La dura advertencia de la OMS: trabajar más de 55 horas a la semana podría matarte

Las largas jornadas laborales se asocian con un incremento de casos de ACV e isquemias cardíacas, según un estudio publicado en la revista Environment

Trabajar más de 55 horas semanales aumenta el riesgo de muerte por enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (ACV), según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Este primer análisis global de las pérdidas de vidas humanas y los daños a la salud asociados con largas horas de trabajo se publica en la revista Environment.

"Trabajar 55 horas o más a la semana representa un grave peligro para la salud. Es hora de que todos -gobiernos, empleadores y trabajadores- finalmente reconozcamos que las largas horas de trabajo pueden causar muertes prematuras", subraya la doctora María Neira, directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS.

El estudio concluye que trabajar 55 horas o más a la semana se asocia con un aumento del 35% del riesgo de un accidente cerebrovascular (AVC) y del 17% de morir de una cardiopatía isquémica, comparado con una persona que trabaja entre 35 a 40 horas semanales.

La OMS y la OIT, ambas con sede en Ginebra, Suiza, estiman que en 2016 murieron 398.000 personas de un derrame cerebral y 347.000 de enfermedad cardíaca por haber trabajado al menos 55 horas por semana.

Entre 2000 y 2016, el número de defunciones debidas a cardiopatías relacionadas con las largas horas de trabajo aumentó 42%, cifra que se eleva al 19% en el caso de los accidentes cerebrovasculares. La mayoría de las muertes registradas se dieron en personas de 60 a 79 años, que trabajaron 55 horas o más por semana cuando tenían entre 45 y 74 años, sostiene el informe.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios