Los desafíos del sector asegurador argentino

La celebración del Día del Trabajador del Seguro, que se conmemora cada 21 de octubre en nuestro país, nos brinda el marco perfecto para analizar la actualidad de la industria aseguradora local. Hoy, el mercado asegurador -como cualquier otro sector de actividad- está haciendo un esfuerzo permanente para adaptarse a un contexto económico muy complejo sin sacrificar calidad de servicio.

Si bien el escenario en el que nos toca desempeñarnos es desafiante, hay que destacar que las empresas líderes gozan de buena salud, con niveles de solvencia y liquidez suficientes para hacer frente a sus compromisos.

Ahora bien, ¿qué sucede de cara a los próximos años? ¿Cuáles son los principales retos a los que nos enfrentamos como mercado?

El futuro de la industria aseguradora estará dado por cuán bien pueda adaptarse a los cambios vertiginosos que caracterizan al mundo actual, en lo tecnológico, en los hábitos de consumo de las personas, en las formas de comercialización, etc. y por su capacidad de resiliencia para hacer frente a las crisis de diversa índole: económicas, ambientales, sanitarias, etc., que también son moneda corriente en los tiempos que vivimos.

En el terreno de las oportunidades, la tecnología ofrece numerosas ventajas que es necesario capitalizar. Hablamos de la automatización en la gestión de siniestros; la nube como modelo de servicios; la inteligencia artificial yel aprendizaje automatizado demuchos procesos: suscripción, evaluación de riesgos e identificación de fraudes; por mencionar algunos.

La ciencia de datos también es una aliada que proporciona una amplia gama de aplicaciones para el sector asegurador: permite determinar las tasas de prima más adecuadas; mejorar la precisión de los cálculos; realizar una mejor segmentación de los clientes; identificar patrones en los reclamos y acelerar los tiempos de respuesta; personalizar productos sobre la base del análisis de las preferencias y características específicas de los clientes.

El fin último de todo esto es brindar el mejor servicio posible para incrementar la satisfacción de quienes confían en nosotros: los asegurados. De esta manera, es fundamental tener herramientas para saber si su experiencia responde a lo que esperaban de nosotros cuando decidieron elegirnos.

En todo este enfoque de CX (Customer Experience), la escucha de nuestros clientes es fundamental: solo así podremos entender mejor sus problemas, brindarles tranquilidad, contención y fundamentalmente, una buena experiencia.

En un escenario como el descripto, también el rol del Productor Asesor está llamado a reconvertirse para potenciar aspectos vinculados al asesoramiento y completar la transición hacia lo digital, con lo cual el cuerpo de ventas tiene un lugar central en la comercialización de seguros y en aspectos vinculados a la posventa. En el caso del Grupo Sancor Seguros, los Productores Asesores son nuestros aliados estratégicos en el negocio.

Entre los desafíos del sector no podemos dejar de mencionar el capital humano. Para atraer talento es necesario ser competitivos con la propuesta de valor y gestionar correctamente la diversidad. Lo segundo y no menos importante es fidelizar ese talento, a partir de darle voz a sus experiencias para trabajar en la mejora continua de cada uno de los momentos más importantes de su vida laboral.

Para finalizar, nuestro sector debe afrontar el reto de consolidar una mirada sustentable en todo lo que hacemos. La gestión ASG (ambiental, social y de gobernanza) juega un rol esencial en la identificación de riesgos y oportunidades. Implica partir de una estrategia de sustentabilidad que da como resultado la gestión de un negocio de manera responsable, innovadora y proactiva, que garantiza el éxito a largo plazo. Y así, lograr ese fin último de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades para las futuras.

Temas relacionados
Más noticias de Seguros