Empresas

Un nuevo jugador podría desplazar a la húngara Magyar Vagon y quedarse con Talgo

Cuando se da como seguro el rechazo del Gobierno a la venta del fabricante ferroviario al grupo húngaro, se conocieron las negociaciones entre Trilantic Capital Partners, accionista mayoritario de Talgo, con una empresa suiza.

En esta noticia

La OPA presentada por el grupo húngaro Magyar Vagon sobre el 100% del fabricante de ferrocarriles de alta velocidad Talgo, y en el que está en juego 619 millones de euros, podría descarrilar.

Esta mañana se conocieron conversaciones entre fondo de inversión británico Trilantic Capital Partners, accionista mayoritario de Talgo (40,33%), con la compañía suiza Stadler, para deshacer su participación en la empresa fundada por la familia Oriol a favor de los helvéticos.

Estas negociaciones, en caso de tener un final feliz, no sólo desplazará a los húngaros de la operación, sino que podría provocar un baile de OPAs, en caso de que CAF decida pescar en río revuelto. Veamos la historia y como puede seguir.

Si bien es cierto que cuando el grupo liderado por András Tombor oficializó ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) su intención de presentar una OPA sobre Talgo, Magyar Vagon contaba con el visto bueno de los 18 bancos acreedores, después de mantener negociaciones bilaterales con cada uno de ellos.

También lo es que Pegaso International, entidad gestionada por Trilantic, se comprometió a aceptar la oferta de Magyar Vagon. Y no sólo eso. La compañía declaró a la CNMV que "prestará al oferente toda la asistencia que éste razonablemente requiera para el buen fin de la oferta, en particular en lo que se refiere a la preparación y tramitación de las autorizaciones y consentimientos necesarios para su efectividad".

Talgo podría pasar a manos del grupo suizo Stadler (Fuente: Shutterstock)

Ante este escenario altamente favorable para el cierre de la operación, en su momento nos preguntamos si algo podía salir mal. La respuesta, dijimos, está en la oposición efectiva que puede ejercer el Gobierno para que la OPA quede en nada

Y, tras las sucesivas declaraciones en ese sentido del ministro de Transportes, Óscar Puente, el fino olfato del mercado intuye que la negativa gubernamental está al caer. Aunque tampoco los suizos las tienen todas consigo, como veremos.

Si no son los húngaros, ¿quiénes?

Desde hace tiempo los propietarios de Talgo buscan comprador para su participación en el fabricante de ferrocarriles. Cuando creían tener todo atado con los húngaros, el Gobierno, a través del ministro Puente, hace público su malestar sobre la posibilidad de que la empresa pase a manos de un grupo con posibles conexiones tanto con el ultranacionalista Ejecutivo de Viktor Orban como de su aliado Vladimir Putin.

Ante este escollo, los directivos de Trilantic salen al mercado a sondear posibles interesados pero sin éxito. Hasta que la empresa suiza Stadler muestra interés en una contraopa por Talgo. El "yerno ideal" para la Administración Sánchez, ya que Stadler, Renfe y el Ministerio de Transportes cuentan con una larga y muy amistosa relación. Además de eliminar cualquier sospecha de conexiones políticas indeseables.

El interés de los suizos por Talgo se explica porque este player de primerísimo nivel mundial dentro del sector de la fabricación de trenes, cuenta con suficiente músculo financiero como para impulsar al fabricante español. El Economista, medio que lanzó la bomba del interés de Stadler por Talgo, cuenta que, en 2023, la empresa suiza facturó 3711 millones de euros y ganó 142 millones con una cartera que multiplica por seis la de Talgo, hasta 25.112 millones.

Asimismo, destaca que sus 13 fábricas, la mayoría de ellas en Europa, permitirían resolver los problemas de capacidad industrial de Talgo, cuyas sus dos plantas (Las Matas y Rivabellosa) están saturadas. "Esta fue la principal razón por la que el consejo de administración del fabricante vio con buenos ojos la opción de Magyar Vagon, que días atrás desveló que cuenta con ocho fábricas en Hungría capaces de absorber todos los pedidos", recuerda.

Con todo, Stadler no es la candidata ideal. Porque el Gobierno español argumentó su oposición a los húngaros en que Talgo es una compañía estratégica, motivo por el cual veía con malos ojos que pase en manos de una empresa con supuestas amistades no del agrado español.

Y, si bien Stadler tiene condiciones para ser considerada el comprador ideal, presenta el obstáculo de que no es una empresa de la UE. Y en este punto se da la paradoja de que el argumento de "compañía estratégica" esgrimido por el Gobierno para oponerse al grupo que lidera Tombar, ahora le juega en contra para aceptar que una compañía que no pertenece a la UE se haga con el 100% de Talgo.

Stadler: que sí, que no

Para Renta 4 la noticia de la posible compra de Talgo por la empresa suiza es positiva porque podría abrirse una puerta para el buen fin de una OPA sobre el fabricante ferroviario español, "pero vemos difícil que fructifique ya que sería complicado que tras los reiterados comentarios por parte del gobierno español del carácter estratégico de Talgo, ahora no lo fuera más si cabe con una empresa de fuera de la Unión Europea", avisa el banco de inversión.

Por otro lado, sigue, en caso de que Stadler finalmente diese el visto bueno a esta operación, "estimamos que CAF sí que podría volver a considerar la operación teniendo en cuenta que Stadler es competencia directa de CAF, de un tamaño similar".

Stadler corre con la desventaja de no ser una empresa de la UE, algo que se buscaba desde el principio. (Fuente: Wikimedia Commons / David Gubler)

Así las cosas, Renta 4 recuerda que en repetidas ocasiones comentó que el encaje entre Talgo y Stadler es bueno "ya que esta última no tiene posicionamiento en muy alta velocidad y está incrementando de forma relevante su presencia en España".

Concluye reiterando que "nuestra recomendación de acudir a la OPA, pero esperando a la posibilidad de una contraopa tras esta noticia".

En tanto, desde el Banco Sabadell advierten que, si finalmente se lleva a cabo la operación, Stadler tendría que presentar una OPA por la totalidad al sobrepasar el umbral del 30%.

"Stadler tiene músculo financiero para llevarla a cabo, si bien sería una compra transformacional", destaca el banco y explica "porque Talgo supone un 20% de la capitalización de Stadler".

"No es la primera vez que surge el rumor de la posible compra de Talgo por Stadler, y el fabricante suizo nunca confirmó el interés, por lo que vemos poco probable que salga adelante. No obstante, esperamos que la cotización reaccione positivamente", añade el Banco Sabadell en su análisis.

Deseo de los analistas del banco que se está cumpliendo con creces: A las 16:05 la acción de Talgo se está comercializando a 4,52 euros, esto es un incremento del 6,60%.

Temas relacionados
Más noticias de Talgo