¿Cuál es el verdadero motivo de la aparición del acné? Un estudio alemán tiene la respuesta

En la lucha contra el acné hay un nuevo informe que revela qué falta en sangre cuando aparecen las espinillas y señala la importancia de que los médicos hablen con sus pacientes sobre la dieta alimentaria.

Científicos de la Universidad alemana Ludwig-Maximilian de Múnich estudiaron a 100 pacientes diagnosticados con acné y a través de la medición de parámetros nutricionales en la sangre, descubrieron la ausencia de un componente clave para evitar su aparición.

Los resultados de la investigación de los expertos del Departamento de Dermatología y Alergia de Múnich de esa universidad fueron difundidos en el Simposio de Primavera (boreal) de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (EADV) y podrían ofrecer nuevas oportunidades para el tratamiento de la enfermedad que tan sólo en Europa afecta a 23 millones de personas.

El acné es una enfermedad de la piel que provoca espinillas que van creciendo en forma de granos, sobre todo en el rostro, pero también el cuello, espalda, pecho y hombros. Esas espinillas se forman cuando se tapan los folículos pilosos que están debajo de la piel.

Y aunque sea una enfermedad común, aún no había certeza sobre la causa que  provoca su aparición. Por lo pronto, un grupo de científicos alemanes identificó lo que puede ser un vínculo crucial entre el acné y un déficit de ácidos grasos omega-3.

Los investigadores alemanes estudiaron a 100 pacientes diagnosticados de acné y, con la medición de parámetros nutricionales en sangre constataron que el 94%  tenía niveles de ácidos grasos omega-3 inferiores a los recomendados (8-11%).

Nueces y semillas son una de las fuentes alimenticias de Omega-3

En la dieta de los pacientes descubrieron que quienes aseguraban consumir regularmente legumbres, como garbanzos y lentejas, además de abstenerse de consumir aceite de girasol, tenían niveles más altos de este ácido graso.

"La nutrición desempeña un papel fundamental en la prevención, la aparición y la evolución de muchas enfermedades, incluidos los trastornos dermatológicos como el acné vulgar", señaló la doctora Anne Gürtler, autora principal de la investigación.

Los pescados grasos de agua fría también son una fuente de Omega 3

El equipo de dermatólogos que realizó la investigación pidió que cuando los galenos dialoguen con pacientes que tienen acné, al abordar el diagnóstico y el tratamiento, también les pregunten por sus hábitos alimenticios.

Gürtler recomendó que, "como parte de un enfoque de tratamiento moderno, los especialistas deberían proporcionar a los pacientes información sobre cómo su elección de dieta podría impactar en su diagnóstico dermatológico y podría potencialmente mejorar los resultados terapéuticos".



Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios