Mercados

Temores de recesión global golpean a los mercados: lo sienten la soja y el petróleo

El petróleo cae 10%, su mayor perdida diaria desde marzo pasado. El mercado teme a que la Fed no logre un soft landing. La soja, el trigo y el maíz tambien colapsan.

Los mercados globales operaron hoy con fuertes bajas debido a mayores temores recesivos en los EE.UU. y en la economía global.

Se produjo hoy una fuerte caída en los precios de las materias primas, fundamentalmente del petróleo, que muestra su mayor pérdida diaria desde marzo pasado.

Tanto la soja, como el trigo y el maíz operan con fuertes bajas. La soja cae 2,5%, mientras que el trigo y el maíz retroceden 3,8% y 3,6% respectivamente.

Tanto la soja, como el trigo y el maíz operan con fuertes bajas. La soja cae 2,5%, mientras que el trigo y el maíz retroceden 3,8% y 3,6% respectivamente.

La soja cae a u$s 1589 bushell y cotiza en su menor nivel desde febrero, cayendo 10% desde sus máximos.

El maíz también cae 10% desde sus máximos, mientras que el trigo es el grano más castigado.

El trigo cae 36% desde sus máximos y también opera en niveles de febrero, es decir, borró prácticamente todo el rally evidenciado desde el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania.

 El mercado sigue atento a la reunión de fin de mes de la Fed y de la que se espera que suba la tasa 75 puntos básicos.

Para amortiguar la crisis, el BCRA vendió también una cifra récord en dólar futuro

Efecto Batakis: subió más el dólar y cayeron los bonos y acciones 

Caen los mercados

Tanto el Dow Jones como el S&P 500 cayeron el martes en medio de preocupaciones por la posibilidad de una recesión en EEUU y a nivel global a medida que los bancos centrales de todo el mundo toman medidas monetarias contractivas agresivas para frenar un aumento de la inflación.

El Dow Jones acumula una caída del 15% en el año, el S&P500 pierde 20% uy el Nasdaq un 29% desde que comenzó el año.

En ese contexto, el petróleo se desplomó alrededor de u$s 10 el barril el martes debido a que la preocupación por una recesión mundial que reduzca la demanda.

El crudo Brent de referencia mundial bajó u$s 10,65, o un 9,4%, a u$s 102,85 el barril. 

Por su parte, el crudo WTI cayó u$s 9,36 dólares, u 8,6%, a u$s 99,07 el barril desde el cierre del viernes.

De esta manera, el petróleo WTI muestra su mayor baja diaria desde marzo pasado. 

Lo mismo ocurre con el Brent que, al caer mas de un 10% muestra su mayor retroceso diario desde marzo de este año, cuando en aquel momento llegó a caer 13%. 

Asi, los futuros del petróleo se hundieron junto con las acciones ya que los inversores estaban preocupados por la posibilidad de una recesión económica a medida que los bancos centrales de todo el mundo toman medidas agresivas para limitar la inflación.

A ello se le sumo que los líderes del G7 acordaron la semana pasada explorar la viabilidad de introducir límites temporales en los precios de importación de los combustibles fósiles rusos, incluido el petróleo, en un intento por limitar los recursos para financiar la "operación militar especial" de Moscú en Ucrania.

No solo el petróleo cae por temores recesivos. Misma dinámica estamos viendo en el resto de las materias primas.

Mirando a la reunión de julio

La Fed elevó el costo de dinero por tercera vez este año, aplicando en su última reunión la suba más importante desde 1994, elevando el costo del dinero en 75 puntos básicos y ubicando a la tasa en el rango de 1,5% a 1,75%.

De a poco el mercado comienza a mirar con atención la decisión de tasas de la Fed que se llevará a cabo este mes y en el que se espera que el Comité de Política Monetaria decida elevar el costo del dinero en 75 puntos básicos.

Desde el banco de inversión ING se inclinan con altas chances de que veamos una suba de 75 puntos básicos en la reunión del 27 de julio. 

Sin embargo, esperan con atención ver registros de ala frecuencia de inflación a la baja, o bien un informe de empleo muy débil.

"Para que consideremos seriamente cambiar nuestro escenario base de 75 puntos básicos de suba para la reunión de julio, necesitaríamos ver caer el crecimiento de las nóminas con la tasa de desempleo subiendo un par de décimas y el crecimiento de los salarios mostrando signos de estancamiento. También, probablemente necesitemos ver una disminución sorprendentemente grande en la inflación la semana siguientes", dijeron.

Debido a que la inflación sigue en niveles elevados, el mercado espera que la Fed vuelva a subir la tasa en 75 puntos básicos en la reunión del 27 de julio, lo cual también aumenta los riesgos de ver una recesión. 

El mercado teme que la Fed no logre un soft landing de la economía a medida que lucha contra la inflación, y esto termina golpeando a las acciones y a las materias primas.

Juan Cruz Lekovic, fund manager de Schroders explicó que el soft landing (es decir, el escenario donde la inflación cae hacia el rango target de la FED con una desaceleración de la economía que no precipite en una recesión) sigue siendo un escenario posible, pero al cual el mercado le asigna cada vez menor probabilidad de ocurrencia.

Para el Fund Manager de Schroder, la clave está en el nivel al cual deba llevar la tasa de política monetaria la FED.

"La historia muestra que para niveles de 5% o superior, la recesión es altamente probable", advirtió.

Desde Balanz advirtieron que la preocupación sobre la persistencia de la inflación continua latente aún después de una Fed más estricta.

"De corto plazo, la inflación de junio en Estados Unidos, a publicarse el 13 de julio, estará en el centro de atención junto con las señales que de la Reserva Federal en su próxima reunión del 27 de julio. La caída en los precios de los commodities agrícolas y energéticos deberían ser un soporte para menores tensiones inflacionarias y con esto restar presión sobre los activos", comentaron.

Sin embargo, agregaron que las preocupaciones sobre una recesión siguen afectando el sentimiento, el cual se encuentra en niveles de mucha negatividad.

"La cuestión central sigue estando en la inflación y tal como lo demostraron los datos de mayo, una nueva sorpresa en el camino no hará más que favorecer las preocupaciones de que el ajuste monetario de la Reserva Federal será tal que lleve a una recesión en Estados Unidos, por lo que todavía favorecemos posiciones defensivas en la renta variable", dijeron. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios