Belleza

Adiós crema antiarrugas: el ungüento casero a base de arroz que retraza los signos de la edad

Rica en nutrientes como la vitamina B6, vitamina E, niacina y antioxidantes

En esta noticia

Las líneas de expresión, ese sutil testimonio del transcurrir del tiempo, se manifiestan con frecuencia en el cutis y el cuello, señalando la disminución gradual de la producción de colágeno, una consecuencia natural del envejecimiento.

Sin embargo, existe una solución accesible y efectiva para devolverle a tu piel su vitalidad. Te presentamos la receta de una crema casera que promete eliminar arrugas y restaurar la juventud facial: La crema de arroz.

Secreto milenario 

El arroz es mucho más que un simple ingrediente culinario, es también un secreto de belleza coreano para obtener una piel impecable. Se destaca por sus propiedades exfoliantes, hidratantes, iluminadoras y aclaradoras de la epidermis.

De acuerdo con la información proporcionada por el portal Panorama, el arroz es una fuente rica en nutrientes como la vitamina B6, vitamina E, niacina y antioxidantes. Además, contiene minerales esenciales como magnesio, hierro y potasio.

Este grano extraordinario ofrece una serie de beneficios para la piel, tales como la capacidad para eliminar o atenuar las manchas oscuras derivadas de la edad, la exposición al sol o problemas de acné

Asimismo, destaca por su capacidad para limpiar y exfoliar la piel de manera suave pero efectiva, contribuyendo a desvanecer arrugas y líneas de expresión presentes en el rostro, cuello y manos.

¿Cómo crear una crema antiarrugas con arroz?

Ingredientes

  • 1 taza de arroz
  • 2 tazas de agua purificada (separadas)
  • Aceite de árbol de té o alguno de tu preferencia

Instrucciones:

  1. En un recipiente como un bowl, coloca el arroz y una taza de agua. Debes frotar o tallar el arroz entre tus manos para limpiarlo adecuadamente.
  2. Deja reposar esta mezcla durante toda la noche y, al día siguiente, elimina el agua.
  3. En una licuadora, mezcla el arroz con una taza de agua purificada.
  4. Cuela esta mezcla de manera exhaustiva. El líquido resultante debe ser llevado a fuego lento en una cacerola pequeña, asegurándote de que no se adhiera ni se queme.
  5. Continúa moviendo constantemente hasta que la mezcla espese y adquiera la consistencia deseada de crema.
  6. Agrega cinco gotas de aceite de árbol de té, que actúa como conservante y ofrece excelentes beneficios para la piel. Alternativamente, puedes utilizar otro aceite de tu preferencia que sea adecuado para la aplicación facial.

Aplicación

  • Aplica esta mascarilla sobre tu rostro limpio utilizando las yemas de tus dedos. Realiza suaves movimientos circulares para permitir que tu piel absorba los nutrientes, estimulando así la producción de colágeno.
  • Deja que la crema casera actúe durante la noche. Su fórmula está diseñada para reducir visiblemente las arrugas profundas y revitalizar tu cutis mientras duermes.
  • Al despertar, sorpréndete con una piel más luminosa, tersa y rejuvenecida, lista para enfrentar el día con confianza.
Temas relacionados
Más noticias de crema
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.