Nueva normativa

Las fintech hacen recuento de daños del impacto del Impuesto al Cheque

Proveedores de servicios de pago como Mercado Pago o Ualá fueron alcanzados por el decreto. Las fintech se reúnen esta semana para analizar como las afectará. Advierten que la medida "no es positiva", sobre todo cuando se intenta que la economía tienda hacia la digitalización

Las compañías proveedoras de servicios de pagos se reunirán esta semana para evaluar el impacto de la nueva medida del Gobierno que dispuso que las empresas que realicen pagos o transferencias a través de aplicaciones móviles o billeteras virtuales deberán pagar el denominado "impuesto al cheque".

A partir del 1 de agosto, las empresas deberán volver a abonar el Impuesto sobre los Créditos y Débitos bancarios cuando realicen pagos y transferencias a través de entidades no bancarias como Mercado Pago o Ualá, según estableció el Gobierno a través del decreto 301/2021, publicado el sábado pasado en el Boletín Oficial. 

De esta manera, se restableció el pago de este impuesto que el gobierno de Mauricio Macri había eliminado en 2018. Desde el Banco Central de la República Argentina (BCRA) justificaron la medida al destacar que "existía un tratamiento impositivo desigual entre cuentas bancarias y no bancarias".

En el sector fintech admiten que esperaban la nueva normativa aunque no tenían claro el momento en el cual iba a ser lanzada. 

"Hay diálogo con la Secretaria de Política Tributaria del Ministerio de Economía. No es una sorpresa porque se venía hablando del tema, lo que no sabíamos era el espacio del tiempo", explicó Mariano Biocca, coordinador general de la Cámara Argentina de Fintech.

"Vamos a hacer una reunión esta semana en la cámara con los técnicos para ver la norma en particular y unificar criterios, y después le haremos llegar a la Secretaría nuestros comentarios o dudas", anticipó Biocca en dialogo con El Cronista.

Para Biocca, la medida "no es algo positivo". "En esta situación, donde estamos todos uniendo esfuerzos para digitalizar la economía y que el pequeño comercio empiece a aceptar otros medios de pago, no es algo positivo", recalcó. 

"Estamos trabajando un montón para que el proceso de digitalización de la economía se extienda. Tenemos soluciones de clase mundial. Lo que tenemos que terminar de lograr es que esté el incentivo para que se adopten las nuevas tecnologías", agregó. 

Quiénes son los afectados

El decreto que regirá a partir del 1 de agosto dispone que el tributo aplicará sólo para las personas jurídicas (empresas) aunque no para las Pyme. En esta línea, tampoco abarca a las personas humanas. Al mismo tiempo, establece la excepción del pago del impuesto a monotributistas desde cuentas corrientes, que pasará del actual 0,25% al 0%.

Lea más: El Gobierno restablecerá un impuesto a las transferencias que había eliminado Macri

"Se sabía que se estaba trabajando en esta medida. Creemos que va a perjudicar a las empresas realmente grandes, no al público en general", destacaron desde una de las principales proveedoras de servicios de pago.    

"No nos parece ni bien ni mal. Muchas empresas van a poder catalogarse como Pymes y serán las más grandes las que queden alcanzadas por el tributo. El usuario no lo paga, sino la empresa. Técnicamente estarían exentos los monotributistas y las Pymes, por lo que no deberían ser tantas los personas jurídicas alcanzadas por la medida", analizaron en este sentido. 

En esta línea, el BCRA señaló que las cuentas virtuales pasarán a tener un tratamiento impositivo similar a una caja de ahorro cuando el titular es una persona humana y similar a una cuenta corriente si es una persona jurídica. En ese marco, todas las exenciones y alícuotas especiales que rigen para el impuesto al cheque en las cuentas bancarias se aplicarán también para las cuentas no bancarias.

La lupa puesta en las PSP

En enero de 2020 el Banco Central comenzó a reglamentar el uso de los Proveedores de Servicios de Pago (PSP), como se denomina legalmente a las billeteras virtuales o cuentas de pago similares.  

Por aquel entonces estableció que "los fondos de los clientes acreditados en cuentas de pago ofrecidas por los PSP deberán encontrarse en cuentas a la vista, en pesos, en entidades financieras del país y, en todo momento, disponibles con carácter inmediato ante su requerimiento, por un monto al menos equivalente al que fue acreditado en la cuenta de pago."

En la actualidad, hay 54 PSP activos en el país que ofrecen cuentas de pago, de acuerdo al registro de entes proveedores de servicios de pago del BCRA.   

Tags relacionados

Compartí tus comentarios