil y sin contacto representa la principal búsqueda de las empresas que se dedican al mercado de las transacciones digitales. El código QR "Quick Response", el código de respuesta rápida que se masificó durante la pandemia, vino a transformar el mundo de los pagos virtuales. El QR nació en 1994 de la mano de un ingeniero japonés de la compañía Denso Wave, subsidiaria de Toyota, y su primer objetivo era lograr que los sistemas telemáticos de los vehículos sean más eficientes.

Terminó siendo un sistema simplificador para pagar compras desde el celular de forma rápida y sin la necesidad de manipular dinero. El giro de los comercios a una mayor adopción de los medios de pagos electrónicos potenció el QR en todos los servicios financieros. Así, en 2022, según datos del Banco Central, el código fue aplicado en 1 de cada 4 pagos con transferencia.

Sin embargo, una nueva metodología ya surgió como alternativa al QR, donde no hace falta sacar el celular para efectuar el pago. Se trata del lector de patentes, un sistema que actualmente captura infracciones de tránsito de forma instantánea gracias a cámaras automáticas de amplio alcance. Esta nueva tecnología funciona con mecanismos de inteligencia artificial, conocida como ALPR, Automatic License Plate Recognition, por sus siglas en inglés.

Esta metodología de identificación de matrículas, además de ayudar a cumplir con las normas viales, podría ser motivo de muchas facilidades para los automovilistas. En ese sentido, Weigopay, una marca argentina de soluciones digitales, desarrolló una funcionalidad distinta con el ALPR, la de procesar transacciones en tiempo real. La plataforma es una de las unidades tecnológicas del Grupo Boldt, que permite hacer pagos a partir de la identificación de la patente de un vehículo.

El funcionamiento de la app, disponible tanto en sistemas iOS como Android, es el siguiente: la patente es capturada por cámaras inteligentes y reconocida mediante algoritmos de Machine Learning, la solución de inteligencia artificial, la misma que registra las matrículas en los peajes. Tras el pago, se envía esa información al sistema, que reconoce la patente, disponibiliza el medio de pago elegido por el usuario (ya sea tarjeta de débito o crédito) y lleva esos datos al punto de venta para realizar el cobro. Previamente, el usuario registra sus datos en la APP.

El revolucionario sistema permite realizar transacciones en apenas segundos, sirve tanto para autos como para motos y permite que el usuario no se mueva del vehículo. "La experiencia de la plataforma comprobará que es un método de pago transformador que cambiará de lleno el mercado de los sistemas de cobranza digital", comenta Guillermo Pierazzoli, responsable del desarrollo de Weigopay.

"Lo que logramos implementar con Weigopay no solo es una solución ágil, también mejora la usabilidad de nuestros recursos y le da al cliente más posibilidades de pago, minimizando aún más el contacto e interacción", agrega Pierazzoli. Mediante la integración al Gateway de pago la aplicación validará previamente la transacción para evitar fraudes e inconvenientes al momento del cobro. Al finalizar la operación el usuario recibe por mail su comprobante de pago.

¿Dónde podría utilizarse el lector de patentes?

De la misma manera que una tecnología que fue pensada con fines de optimizar el tránsito terminó siendo clave para la economía digital, el lector de patentes podría seguir el mismo camino que el QR. Su funcionalidad, que ya opera en algunos servicios de comida rápida, podría expandirse en un futuro a sectores como estaciones de servicio, parking o peajes.

Las empresas de gestión de carreteras con peaje, por ejemplo, ya la usan para controlar el pago de dichos accesos. Utilidades similares podríamos encontrar en estaciones de servicio, con la posibilidad de integrar el sistema a APPS ya existentes. Esto implicaría que el usuario ya no necesitaría ni siquiera bajar del auto para cargar combustible. Otra utilidad práctica podría aplicarse a la hora de automatizar el acceso a aparcamientos de acceso restringido, de los muchos que se pueden encontrar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El principal beneficio es que el usuario no tiene que sacar su billetera, ni siquiera su celular. Se simplifica el proceso de pago y es menos tiempo de espera para el usuario. Disminuye también el contacto entre empleados y clientes, lo que dentro de la empresa destacan como importante en cuestiones de carácter sanitario. La nueva normalidad tras la pandemia del coronavirus lleva a las compañías a modernizar sus proyectos, y en este caso, a reducir las chances de contagio de enfermedades de transmisión respiratoria.

El lector de patentes como método de pago, que promete ampliar su sistema a otros sectores, es una nueva unidad disponible en el mercado enfocada en el desarrollo de tecnologías y soluciones digitales. El sistema necesita de un apoyo técnico con un alto grado de conocimiento en sistemas de ALPR. Aunque conocido por su acrónimo en inglés, el ALPR es básicamente eso, el reconocimiento automático e inteligente de matrículas. Requiere principalmente de cámaras especiales con la capacidad de registrar instantáneas visibles de vehículos en marcha, incluso a altas velocidades. La velocidad de obturación de estos dispositivos es capaz de llegar a 1/10.000 (es decir, requieren únicamente de una diezmilésima de segundo para capturar la imagen).

Los cuerpos policiales de todo el mundo manejan esta herramienta tanto para fines de gestión del tráfico, detectando a infractores de reglas viales como también para tareas de vigilancia comunes. Los servicios de control vial ofrecen precisamente este método el Control de Tránsito Pesado (CTP), lo que permite una óptima fiscalización de los vehículos de transporte de cargas, siempre de acuerdo con el marco regulatorio establecido en la Ley Nacional de Tránsito.

Lo que fue pensado para controlar y gestionar de forma eficiente y segura la problemática del tráfico para prevenir siniestros viales, podría ser utilizado como una solución de pago donde ni siquiera hace falta sacar el celular del bolsillo.

Temas relacionados
Más noticias de QR

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.