Crisis energética en Europa: Alemania nacionaliza Uniper, la mayor importadora de gas del país

El gobierno germano tomará el control del que fue el mayor importador de gas ruso de Europa.

El gobierno alemán va a nacionalizar Uniper en un acuerdo que eleva el costo del rescate de la empresa a 29.000 millones de euros, después de que estuviera al borde de la insolvencia tras la invasión rusa de Ucrania.

El salvataje de Berlín al principal importador de gas natural del país es el mayor rescate empresarial en Alemania desde la crisis financiera mundial de 2008, cuando el Gobierno aprobó un paquete de 480.000 millones de euros para el sector bancario.

Alemania, que ya había planeado tomar una participación del 30%, ahora " comprará por completo" al anterior propietario de Uniper, Fortum, por 480 millones de euros. Berlín también asumirá un crédito de 7500 millones de euros que la empresa energética finlandesa había concedido anteriormente a Uniper.

Europa presiona a las empresas de energía con más impuestos para frenar el aumento de precios

Al mismo tiempo, el Gobierno recapitalizará la empresa con 8000 millones de euros, según declaró este miércoles el ministro alemán de Economía, Robert Habeck. La medida se suma a un crédito gubernamental de 13.000 millones de euros que ya se concedió a Uniper este año.

Uniper, que en su momento fue el mayor importador europeo de gas ruso y representaba más de la mitad de las compras alemanas de este combustible, se ha visto al borde del colapso después de que Moscú cortara los suministros, obligándola a comprar gas más caro en el mercado al contado para poder cumplir sus contratos.

Los responsables políticos temían que su quiebra desencadenara un colapso en el suministro de gas y un caos económico en la mayor economía de Europa.

Uniper ha acumulado 8500 millones de euros en pérdidas durante la crisis, cifra que actualmente aumenta en 100 millones de euros al día, según su director general, Klaus-Dieter Maubach. Sin embargo, las pérdidas diarias se reducirán drásticamente a medida que la empresa comience a trasladar los mayores costos a los consumidores.

El aporte de 8000 millones de euros suscrito por el gobierno alemán implica un descuento de 65% respecto al precio de cierre de las acciones de Uniper el martes. Las acciones de Uniper se han desplomado casi un 90% desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia en febrero.

Maubach dijo este miércoles que el acuerdo permitía a la empresa de servicios públicos "cumplir con nuestro papel de proveedor de energía crítico para el sistema".

¿Europa puede soportar una recesión invernal?

"La modificación del paquete de estabilización anunciado en julio era necesaria en el contexto de la nueva intensificación de la crisis energética", dijo.

El tamaño del rescate podría reducirse si los 8000 millones de euros se utilizaran para sustituir los préstamos respaldados por el Gobierno. Maubach dijo a los periodistas que esto no estaba previsto de inmediato, pero otras personas familiarizadas con el acuerdo dijeron al Financial Times que era una opción probable.

El CEO de Fortum, Markus Rauramo, dijo este miércoles que "en las circunstancias actuales de los mercados energéticos europeos y reconociendo la gravedad de la situación de Uniper, la desinversión de Uniper es el paso correcto, no sólo para Uniper sino también para Fortum".

La AIE advierte a Europa que se prepare para el cierre total de las exportaciones de gas ruso

Añadió que Fortum se retiraría a la generación de energía "limpia", incluida la energía nuclear, en los países nórdicos.

Rauramo reconoció que las decisiones estratégicas tomadas en el pasado han resultado ser "pasivos", y que "ahora tenemos que afrontar y mitigar el impacto de esas decisiones".

Uniper, que también explota centrales eléctricas de carbón y gas -y tiene una participación del 84% en la empresa rusa Unipro-, se separó de la empresa alemana Eon en 2016. La desafortunada adquisición de Fortum se lanzó un año después en un acuerdo al que inicialmente se opuso ferozmente la dirección de Uniper y que no se concretó hasta 2020.


La adquisición de Uniper, llevada a cabo por el anterior director ejecutivo, Pekka Lundmark, que ahora dirige Nokia, es considerada como uno de los peores acuerdos de la historia empresarial finlandesa.

Fortum pagó 7000 millones de euros por su participación del 73,3%. A cambio, recibió 900 millones de euros en dividendos y sólo recibirá 480 millones de euros del gobierno alemán por sus acciones restantes.

"Está claro que no podemos estar contentos con lo que ha pasado", dijo Rauramo. El grupo finlandés también verá reembolsado un préstamo de 4000 millones de euros a Uniper y quedará liberado de una garantía de préstamo de 4000 millones de euros.

Las acciones de Fortum, que dijo que el acuerdo reforzaría sus fondos propios en unos 5000 millones de euros, subían un 10% en las operaciones de la tarde.

Los problemas de Uniper se han convertido en una controversia política, ya que la oposición de derechas de Finlandia ha presentado una moción de censura contra la coalición de centro-izquierda del país por su gestión del asunto. El Gobierno sobrevivirá gracias a su mayoría parlamentaria.

"El consejo de administración de Fortum ha tomado una decisión inevitable en una situación excepcionalmente incierta", dijo Tytti Tuppurainen, ministro para la Unión Europea y las empresas estatales. "Fortum debe proteger su posición financiera de forma que se preserve la capacidad de la empresa para llevar a cabo su actividad principal".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios