Las fintech, en crisis por la escasez de dinero fácil y problemas de liquidez

Las valoraciones de las fintech se han hundido incluso más rápido de lo que subieron, haciendo difícil la llegada de nueva financiación para estas empresas. Mientras tanto, aumentan las ventas y fusiones con operadores tradicionales.

Mientras las fintech se subían a una ola de financiación con valoraciones más altas que nunca en los últimos cinco años, la compañía sueca de compras a plazos Klarna declaró su ambición de convertirse en la Ryanair, Tesla y Amazon del sector. 

Ahora que los bancos centrales suben las tasas para luchar contra la inflación, Klarna intenta conseguir nueva financiación a menos de la mitad de su valoración máxima de u$s 46.000 millones y las fintech intentan encajar en un mundo donde la expansión ya no puede alimentarse con dinero barato y los modelos de negocio deben demostrarse con beneficios.

En 2021 se destinó una cantidad de inversión récord a las empresas fintech, pero muchas tienen problemas para recaudar nuevos fondos y dudan entre vender o aceptar valoraciones más bajas para permanecer a flote, según los inversores, analistas y ejecutivos del sector. 

En plena escasez de fondos, billetera virtual obtiene financiamiento por $ 175 millones 

Hace unas semanas, el proveedor de servicios de pago SumUp captó financiación con una valoración de 8000 millones de euros (u$s 8,3 mil millones), muy por debajo de los u$s 20.000 millones de principios de año. Y mientras se ajustan los cinturones, las probabilidades de supervivencia de las fintech podrían medirse por la cantidad de capital asentado en su balance. "Entras en pánico si tu solvencia es inferior a un año", afirma Erik Podzuweit, fundador y CEO de la aplicación alemana de inversión Scalable Capital.

Las compañías de capital riesgo han duplicado sus inversiones en el sector el año pasado hasta u$s134.000 millones, ayudando a que las valoraciones de las fintech superen a cualquier subsector tecnológico, según datos de Crunchbase. La financiación tocó techo en el segundo trimestre de 2021 mientras inversores como Accel, Sequoia Capital, SoftBank y Berkshire Hathaway respaldaban a grupos como la firma de crédito brasileña Nubank, el bróker alemán Trade Republic y la compañía de pagos con sede en Amsterdam, Mollie. Las empresas de servicios financieros representaron apenas u$s 1 de cada u$s 5 en inversión de capital riesgo el año pasado.

Hundimiento

Pero ahora las valoraciones bursátiles de las fintech se han hundido incluso más deprisa de lo que subieron, ya que la financiación se ralentizó bruscamente en el primer trimestre. Las valoraciones de las fintech han tenido un declive más profundo que cualquier otro sector tecnológico, según un reciente informe de Andreessen Horowitz, con datos de Capital IQ.

La captación de fondos de las fintech en el último trimestre cayó un 21%, hasta u$s 28.800 millones desde un techo récord de u$s 36.600 millones en el segundo trimestre del año pasado, según Insights.

Muchas fintech captaron capital a valoraciones elevadas basándose en objetivos de crecimiento ambiciosos, afirma Arjun Kapur, de Forecast Labs. "La mayoría no va a lograr los objetivos, lo que significa que el negocio no vale la financiación captada". 

Aunque espera que el sector se recupere a largo plazo, "muchas empresas quedarán excluidas en el proceso". Los inversores se muestran especialmente escépticos, ya que la alta inflación reduce la cantidad que la gente puede ahorrar y aumenta la probabilidad de incumplimientos. La financiación de fintech bancarias cayó un 48%, hasta u$s 4400 millones en el primer trimestre, comparado con el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con CB Insights.

Tiene 25 años y ya es CEO de uno de los negocios que no deja de crecer: quién es y qué hace Frankkaster

Robert Le, analista de fintech en PitchBook, afirma que es probable una bifurcación en la financiación mientras la lucha de estas empresas de cara al consumidor con aquellas que venden software a otras corporaciones no se estabilice. Entre ellas destaca la británica Thought Machine, que dobló su valoración hasta u$s 2700 millones en su última ronda de financiación en mayo.

Algunas fintech estadounidenses para consumidores habrían empezado a recortar sus presupuestos de marketing para intentar conservar liquidez, afirma David Sosna, jefe ejecutivo del grupo de software Personetics.

Los banqueros están diciendo a las empresas que conserven tanta liquidez como sea posible para aguantar dos años difíciles en recaudación de fondos. Freetrade, el bróker británico valorado en 650 millones de libras (u$s 788 millones) en noviembre, captó 30 millones de libras (u$s 36 millones) mediante un crédito el mes pasado. Su director ejecutivo, Adam Dodds, afirma que el movimiento pretendía apuntalar el balance de la compañía sin tener que revalorizarla.

Menor liquidez global afectará a un sector clave, pero destacan una ventaja de las empresas argentinas

Además de una valoración más baja, que puede ser una señal incómoda para los mercados y dañar la moral interna, también pueden darse términos más estrictos como los protocolos de liquidación reforzados y una protección antidisolución, afirma Tom Mason, analista de S&P Global Market Intelligence.

Vender las empresas completas es cada vez una opción más atractiva para muchas. Los cambios en la privacidad de Apple han aumentado en gran medida los costos de adquisición del cliente, haciendo que las bases de clientes existentes sean más valiosas al mismo tiempo que las valoraciones de las fintech están bajando. Los consejos de administración empezaron a explorar las ventas potenciales en primavera.

Las adquisiciones de empresas fintech -a punto de superar el récord de 2021- se acelerarán durante el resto del año mientras las compañías financieras tradicionales como JPMorgan Chase y Mastercard se benefician de grupos de software relativamente baratos.


"Lo estoy viendo ahora mismo", dijo Michael Abbott, líder global banking lead en Accenture, añadiendo que las uniones entre las fintech y los operadores tradicionales están en aumento.

Las operaciones que se han hecho en lo que va de año incluyen la adquisición de Wealthfront por parte de UBS y la compra de Finxact por parte de Fiserv.

"Lo que los consumidores quieren es lo mejor de lo que ofrecen los neobancos en términos de experiencia y capacidad de obtener productos rápidamente, pero al mismo tiempo lo que van a necesitar en un entorno de suba de tasas es el balance de un banco", dijo Abbott.

  Un inversor de una gran firma de capital riesgo afirma que han recibido muchas ofertas de fintech que quieren venderse, pero no han aceptado ninguna. "¿Quién dice que es el precio correcto? ¿Qué ocurre si en seis meses ese precio se considera demasiado caro?".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios