U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Un negocio sin roturas

Sebastián Anselmi, presidente de Anselmi Claims Management, habla de Leverbox, un spinoff basado en la gestión de reparación de vehículos.

Cuán

tas compañías nacieron en la mesa de un café? Algo así le sucedió a Sebastián Anselmi, presidente de Anselmi Claims Management, uno grupo de gestión de riesgos y siniestros. En medio de una cena, su amigo Ignacio Barletta le pidió opinión sobre la reparación de su auto. Le habían dado un presupuesto que parecía elevado y dudaba qué hacer. Al día siguiente hizo un par de llamados, buscó precios y pidió turnos. El arreglo salió mucho menos de lo esperado, Barletta quedó conforme y ambos fundaron Leverbox, una compañía digital, la más nuevita del grupo, y una plataforma de servicios que lleva 2000 vehículos reparados en cinco meses.

"Después de esa experiencia positiva, nos sentamos a tomar un café e Ignacio me dijo ¿no te parece que acá hay un negocio?", cuenta Anselmi y asegura que no dudó en la respuesta. "Venía recibiendo llamados de amigos y conocidos, muchos, incluso, vinculados al mundo del seguro. Todos me pedían ayuda para encontrar un mecánico de confianza que no les cobrara de más y que no los dejara esperando semanas por su auto. Me dije: 'Si hay tanta gente preocupada por lo mismo, tiene que haber una oportunidad de negocio'", destaca.

Cada uno puso lo suyo para atacar el nicho: Barletta, desarrollador de software, su know how digital y Anselmi, sus 16 años de trabajo en la empresa familiar, uno de los mayores gerenciadores de siniestros del mercado. Se convirtieron en co funders de la primera plataforma web de reparaciones de vehículos del mercado argentino.

"Permite una contratación sencilla y confiable de servicios para el vehículo", explica. Anselmi y Barletta partieron de la identificación de tres puntos en la demanda de arreglos. "El primero es que se está abandonando el modelo de mecánico de confianza, el mercado está copado por talleristas cada vez más grandes. El segundo punto es el desconocimiento. El usuario no sabe nunca bien a quién le deja el auto, cuál es el valor de los repuestos y cuáles realmente le ponen. La tercera es la disponibilidad. El parque automotor en la Argentina es muy grande y algunos talleres tienen listas de espera de hasta dos meses".

Leverbox es una firma 100% digital. "A través de una plataforma web, el usuario llena un formulario con información básica sobre su problema. El sistema le envía una notificación por Messenger, SMS o WhatsApp con un link para abrir una webapp. Allí le saca fotos al vehículo, al daño o al tipo de servicio que requiere. La idea es que, a través de esa primera comunicación, podamos tener una aproximación del presupuesto".

Se abre un canal de comunicación con el usuario en el que se le dice cuáles son los arreglos que requiere el auto, su costo aproximado es de tanto y las opciones de reparación. "La plataforma licita por precio y por servicio. Podemos tener dentro de una misma reparación tres tipos de precios distintos. Los servicios extras al costo de reparación tienen que ver con el lavado del vehículo al momento de la entrega, que te vayan a buscar el auto y te lo lleven a tu casa, vouchers de descuento para futuros servicios y hasta en abonar el traslado de vuelta una vez que el usuario dejó el vehículo en el taller. Para eso tenemos convenios con empresas de radiotaxis y Cabify, además del servicio de la geolocalización para saber cuál es el taller más cercano al domicilio del cliente".

Así, le dan la opción al propietario de reparar su vehículo de la forma más barata con confianza y garantía o de pagar un poco más agregando servicios. "Todos nuestros talleres operan con los mismos estándares. Hay requisitos específicos en los materiales y los procedimientos. Solo se colocan repuestos originales, las reparaciones salen con un año de garantía y se pueden financiar", indica.

Leverbox trabaja con tres canales: clientes de aseguradoras, las mismas con las que trabaja Anselmi Claims y que son derivados directamente a la plataforma de Leverbox después de sufrir un siniestro; flotas corporativas y el mercado abierto en el que cualquier usuario puede pedir asesoramiento ante un desperfecto mecánico.

Anselmi admite que el gran reto es llegar a retail y ofrecer el producto al usuario final. "Hay una generación muy empatizada con la tecnología a la que ni se le pasa por la cabeza salir a buscar un taller por la calle. Directamente googlea. Estamos teniendo muy buena penetración en un público que va entre los 20 y los 45 años, especialmente en los que acceden a su primer auto y en las mujeres". El éxito entre el target femenino los está impulsando a crear Leverbox Fem, un producto dirigido a mujeres. Opera en las principales plazas: CABA y GBA, Rosario, Córdoba y Mendoza. "Tenemos planes de expansión, entre ellos doblar la facturación para el año entrante", dice Anselmi en un negocio que no pierde una gota de aceite.

>

// E.P.

>Más que liquidar siniestrosAnselmi Claims Management fue fundado hace 30 años por José Luis Anselmi, un perito liquidador de siniestros que un día decidió pensar en cómo mitigar riesgos. Su hijo Sebastián se unió a la firma a los 18 años y hace siete que preside el grupo. "Mi papá fundó la compañía para gerenciar siniestros. Después comenzó a trabajar en la administración de riesgos. Y comenzó a crear nuevos productos, que terminaron siendo nuevas compañías dentro del grupo, como Assist Cargo", dice.

El grupo tiene 400 empleados, atiende a 7000 siniestros mensuales (el 95% de automotores) y cuenta con oficinas en Colombia y México.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar