Salud

Ahora hay que hacer esto sí o sí antes de una consulta médica o podés caer en un peligrosa estafa

Existen varios riesgos vinculados a las aplicaciones de telesalud según la compañía de ciberseguridad ESET. ¿Por qué?

El confinamiento y las restricciones de movilidad durante la pandemia de COVID-19 obligaron a muchos sectores a adoptar el trabajo a distancia y los servicios en línea; incluidos los servicios de salud. 

En tanto, las consultas médicas online dieron un salto y, a medida que pasa el tiempo, se imponen cada vez más como una alternativa dentro de las plataformas de diferentes centros de salud.

Sin embargo, la compañía de seguridad informática ESET alertó sobre múltiples áreas de riesgo vinculadas a esta modalidad de atención al cliente; algunas incluso pueden dejar en manos de terceros la ubicación y los datos personales de los usuarios. A continuación, todos los detalles. 

Cuáles son los riesgos de las consultas médicas online

Desde las aplicaciones de telesalud y sus desarrolladores hasta los propios dispositivos de los pacientes, existen varias amenazas vinculadas a las consultas online según la empresa especializada en ciberseguridad. 

"Los datos de los pacientes son particularmente muy buscados en los foros clandestinos, ya que incluyen información personal y financiera que puede usarse para cometer fraude de identidad o para obtener recetas ilegalmente, o incluso tomarse la información médica para intentos de extorsión, dependiendo de lo delicado del dato robado.", señaló Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

De acuerdo a la organización sin fines de lucro del Reino Unido Privacy International, algunas plataformas "recopilan y almacenan muchos más datos" que los proveedores de atención médica tradicionales. Consecuentemente, hay mayor vulnerabilidad a un robo o una filtración de dicha información si es que la plataforma sufre un incidente de seguridad. 

En efecto, uno de los grandes riesgos vinculados a las aplicaciones de telesalud es que sus softwares pueden contener errores de seguridad que pueden ser explotados con el fin de obtener información del paciente y, así, perpetuar fraudes. 

Pero los datos no sólo se guardan en las aplicaciones, sino también en los dispositivos conectados como son los monitores de salud. "Algunos indican la ubicación y las actividades del usuario, por ejemplo, y pueden ser almacenados tanto por el proveedor de atención médica como por el fabricante del dispositivo o la aplicación, multiplicando el riesgo de fugas, infracciones y venta posterior a terceros sospechosos", escribió ESET. 

 Otra técnica que gana terreno en el ecosistema de los delincuentes es la creación de apps de salud que, si bien parecen ser legítimas, acarrean algún tipo de malware que infecta los dispositivos y recolecta datos personales y financieros, como claves de seguridad o los números de las tarjetas. 

Frente a este escenario, la firma de seguridad informática recomienda:

  • Proteger la PC/dispositivo con software de seguridad de un proveedor acreditado.
  • Utilizar siempre contraseñas seguras y únicas.
  • Agregar una capa adicional de seguridad a las contraseñas activando la autenticación multifactor, cuando la aplicación lo permita.
  • Actualizar siempre las aplicaciones de telesalud y chat para asegurarse de usar la última versión.
  • Chequear con el proveedor de salud cómo se procesa y protege la información que se proporciona.
  • Asegurarse de que cualquier aplicación de chat que se use para la consulta este cifrada de extremo a extremo.
  • Nunca iniciar sesión desde un punto de acceso Wi-Fi público o una PC / dispositivo compartido
  • No programar una cita de telesalud ni compartir información con un proveedor que no se conozca, o detalles de contacto que no se reconozca.
Temas relacionados
Más noticias de Salud

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.