Salud mental

Pérdida de memoria: cuándo hay que preocuparse por los olvidos y acudir al médico para un chequeo

El envejecimiento trae consigo cambios naturales en el funcionamiento cognitivo. ¿Cuándo se debe realizar una consulta médica frente a un olvido?

En esta noticia

En la vorágine de rutina, es común experimentar pequeños lapsos con la memoria. Desde olvidar dónde dejamos las llaves del auto hasta el nombre de alguien que acabamos de conocer, estos olvidos cotidianos son parte de la experiencia humana. Sin embargo, ¿cuándo deben estos olvidos despertar preocupación?

El envejecimiento trae consigo cambios naturales en la memoria y otras habilidades cognitivas. Este proceso, aunque gradual, puede generar inquietudes sobre la salud mental, especialmente cuando los olvidos se vuelven más frecuentes o afectan la vida diaria de una persona.

Distinguir entre los olvidos normales asociados con el envejecimiento y la pérdida de memoria patológica puede ser crucial. Mientras que los olvidos ocasionales son normales y no necesariamente indicativos de un problema grave, ciertos signos pueden sugerir la necesidad de una evaluación médica más profunda.

La investigación científica que comprobó que un músculo activa el metabolismo y te puede ayudar a adelgazar sin levantarte de tu asiento: cómo aprovecharlo

Los estudios científicos que analizaron si las personas con hijos eran más felices que los que decidieron no ser padres

Pérdida de memoria: ¿cuándo se debe consultar con un especialista?

El neurólogo Pascual Sánchez, director científico de Fundación Cien, señala en un artículo del sitio web Alimente+ que uno debe preocuparse "Siempre y nunca".

"Las pérdidas de memoria son normales y, sobre todo, a medida que vamos envejeciendo, porque con el envejecimiento se van deteriorando las funciones cognitivas, como la memoria y las funciones ejecutivas, que son los procesos que nos permiten controlar nuestra atención y nuestros recuerdos-", señala. 

Es importante hacer una consulta cuando el problema afecta a las tareas cotidianas. (Foto: Archivo)

Añade también: "el punto clave, cuando debe empezar a preocupar, es cuando los olvidos empiezan a interferir con el día a día, se olvidan tareas cotidianas, y eso nos indica que la grabadora del cerebro (la capacidad de guardar información) no está funcionando bien. Nos preocupan porque podemos estar ante el principio de la enfermedad de Alzheimer , en la que se afecta la capacidad de fijar información".

Pérdida de memoria: ¿qué es la demencia?

La palabra "demencia" es un término genérico utilizado para describir un conjunto de síntomas, como el deterioro de la memoria, razonamiento, juicio, lenguaje y otras habilidades de pensamiento, señala el sitio web de Mayo Clinic

Por lo general, la demencia comienza progresivamente, empeora con el tiempo y afecta las capacidades de la persona en el trabajo, las interacciones sociales y las relaciones.

Con frecuencia, la pérdida de memoria que interrumpe la vida es uno de los primeros o más reconocibles signos de demencia. Según Mayo Clinic, otras señales tempranas podrían incluir:

  • Hacer las mismas preguntas una y otra vez
  • Olvidar palabras comunes al hablar
  • Mezclar palabras: decir "cama" en lugar de "mesa", por ejemplo
  • Demorarse más en realizar tareas conocidas, como seguir una receta
  • Colocar objetos en lugares inapropiados, como por ejemplo, poner una billetera en el cajón de la cocina
  • Perderse al caminar o manejar en una zona conocida
  • Tener cambios en el estado de ánimo o en el comportamiento sin razón aparente

La demencia afecta las capacidades de la persona en el trabajo. (Foto: Archivo)

El simple método "1 2 3" para mejorar tu memoria y aprendizaje

Nos pasamos la vida estudiando y aprendiendo todo tipo de cosas, pero siempre hay nuevos métodos que nos pueden cambiar la perspectiva, y sobre todo, hacernos mejorar la memoria.

Horóscopo Chino: así le irá a todos los signos en la semana del 18 al 24 de marzo

El extraño avión que puede revolucionar la industria aeronáutica: tiene 22 motores y sería más barato el costo de los vuelos

Hay un ejercicio que sirve para memorizar algo de manera espaciada y para que el cerebro trabaje hasta lograr retener la información a largo plazo.

  • Día 1 - Aprender: leer, hacer resúmenes y anotaciones de toda la información que querés recordar y familiarizarte al máximo con dicho material.

  • Día 2 - Revisar: repasar lo que aprendiste el día anterior. No hay que asustarse si no te acordás de todo que habías visto, ya que esa situación es útil para refrescar la memoria y que se vayan sentando las bases para el tercer día.

  • Día 3 - Repetir: hay que revisar otra vez el material de estudio. En ese tercer visionado, el cerebro estará construyendo conexiones más fuertes con la información y va a facilitar la memoria hacia él.
Temas relacionados
Más noticias de memoria
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.