EFECTO MORTAL

COVID: el efecto secundario mortal que tiene la enfermedad y es el más silencioso

Una investigación reveló que muchas personas padecieron infartos y ataques cerebrovasculares tras la infección. ¿Tengo riesgo de sufrir uno?

En esta noticia

El aumento de casos de COVID-19 por la nueva variante Kraken puso en alerta roja a todos los países. Pese a que los síntomas son cada vez más leves, los efectos secundarios se vuelven más graves con el paso del tiempo. 

Un estudio publicado por la revista de la Sociedad Europea de Cardiología reveló que daña de manera severa el corazón. Además, si la persona no está vacunada, los efectos secundarios en el corazón aumentan.

COVID: la investigación sobre los efectos secundarios de la vacuna en embarazadas y los contundentes resultados

COVID prolongado: cuál es su duración y con qué enfermedades puede confundirse

¿Qué efectos tiene el COVID en el corazón?

El análisis fue en base a 160.000 casos y la revista Cardiovascular Research se encargó de comunicar el descubrimiento. Las personas que sufrieron de coronavirus tienen hasta 81 veces más probabilidad de muerte en las tres primeras semanas de infección y cinco veces mayor hasta 18 meses después.

El profesor Ian C.K. Wong, afirmó que: "Los pacientes contagiados fueron más propensos a desarrollar numerosas afecciones cardiovasculares  en comparación con los participantes no infectados, lo que puede haber contribuido a sus mayores riesgos de muerte".

Los investigadores compararon el desarrollo de problemas en el corazón y muerte en personas contagiadas por coronavirus en comparación con los que no sufrieron la enfermedad antes de diciembre de 2020, cuando las vacunas no estaban disponibles en Reino Unido. 

"Los hallazgos indican que los pacientes deben ser controlados durante al menos un año tras recuperarse de la enfermedad aguda para diagnosticar las complicaciones cardiovasculares de la infección, que forman parte del COVID prolongado", resaltó el profesor.

Las personas que sufrieron COVID-19 tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

Cada paciente infectado fue comparado con hasta 10 individuos sin enfermedad respiratoria durante el período de estudio desarrollado entre el 16 de marzo de 2020 y el 31 de agosto de 2021. También, sumaron datos previos a la pandemia (desde el 16 de marzo de 2018 hasta el 30 de noviembre de 2018).

Cada grupo de no infectados tenía alrededor de 70.000 pacientes con características similares con el grupo de pacientes infectados en cuanto a edad, sexo, hipertensión arterial, origen étnico, etc. En los tres grupos conformados, la edad media era de 66 años y un número similar entre hombres y mujeres.

Tras el estudio, Ian C.K. Wong explicó: "La cohorte de control se incluyó para descartar el efecto de la reducción o cancelación de los servicios sanitarios rutinarios durante la pandemia, lo que provocó un empeoramiento de la salud y un aumento de la mortalidad incluso en personas no infectadas".

El grupo de infectados con COVID-19  tenía cuatro veces más probabilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular en los primeros 21 días tras el contagio. Más aún, los contagiados tenían un riesgo de muerte 81 veces mayor entre los 22 días posteriores al diagnóstico y los 18 meses. Entre las enfermedades que más se detectaron son: infarto de miocardio, cardiopatía coronaria, insuficiencia cardíaca y trombosis venosa profunda. 

Por otro lado, investigaciones anteriores indican que la vacunación contra el coronavirus previene complicaciones, pero se necesitan más estudios para relacionar las vacunas con la reducción de los riesgos de problemas en el corazón.

Al cierre del informe, el portavoz de la Sociedad Europea de Cardiología, Héctor Bueno, afirmó que es recomendable en las personas que se contagiaron. "Este estudio muestra que el COVID-19 también aumenta el riesgo de tener complicaciones cardiovasculares y de morir en las primeras semanas tras la infección y se mantiene alto durante meses, lo que sugiere que puede ser apropiado un seguimiento cardiovascular específico en estos pacientes", finalizó.

¿Cuáles son las secuelas que puede dejar el COVID-19?

Las personas que se infectaron de coronavirus pueden tener enfermedades a largo plazo. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), quienes sufrieron contagios pueden presentar los siguientes síntomas:

Síntomas generales:

  • Cansancio o fatiga
  • Síntomas que empeoran después de un esfuerzo mental o físico
  • Fiebre

Síntomas respiratorios y cardiacos:

  • Dificultad para respirar o falta de aire
  • Tos
  • Dolor de pecho
  • Corazón que late muy rápido o muy fuerte

Síntomas neurológicos:

  • Dificultad para pensar o concentrarse
  • Dolor de cabeza
  • Problemas para dormir  
  • Mareos
  • Sensación de hormigueo 
  • Alteraciones del gusto o el olfato 
  • Depresión o ansiedad

Síntomas digestivos:

  • Diarrea 
  • Dolor estomacal

Otros síntomas: 

  • Dolor muscular o en las articulaciones 
  • Sarpullido
  • Cambios en los ciclos menstruales
Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.