Turismo

Escapadas: estos son los 5 mejores destinos en España, según National Geographic.

La prestigiosa publicación eligió los mejores lugares de España para hacer una escapada. En que se destacan y cuáles son sus principales atractivos para los turistas.

En esta noticia

Una de las características de España es la riqueza de su geografía. Desde los picos de los Pirineos hasta las costas del Mediterráneo, nuestro país ofrece innumerables lugares para hacer un viaje inolvidable.

National Geographic, la afamada publicación sobre geografía, historia y ciencia popular, ha seleccionado los mejores lugares en España para hacer una escapada. Entre los lugares elegidos, se destaca la diversidad de paisajes y regiones del país.

Selva de Oza

La selva de Oza es uno de los espacios más hermosos de España (Fuente: Shutterstock)

En la Boca del Infierno, el cañón creado por el río Aragón Subordán al norte de Siresa, el espacio es escaso. Hayas, abetos y pinos trepan por sus paredes, siendo la puerta de entrada a uno de los bosques más destacados de Aragón. Al abrirse el valle, se encuentra el refugio y área de acampada de la Selva de Oza. Desde aquí se pueden iniciar dos rutas inolvidables: hacia el ibón de Acherito (un lago situado a 1870 m) y hacia Aguas Tuertas.

Esta última puede acortarse usando un vehículo para ascender por el valle de Guarrinza. Posteriormente, el camino se eleva hacia un gran circo glaciar, donde el Aragón Subordán forma curiosos meandros en un prado a 1615 m. Un dolmen añade un aire místico al lugar, ya de por sí impresionante. Este es el punto con más vestigios megalíticos del Pirineo, como se muestra en el Centro de Interpretación del Megalitismo Pirenaico y de la Val d'Echo, cercano al área de acampada de Oza.

Las Villuercas

Las Villurecas 

Esta comarca situada al sureste de Cáceres es uno de los tesoros naturales de Extremadura. En este rincón, montañas se visten de castaños, robles, alcornoques y encinas, siendo refugio para miles de aves migratorias cada invierno.

Aquí se encuentran abundantes pinturas rupestres, ermitas e iglesias mudéjares (Humilladero, Santa Catalina), pueblos conocidos por su artesanía o gastronomía (Alía, Cañamero) y zonas arqueológicas como necrópolis y fortalezas (Berzocana, Cabañas del Castillo). El punto más reconocido de la comarca es Guadalupe, con su fortaleza monástica del siglo XIV y la famosa virgen negra.

Ribadesella y Llanes

Las playas de Ribadesella son algunas de las más hermosas de España (Fuente: Shutterstock)

Estas dos joyas asturianas despliegan auténtico placer para los sentidos. Aquel que busque disfrutar de lo mejor encontrará aquí: playas inmaculadas y serenas, pueblos costeros auténticos y tabernas en las que los cachopos no saturan. Todo esto, con montañas que embellecen cada vista, y que conforman uno de los paisajes litorales más destacados del Principado.

Arribes del Duero

Los Arribes del Duero ofrecen algunos de los paisajes más hermosos del país (Fuente: Shutterstock)

Hacia el oeste de Salamanca y Zamora, las planicies que se extienden hasta la frontera con Portugal se ven interrumpidas por los profundos cañones que el Duero y sus ríos tributarios (Águeda, Esla, Huebra, Tormes, Uces) han tallado en la base granítica.

Las diferencias de altura pueden llegar a 400 m y, en algunos puntos, el agua cae estruendosamente en cascadas, como sucede con el río Uces en el Pozo de los Humos. Navegar por el Duero o caminar por el sendero GR-14 son las mejores formas de admirar estos paisajes que recuerdan al "Far West" peninsular. Cerca del río, se encuentran pueblos donde el tiempo parece haberse detenido, ideales para el turismo rural.

El Hierro

El hierro es el archipiélago más joven de las Canarias (Fuente: Shutterstock)

Esta isla, la menor y más reciente del archipiélago canario, es un refugio ideal para aquellos que buscan destinos genuinos, naturales y alejados del bullicio. El Hierro es un lugar de miradores que se inclinan sobre el Atlántico desde altos acantilados, perfecto para disfrutar de la calma. El Mar de las Calmas, con sus aguas cristalinas, es considerado el mejor punto de buceo de Europa.

En La Dehesa, los árboles sabina se retuercen bajo la influencia del viento, mostrando formas caprichosas. A través del Camino del Jinama, un sendero adoquinado serpentea entre bosques de laurisilva. En La Restinga, el terreno volcánico de El Lajial ofrece una visión de la tierra formándose en tiempo real.

Temas relacionados
Más noticias de National Geographic