Bancos

Todo lo que hay que saber sobre la absorción del Banco Sabadell por BBVA

La capitalización conjunta de ambas entidades sería de unos 73.200 millones de euros, lo que convertiría a la nueva entidad en el tercer banco más grande de la zona euro.

En esta noticia

Todo apunta a que este segundo intento de BBVA de absorber a Banco Sabadell tiene serias posibilidades de concluir exitosamente. Los motivos que los diferencia del anterior, hace ya cuatro años, son varios. En primer lugar, los vascos mejoraron notablemente la propuesta de 2020 con la intentaron seducir a los catalanes. 

Por aquel entonces, el negocio se cayó por el desacuerdo en la valoración del Sabadell entre ambas entidades. Cuatro años después, parece que la lección fue aprendida por el banco que preside Carlos Torres Vila. 

Ahora, el BBVA valora a Banco Sabadell en unos 11.500 millones de euros: un incremento de dimensiones si se tiene en cuenta que en 2020 Sabadell valía en Bolsa 2.500 millones de euros, monto que a los catalanes no les convenció y elevaron el precio a 2700 millones.

Con la propuesta conocida el martes, tras comunicarla BBVA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la valoración de Banco Sabadell considera una prima de poco más del 17% sobre la cotización actual, que a las 17.30 está a 1,86 euros por acción, esto es, una subida de 3,56%, en relación al cierre del martes.

También es cierto que el precio de 2,1 euros por título propuesto por BBVA está por debajo del valor libro del Sabadell, que es de 2,64 euros, de acuerdo a los resultados trimestrales recientemente presentados. Sin embargo, los analistas daban al banco catalán un precio objetivo de 1,82 euros por acción, valor que ya está por debajo de la cotización tras conocerse la embestida de BBVA.

Otro dato a tener en cuenta en esta ecuación es que Banco Sabadell se revalorizó en lo que va de año un 70%, lo que convierte a la acción del banco en una de las grandes protagonistas del parqué español. Sucede que la reestructuración emprendida por Sabadell en los últimos años es calificada por muchos observadores como muy exitosa. 

En rigor, el Sabadell es uno de los bancos que más se beneficiaron de la subida de los tipos, logrando mejorar la rentabilidad, a lo que se le añade la mejora de las expectativas de su filial británica TSB, que sumó 195 millones de euros al beneficio de Sabadell el pasado ejercicio, resultado que deja atrás las pérdidas de 384 millones registradas con anterioridad.

Radiografía de la propuesta

En este punto, vale recordar que los vascos propusieron absorber a Banco Sabadell con un canje de 1 acción de BBVA por cada 4,83 acciones del banco que preside Josep Oliu. La entidad resultante tendría una sede en Cataluña y conservaría la marca BBVA, aunque podría mantener el uso de la marca Banco Sabadell en ciertas regiones.

Por otra parte, en caso de salir adelante la oferta de BBVA, la unión de ambos bancos daría origen a un grupo cuya tasación alcanzaría los 74.000 millones de euros. Así, la entidad producto de la fusión superaría a CaixaBank como el mayor banco de España, sin tener en cuenta los negocios en el exterior, de acuerdo con los números de los balances de las entidades financieras, según los datos recopilados por Europa Press. 

Así, el "nuevo" BBVA sumaría activos totales por encima del billón de euros y más de 100 millones de clientes a nivel mundial.

Asimismo, es importante destacar que no se contemplan repartos de dividendos ni otras distribuciones a los accionistas de ninguna de las entidades. También que la fusión propuesta implica que BBVA atendería el canje de acciones de Banco Sabadell mediante la emisión de nuevas acciones ordinarias. Estas acciones estarían reservadas para los titulares de Banco Sabadell y se solicitaría su cotización en el Mercado Continuo español, así como en otros mercados donde actualmente cotizan las acciones de Sabadell.

Además, la nota enviada a la CNMV explica que se propondría la inclusión de tres miembros del actual Consejo de Administración de Banco Sabadell como consejeros no ejecutivos en el Consejo de BBVA, una vez se materialice la fusión. Uno de estos consejeros sería incluso propuesto como vicepresidente del Consejo de BBVA, evidenciando la importancia estratégica de la operación.

La opinion de los analistas

Para Bankinter, las fuertes subidas de la acción de Banco Sabadell desde que comenzó el año, pero sobre todo tras el anuncio de BBVA, podrían ralentizarse. Motivados por este vaticinio, los expertos del banco rebajan de "comprar" a "neutral" su recomendación y mantienen anclado el precio objetivo en los 1,70 euros, bastante por debajo de los 1,86 euros, valor al que se comercializa el título en estos momentos (17.30 horas).

"Retendríamos las acciones de Sabadell para venderlas en caso de que la operación saliera adelante", aconsejan, y añaden "en caso de llevarse a cabo la operación no generaría valor adicional justificase una revisión al alza del precio objetivo de Sabadell".

Íñigo Vega, analista del banco de inversión Jefferies, señala que aunque la prima es alta, ésta se compensaría con mayores sinergias de 850 millones anuales. 

