Política monetaria

El mercado teme a una Fed hawkish: las acciones globales pierden u$s 4,2 billones tras el discurso de Powell

El presidente de la Fed, Jerome Powell anticipó mayores subas de tasas. Esto provocó un selloff en bonos y acciones, que perdieron u$s 4,2 billones desde el viernes

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dio el viernes un discurso sobre sus perspectivas de la política monetaria de cara a los próximos meses y generó un baño de sangre en el mercado. 

Las acciones cayeron el viernes y siguieron con las perdidas esta semana. 

Del mismo modo, los bonos evidenciaron bajas el último día de la semana pasada y las cuales se extendieron el lunes.

Devaluación: por qué cae la apuesta de un salto del dólar en el corto plazo

La Fed se pone agresiva y los bonos argentinos ya sienten el impacto

Discurso hawkish

El viernes en Jackson Hole, Powell pronunció su discurso más agresivo hasta la fecha ya que hechó por la borda cualquier esperanza de que la Reserva Federal se torne más laxa en su política monetaria ya que reafirmó su compromiso "incondicional" de abordar la alta inflación.

El presidente de la Fed advirtió que el banco central deberá continuar elevando las tasas de interés y mantenerlas en un nivel más alto hasta que esté seguro de que la inflación está bajo control.

Por otro lado, Powell señaló que este proceso probablemente debilitará el mercado laboral y causará algunos problemas a los hogares y las empresas, haciendo referencia a los riesgos de una eventual recesión en EEUU.

Justamente, la Fed busca enfriar la economía para bajar la inflación, lo cual puede provocar escenarios de estrés en algunos sectores de la macro.

Por esta razón es que los activos experimentaron una fuerte baja el viernes y las perdidas continuaron ayer, lunes.

El discurso tan solo ocho minutos provocó una dramática caída en las acciones el viernes en Wall Street, con el S&P500 perdiendo más de 3%, y del 4% para el Nasdaq, llevando a cabo su mayor baja diaria desde junio.

El lunes, las bolsas siguieron con el tono bajista perdiendo 0,4% en promedio.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) dijeron que Powell fue contundente en su mensaje ya que dejó en claro que van a hacer todo lo posible para contener la inflación y volver al target del organismo.

"Alcanzar este objetivo probablemente signifique ver tasas altas por un tiempo más y no anticiparse a desandar el camino trazado hasta el momento. El tono de su discurso se alejó de lo observado en la última reunión a finales de julio volcándose hacia un enfoque más ‘hawkish' en línea con lo que venían anticipando los distintos miembros del FOMC las últimas semanas"; comentaron desde PPI.

El selloff en las acciones provocó una fuerte pérdida en el market cap global. 

El discurso de Powell provocó una pérdida aproximada de u$s 4,2 billones en la capitalización bursátil entre viernes y lunes.

Desde Cohen remarcaron que pese a los buenos indicadores económicos publicados, las declaraciones de Jerome Powell golpearon fuerte al mercado con un cierre muy negativo.

"Las tasas volvieron a subir y los principales índices de renta fija y variable tuvieron la segunda semana consecutiva de caídas", comentaron.

Más riesgios recesivos por  más subas de tasas 

Así, el mercado comienza a pricear con mayores probabilidades las chances de ver una suba de tasas de 75 puntos básicos en la reunión de septiembre. 

La probabilidad de un hike de 75 puntos básicos es del 64,5% (vs 28% un mes atrás).

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS anticipa una suba de 75 puntos básicos para septiembre y reconoce el entorno de mayor volatilidad.

"Seguimos esperando un hike de 75pbs en el FOMC de septiembre, dado que consideramos que para que la inflación en Estados Unidos inicie un sendero claramente declinante, las condiciones financieras deberán ser más tight que las actuales, en especial en el mercado laboral. La reacción de los mercados a los comentarios de Powell fue adversa", dijo.

Por lo tanto, el mercado ve mayores subas de tasas y esto genera un desplazamiento al alza en las tasas de interés de los bonos del tesoro americano, lo cual implica perdidas en los precios de los bonos a nivel global, combinado con una suba del dólar index.

Los extremos más cortos de la curva americana volvieron a subir y tocaron máximos desde 2007. 

El extremo más corto, con los rendimientos a 2 años operaron en 3,41%, su mayor valor desde 2007. Lo mismo ocurre con las tasas a 6 meses que subieron hasta los 3,34%. Los rendimientos del bono a 10 años subieron hasta 3,11%, su mayor valor desde junio.

El escenario en el que la Fed sube las tasas más agresivamente, provocó un rally en los rendimientos y una suba abrupta en las chances de ver una recesión. 

Por ello es que los tramos más cortos de la curva americana subieron con más fuerza que los más largos, provocando un aumento en los riesgos de una desaceleración económica en EE.UU. 

Las chances de ver una recesión se ubican en niveles de 51%, el nivel más alto desde 2001.

Esto fue uno de los drivers por los cuales las acciones aceleraron las bajas el viernes y continuaron ayer, lunes.

Contexto desafiante para la deuda

En el escenario de tasas al alza, todo el espectro de bonos operó a la baja tanto el viernes como el lunes.

Ayer, los bonos de grado de inversión cayeron el lunes más de 0,65%, mientras que el índice de bonos globales perdió 0,45%, similar al índice de mercados emergentes en dólares que también bajo 0,4%.

El contexto luce desafiante para la deuda argentina, la cual se ha movido a la par de los bonos globales.

Bajo la sospecha del discurso hawkish de Powell, los bonos de emergentes cayeron poco más de 0,5% en los últimos tres días, mientras que en ese mismo periodo, los bonos locales perdieron entre 2% y 3 por ciento.

A su vez, mirándolo en el último mes, todos los tramos de deuda argentina muestran un rendimiento negativo, con pérdidas de entre 0,4% y hasta 2,9%, mientras que la deuda emergente retrocedió 1,8% en el mismo periodo.

Finalmente, en el acumulado del año, mientras la deuda emergente muestra pérdidas del 20%, la deuda argentina cae entre 29% y 24%, lo cual da cuenta de que los bonos argentinos muestran una correlación elevada con los movimientos que se perciben en los bonos emergentes.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) reconocen que los bonos acompañan la tendencia global tras los comentarios de Powell.

"El universo emergente sufrió nuevamente el viernes, luego de que el discurso de Jerome Powell en Jackson Hole no cumpliera con las expectativas asignadas por los mercados, que esperaban un relajamiento en la política monetaria e incrementos de tasas más acotados para lo que resta del año. El BBG Emerging Markets Index cayó hasta los 1076,5 puntos luego de 4 ruedas al alza", dijeron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.