Financial TimesExclusivo Members

La gran amenaza que puede poner en jaque el imperio de Warren Buffett

A pesar de las contradicciones del Oráculo de Omaha, los inversores deberían tomar nota de su preocupación por los desastres climáticos.

En su última carta a los accionistas, Warren Buffett afirmaba que su empresa Berkshire Hathaway, con su tamaño y madurez, debería "operar con un riesgo menor de pérdida permanente de capital". Unas páginas más adelante, el Oráculo de Omaha parecía incurrir en algunas contradicciones.

Berkshire Hathaway Energy es una de las mayores eléctricas de Estados Unidos. Según Buffett, este tipo de empresas funcionan como monopolios naturales en los que los reguladores estatales imponen la rentabilidad del capital. Este sistema permite a la empresa realizar con seguridad cuantiosas inversiones en generación de electricidad y gas, así como en equipos de transmisión. Hasta ahora el negocio parecía estable y aburrido.

Ahora, PacifiCorp, de Berkshire Energy, se enfrenta, en el peor de los casos, a una responsabilidad civil de miles de millones de dólares por el supuesto papel que desempeñaron sus materiales en los múltiples incendios forestales que asolaron California y Oregon en los últimos años tras la caída de un rayo. Incluso cuando los beneficios globales de Berkshire se dispararon en 2023, los de su división de energía cayeron más de un 40%, lo que incluía casi u$s 2000 millones de "pérdidas probables estimadas por incendios forestales".

Warren Buffett revela la clave de su éxito en los mercados

Buffett insinuó algún tipo de rescate o alivio regulatorio, señalando que EE.UU. necesita cada vez más energía cuando la responsabilidad del cambio climático podría desalentar la inversión necesaria.

Afortunadamente, 2023 fue un año relativamente tranquilo en cuanto a huracanes. Eso ayudó a mitigar cualquier pérdida masiva para el importante segmento de seguros de propiedad y accidentes de Berkshire. Los beneficios se dispararon.

Aunque las aseguradoras se han beneficiado de un fuerte aumento de las primas, el incremento de las tormentas severas está convirtiendo a los seguros en otro negocio que se enfrenta a los riesgos relacionados con el clima.

En la misma carta, Buffett defendió su participación en Occidental Petroleum, que espera mantener "indefinidamente". La perforadora de petróleo y gas, escribió, es esencial para la independencia energética de EE.UU.

El papel de la extracción y el consumo de petróleo y gas en el centro de la crisis climática no se reconoció, como tampoco los riesgos que genera.

Dos eléctricas estadounidenses, PG&E y Hawaiian Electric, se han enfrentado en los últimos años a graves problemas financieros derivados de los incendios forestales.

Warren Buffett vende acciones de un gigante tecnológico clave para su cartera

PG&E se declaró en quiebra y es posible que HE tenga que hacer lo mismo para liquidar las reclamaciones de forma eficaz. Sería extraordinario que Berkshire Hathaway Energy se viera obligada a una táctica similar.

Buffett advirtió que los costos del cambio climático para eléctricas como la suya pueden ser tan enormes, que los gobiernos, en lugar de limitarse a regular las empresas del sector privado, podrían verse obligados a convertirse ellos mismos en operadores para llenar el vacío.

El inversor siempre ha tenido una visión optimista de EE.UU. y, por extensión, de su negocio. A pesar de las contradicciones en las que incurrió en la misiva, debería tomarse nota de su preocupación por los desastres climáticos.

Temas relacionados
Más noticias de Warren Buffett

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.