Alimentación saludable

Ni atún ni salmón: el superalimento rico en omega-3 y con 15 veces más fibra que la avena

Este producto de la naturaleza aporta múltiples nutrientes que ayudan a reducir el colesterol y a mantener el cuerpo sano.

En esta noticia

Los ácidos grasos omega-3 son muy importantes para el cuerpo porque fortalecen las neuronas, cuidan el corazón y protegen al cerebro de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV).

Existe un alimento que muy pocas personas conocen que aporta grandes cantidades de este nutriente y además contiene mucha fibra.

El superalimento que refuerza el cuerpo y muy pocos conocen

Las semillas de lino son un alimento de origen vegetal que tienen un rico sabor similar al de la nuez. Suelen ser consumidas enteras, molidas, en aceite y harinas, entre otros.

Aportan una gran cantidad de proteínas, minerales, vitaminas, antioxidantes. Además, ayuda a reducir el colesterol y facilita la pérdida de peso.

Según los investigadores de la revista Nutrients tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y también regula los lípidos en la sangre.

Los beneficios de consumir semillas de lino

Según indican los expertos de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en la revista Nutrición Investiga, los beneficios de consumir semillas de lino son:

  • Previene el estreñimiento y mejora la digestión por su alto contenido en fibra.
  • Controla el azúcar en la sangre ya que también tiene lignanos que mejoran la sensibilidad a la insulina y evitan los picos de glucosa.
  • Reduce el colesterol y los triglicéridos: su gran cantidad de omega-3 y fitoesteroles evitan que los intestinos absorban el colesterol.
  • Previene los ACV por su gran cantidad de antioxidantes. Evitan la formación de coágulos en las arterias y el daño oxidativo en las neuronas.
  • Refuerza el sistema inmunológico: su gran aporte de vitaminas fortalece las defensas del cuerpo.
  • Rejuvenece la piel, el cabello y las uñas por el omega-3, vitaminas y minerales que reparan los tejidos.

¿Cómo consumir las semillas de lino y en qué porciones?

Es recomendable consumir una o dos cucharadas de semillas de lino al día, lo equivalente a 15 - 30 gramos. Las formas más comunes para su ingesta son:

  • Enteras: se podrá añadir la semilla entera a yogures, batidos, licuados, ensaladas, panes, entre otros. 
  • Molidas: añadirlas al momento de hacer preparaciones como pan, galletitas, bizcochos, tortas y más. Esta forma también mejora la absorción de nutrientes y potencia los beneficios.
  • Aceite: en esta forma podrá añadirse a ensaladas, verduras o tostadas. Tiene una mayor concentración de omega-3.

Se recomienda que antes de incluirlas en la dieta se consulte con un nutricionista o médico.

Temas relacionados
Más noticias de alimentación saludable
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.