Mercado cambiario

Dólar blue y turismo: cómo puede impactar la apertura de fronteras en el precio del billete

El Gobierno anunció la reducción de los controles para el ingreso de visitantes extranjeros al país. Los analistas señalan el efecto que podría tener sobre la cotización del paralelo

El Gobierno dispuso desde hoy la apertura gradual de fronteras para países limítrofes y la eliminación por completo del cupo de vuelos de ingreso al país a partir del próximo 1 de noviembre, luego de un extenso período de cierre y restricciones debido a los controles sanitarios que se implementaron desde el inicio de la pandemia.

La medida permitirá un mayor ingreso de turistas extranjeros y, a su vez, abrirá una fuente de entrada de dólares al país, que se estima en su mayoría serán vendidos en el mercado paralelo debido a la amplia brecha cambiaria, que en este momento se encuentra cerca del 90%, en el marco de las estrictas restricciones cambiarias que rigen en el país.

En principio, podría esperarse que una mayor oferta de dólares en la plaza informal lleve a la cotización del billete a la baja o, por lo menos, que ayude a contener la presión alcista que se observa desde hace varios meses, aunque los analistas muestran cierta cautela al respecto, debido a varios factores que seguirán incidiendo en la tensión cambiaria.

Evolución del precio del blue durante los últimos seis meses

"Algunos dicen que con esta apertura el blue podría llegar a bajar, pero yo tengo dudas. De hecho, viendo lo que pasó entre 2011 y 2015, cuando el cepo era incluso más flexible que el de ahora, eso no ocurrió. Había aperturas y gente viniendo al país y vendiendo en el blue, y aún así el precio seguía al alza. No fue un gran regulador del blue", señaló Christian Buteler.

El analista financiero sostuvo que si bien la medida puede tener algún impacto, no prevé que vaya a generar un cambio de tendencia, la cual estima que será alcista, tendiendo en cuenta que según su perspectiva el mayor impacto sobre el dólar hacia los próximos meses irá de la mano de la emisión monetaria que el Gobierno decida llevar adelante. 

"Ya crearon expectativas muy malas durante la discusión que hubo después de las PASO. Lo que estamos viendo en los bonos y demás es parte de esta mala expectativa, porque en realidad hoy no están todavía esos pesos en la calle dando vueltas que estén presionando sobre el dólar. Las expectativas están afectando antes que las medidas", destacó.

Martín Vauthier, director de Anker, consideró como positivo el hecho de que se sume una fuente importante de oferta de divisas. No obstante, resaltó que actualmente lo que presiona a todos los dólares paralelos está relacionado con el desequilibrio monetario y la muy débil demanda de pesos, lo cual se lo atribuye fundamentalmente al deterioro de las expectativas.

"El ingreso de turistas puede colaborar con la oferta. Habrá que ver también la cantidad de turistas que ingresen. Si es un volumen acotado, no habrá demasiado impacto. Igualmente, mientras no se resuelva o no se empiece a encarar el desequilibrio monetario y se siga profundizando, la presión sobre los dólares paralelos va a seguir", advirtió.

Por su parte, el economista Gustavo Ber señaló que una mayor oferta de divisas que aporte el turismo puede contribuir en la reducción de la presión sobre el dólar paralelo, aunque también estimó que su impacto sería limitado en este contexto, ante "la incertidumbre política y económica, acentuada por la batería de anuncios post PASO, que profundizarían los desequilibrios económicos".

"La reacción de los agentes económicos continúa orientándose hacia una mayor búsqueda de cobertura. De ahí que una mayor oferta de divisas por turismo podría tener un impacto limitado, y sólo a nivel minorista, ya que finalmente las demás referencias son aquellas más relevantes y finalmente actúan como 'brújula'", destacó Ber.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios