La otra emisión: estiman que al BCRA le costó $ 300.000 millones frenar el derrumbe de bonos CER

La compra de títulos en el mercado secundario le habría costado al Central el equivalente al 40% de la emisión acordada con el FMI. En el equipo económico del Gobierno creen que la estrategia permitirá reducir el riesgo Tesoro.

"Estimamos que la impresión de pesos del Banco Central para darle salida a tenedores de deuda en pesos rondó los $ 300.000 millones"

Así arranca un nuevo informe privado de 1816, en el que se busca dimensionar el costo que tuvo para el Estado estabilizar la salida masiva de bonos en pesos que ajustan por inflación en las cinco ruedas que transcurrieron desde el jueves 9 hasta el miércoles 15 de junio.

Según estimó la firma, la entidad que preside Miguel Pesce imprimió en solo cinco días un monto equivalente al 40% de los Adelantos Transitorios previstos en el programa inicial acordado con el FMI para todo el año. 

"Llegamos a una estimación de $ 296.000 millones de compras en el secundario teniendo en cuenta el incremento en el monto operado en ByMA y MAE de Ledes, Lecer y bonos CER con vencimiento entre 2022 y 2024", detalló la consultora.

"El hecho de que el lunes, cuando liquidaban las operaciones T+2 del jueves pasado, los pasivos del BCRA hayan aumentado en $ 90.000 millones, que es un monto muy parecido al que estimamos que compró el BCRA el jueves en base a volúmenes operados, nos da confianza para publicar estas cifras", argumentó el trabajo. 

No obstante, desde 1816 aclararon que se trata de una estimación preliminar y debe tomarse como tal.

El estudio subraya, además, que las intervenciones del BCRA en el mercado secundario "cayeron significativamente" el martes y el miércoles últimos, en línea con la desaceleración de los rescates a FCI. "Según estas estimaciones, el Central compró unos $ 90.000 millones de títulos en el mercado secundario el jueves, unos $ 60.000 millones el viernes, unos $ 90.000 millones el lunes, $ 40.000 millones el martes y otros $ 10.000 millones ayer (por el miércoles)", detallaron.

Dicha cifra, agregan, superan los rescates por $ 240.000 millones que hubo durante la corrida contra los FCI ex money market desde el miércoles pasado.

Cifras muy similares maneja Federico Furiase, director de Anker Latinoamérica. Según sus estimaciones, el Central debió destinar unos $ 300.000 millones desde el jueves pasado a la recompra de títulos en el mercado secundario. "Es la cifra que se está manejando hoy en el mercado, aunque recién podremos verificarla la semana que viene en los datos oficiales".

Si bien costosa, la estrategia dio resultados. En los últimos días de la semana pasada la sangría se detuvo y las salidas masivas de los títulos que ajustan por inflación se estabilizaron. Pero detrás de esta jugada, creen dentro del Gobierno, hay también un segundo efecto que será positivo.

Con la maniobra, prevén, el llamado riesgo Tesoro se verá reducido ya que los bonos del Tesoro al final del día tendrán también riesgo BCRA.

Consultados al respecto, desde el BCRA no salieron al cruce de las cifras. Solo argumentaron que "el BCRA está parado sobre la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro" y que "va a mantener esa posición de defensa del valor de la deuda pública".

Estos $ 300.000 millones se suman a los $ 232.000 millones que ya emitió el Banco Central durante la primera quincena de junio para asistir al Tesoro.

La aceleración de la emisión, cabe recordar, se aceleró tras la maniobra contable con los DEG para cancelar Adelantos Transitorios por $ 322.449 millones a fin de mayo, lo que le permitió al Gobierno asegurar la meta monetaria acordada con el FMI.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios