Cómo es la nueva ciudad coreana flotante: cuesta u$s 200 M y van a vivir 10.000 personas

El proyecto fue anunciado la semana pasada y se prevé que esté terminado en 2024. Se levantará frente a la costa de Busán

Songdo será el nombre de la primera ciudad flotante del mundo. Se construirá frente a la costa de la ciudad surcoreana de Busán y tendrá capacidad para albergar a 10.000 personas, según el proyecto aprobado la semana pasada por el país asiático.

La iniciativa fue diseñada por Oceanix y está respalada por el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat). Se espera que tenga la capacidad de resistir huracanes, inundaciones y tsunamis de categoría 5.

"Dio la casualidad de que Busán es el mejor lugar para desplegar este prototipo. Pero es algo que esperamos que sea útil para todas las ciudades costeras del mundo, y para todas las comunidades costeras que se enfrentan al reto del incremento del nivel del mar", dijo el cofundador de Oceanix Itai Madamombe al medio Insider.

Asimismo, la ciudad flotante de forma hexagonal, estará diseñada para que sus habitantes puedan producir sus propios alimentos, contar con un sistema de agua potable y generar electricidad con paneles solares. Debajo de las plataformas que flotan sobre el mar se pueden almacenar vieiras, algas u otro tipo de mariscos. Asimismo, se pretenden usar los desechos de los peces para fertilizar las plantas y otros cultivos.

Si bien Corea del Sur está de acuerdo en su construcción, aún falta afinar detalles. El cofundador de Oceanix anunció que para abril de 2022 se reunirá con la ONU para comenzar a diseñar las plataformas de la ciudad, de la cual aún no está claro su tamaño.

La primera ciudad flotante del mundo, que se estima tendría inicialmente un costo de u$s 200 millones, estaría lista para el 2025.

Busán ha sido catalogada como una zona particularmente vulnerable ante el inminente incremento del nivel del mar. En los últimos diez años se ha visto muy afectada por tifones como el Chaba, que inundó la ciudad en 2016, o el Kong-rey, que generó un gran apagón en 2018.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios