Financial TimesExclusivo Members

Estados Unidos: acusan a Trump de intentar "corromper" las elecciones de 2016

En el comienzo del juicio, el primero a un presidente de los Estados Unidos, los fiscales alegaron que el magnate formó parte de una "conspiración coordinada y de larga duración" para silenciar a una actriz porno.

Donald Trump intentó "corromper" las elecciones de 2016 cuando ordenó a su equipo que comprara el silencio de una actriz porno que amenazó con hacer públicas las acusaciones de una relación extramatrimonial, dijeron los fiscales de Manhattan durante los alegatos iniciales en el primer juicio penal contra un expresidente de Estados Unidos.

El abogado de Trump, Todd Blanche, replicó que su cliente estaba "revestido de inocencia" y que sólo intentaba "proteger a su familia, su reputación y su marca". El expresidente, de 77 años, "no estaba comprometido" con la forma en que los pagos fueron organizados o registrados por sus empleados, con los que él "no tenía nada que ver", añadió Blanche.

Los relatos contrapuestos de los hechos que forman el núcleo del caso de "pago por silencio" contra Trump se produjeron durante los intercambios iniciales del primer -y posiblemente único- juicio penal contra el candidato presidencial republicano antes de las elecciones de noviembre.

Trump necesita u$s 454 millones: por qué nadie se los quiere prestar

Mientras Trump se sentaba a unos metros de distancia en la mesa de la defensa en una fría sala de Manhattan el lunes por la mañana, con el ceño fruncido en silencio, los siete hombres y cinco mujeres del jurado escucharon al ayudante del fiscal de distrito Matthew Colangelo esbozar un plan de "atrapar y matar" supuestamente orquestado por el expresidente y su círculo íntimo para comprar el silencio de la actriz porno Stormy Daniels.

Daniels había amenazado con ir a la prensa con su historia de cómo tuvo una cita con la entonces estrella de reality shows en 2006, dijo Colangelo, una revelación que habría sido aún más perjudicial para la campaña de Trump tras el furor causado por la publicación de un video de Access Hollywood, en la que se lo escuchaba jactarse de agarrar los genitales de las mujeres.

Colangelo añadió que Trump encubrió las transacciones detrás del pago de u$s 130.000 porque "quería ocultar su conducta criminal y la de otros".

"Se trataba de una conspiración planificada, coordinada y de larga duración (...) para ayudar a Donald Trump a salir elegido mediante gastos ilegales", afirmó. "Fue fraude electoral, puro y simple".

Blanche dijo que Trump estaba haciendo frente a un intento "siniestro" de avergonzarlo con acusaciones falsas, y que había actuado de forma totalmente legal al tratar de suprimir la historia. "Van a ver que las empresas hacen eso todo el tiempo ", dijo a los miembros del jurado, añadiendo: "No hay nada malo en intentar influir en unas elecciones: se llama democracia".

El inicio del juicio, de seis semanas de duración, se produce poco más de un año después de que el fiscal del distrito de Manhattan, Alvin Bragg, presentara los primeros cargos penales contra un expresidente de EE.UU., acusando a Trump de 34 delitos graves de falsificación de registros empresariales.

Como cualquier acusado penal, Trump debe asistir todos los días, un requisito del que se ha quejado que limitará su campaña de cara a las elecciones de noviembre. El tribunal hará pausas los miércoles si el caso avanza según lo previsto, dijo el juez Juan Merchan la semana pasada.

Trump está de vuelta: ¿hasta qué punto eso es un problema para la Fed?

Trump arremetió contra el tribunal y los fiscales en las redes sociales y volvió a denunciar el caso como una caza de brujas a su entrada en la sala el lunes por la mañana. "Esto es una interferencia electoral, todo el mundo lo sabe", dijo a los periodistas el probable candidato republicano a la Casa Blanca en 2024.

Tras concluir los argumentos iniciales, el tribunal escuchó brevemente al primer testigo de la acusación, el exeditor de National Enquirer, David Pecker, quien supuestamente participó en el esquema de "atrapar y matar" mediante la compra de derechos exclusivos de historias anti-Trump - y luego evitar que se publicaran.

La semana pasada, 12 miembros del jurado y seis suplentes fueron elegidos de una lista de casi 200 neoyorquinos del distrito de Manhattan, que fueron cuidadosamente investigados para asegurarse de que no tuvieran prejuicios insuperables hacia Trump. Todos dijeron que podían ser imparciales a la hora de decidir los hechos del caso, aunque algunos expresaron su desagrado por sus políticas y su persona.

Una segunda presidencia de Trump cambiaría al mundo

El expresidente aún enfrenta cargos penales en tres tribunales diferentes por sus presuntos intentos de frustrar la transición pacífica del poder tras las elecciones de 2020 y por la retención de documentos clasificados en su mansión de Mar-a-Lago, en Florida. No está claro cuándo irán a juicio los otros casos penales.

Trump también se enfrenta a una serie de procedimientos civiles, y está apelando contra una sentencia por fraude civil de casi u$s 500 millones concedida al fiscal general de Nueva York a principios de este año. El lunes, un juez rechazó la petición del fiscal general para invalidar la fianza de u$s 175 millones que Trump había depositado en ese caso, en un respiro para el expresidente.

A finales de esta semana se alcanzará otro hito en los problemas legales de Trump, cuando la Corte Suprema de EE.UU. escuche los argumentos sobre si puede reclamar la inmunidad presidencial por actos de los que ha sido acusado y que tuvieron lugar mientras estaba en el cargo. El resultado de ese desafío no influye en el caso de Nueva York, que ha sido presentado bajo la ley estatal en lugar de la federal.

Temas relacionados
Más noticias de Donald Trump

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.