Vega considera que además de proporcionar una mejora del 4% al beneficio por acción de BBVA, ayudaría a la entidad a rebajar su perfil de mercado emergente sin alterar sus planes de remuneración al accionista. En efecto, el experto del banco estadounidense no pierde de vista la política de seducción, vía reparto de dividendos, que BBVA practica desde el inicio de año.

Por su parte, los analistas de Deutsche Bank creen que aunque la prima ofrecida podría resultar "bastante atractiva", aunque, destacan, no es sobresaliente.

En tanto, en lo que respecta a Banco Sabadell, HSBC mantiene su recomendación de "compra" con un precio objetivo aumentado de 1,55 euros a 2,05 euros. 

Por su parte, Keefe Bruyette & Woods eleva su recomendación de rendimiento de mercado a "sobre ponderar" con un precio objetivo aumentado de 1,98 euros a 2,38 euros.

Mientras que para BBVA, Berenberg mantiene su recomendación de "mantener" con un precio objetivo elevado de 8,30 euros a 9,50 euros. Distinta es la visión de GVC Gaesco Valores (ESN) que mantiene su recomendación de "acumular" con un precio objetivo elevado de 8,75 euros a 11,85 euros. 

HSBC sostiene su recomendación de "mantener" con un precio objetivo elevado de 10,70 euros a 11 euros. Mientras Keefe Bruyette & Woods mantiene su recomendación de "sobreponderar" con un precio objetivo aumentado de 13,03 euros a 13,44 euros.

El banco de inversión Renta 4 comienza su análisis recordando que tres años después, BBVA vuelve a intentarlo en un contexto muy diferente no sólo a nivel macroeconómico sino también desde el punto de vista de Sabadell, "con mejor perfil de riesgo, más rentable, niveles de capital cómodos y el negocio de TSB generando beneficio", detalla. 

Para enseguida destacar que ambas entidades cuentan con un elevado encaje estratégico, con modelos de negocio complementarios, donde BBVA se beneficiaría del posicionamiento de Sabadell en el segmento de empresas y su exposición a Reino Unido.

"Tras la fusión, los accionistas de Banco Sabadell tendrían un 16% de participación de la entidad resultante, beneficiándose así adicionalmente del valor generado por la operación", explican. 

Renta 4 destaca también que el reparto de poder será una cuestión relevante a la hora de llegar a un acuerdo, "además de que el pago de la operación se realiza únicamente en acciones y eso podría no gustar a Sabadell. Dos cuestiones que podrían frenar que la oferta llegue a buen puerto".

En lo que coinciden la mayoría de los analistas es que el Sabadell le permite a BBVA complementar sus áreas de negocios tanto geográficamente como por nichos de clientes. 

En el primer caso, Carlos Torres y su equipo tendría especial interés en la presencia de la entidad catalana en Reino Unido, que le permitiría ampliar su presencia internacional sumándose a Latinoamérica y Turquía; en cuanto al segundo caso, el target de Banco Sabadell enfocado con fuerza en las pequeñas y medianas empresas le posibilitaría a BBVA ganar músculo en ese segmento de mercado.

Aumentaría la concentración del mercado

El mercado también vería emerger un nuevo gigante europeo, ya que la capitalización conjunta de ambas entidades sería de unos 73.200 millones de euros. 

Esto resultaría en la creación del tercer banco más grande de la zona euro, por detrás de BNP Paribas, cuya capitalización alcanza los 77.600 millones y Banco Santander, en segunda posición con 74.300 millones.

Fusión BBVA-Banco Sabadell: todo lo que hay que saber sobre el canje de acciones. Imagen: archivo. 

De hecho, de acuerdo a la carta enviada por BBVA al presidente de Sabadell, Josep Oliu, el grupo fusionado se convertiría en "una de las mayores y más sólidas entidades financieras en Europa", con activos totales por encima del billón de euros y más de 100 millones de clientes a nivel mundial.

Si bien es cierto que la formación de una entidad poderosa puede favorecer al sector, también lo es que fuera de él genera mucha preocupación. Varias son las causas que hacen que suenen las alarmas. Veamos.

El banco resultante tendría un 22% de los depósitos y un 22% del crédito que se concede en España. Uno de cada 5 euros que mueve la banca, lo movería la unión de vascos y catalanes. Si BBVA absorbe al Sabadell, sólo esos tres grupos controlarían siete de cada 10 euros del negocio bancario español. El 72% de los depósitos estarían en manos de esos tres bancos y el 73% de los créditos. Es decir, siete de cada 10 hipotecas las van a controlar tres entidades.

La concentración se hace aún más patente si se recuerda que hace una década los cinco grandes bancos controlaban el 42,4% del mercado del crédito y de los depósitos españoles. En 2023, esa cuota subió al 66,4%, Hay más: este año, tres bancos controlarán el 72% del negocio, incrementando su posición en otros 10 puntos.

En tanto, las secciones sindicales de Comisiones Obreras (CC OO) de ambos bancos reclamaron que, de llevarse a cabo la fusión entre ambas entidades financieras, se realice con todas las garantías para los trabajadores, máxime en un contexto en el que obtuvieron unos resultados de récord y remunerado de forma excelente a sus accionistas

Se calcula que la potencial fusión podría llegar a afectar hasta a 4000 empleados, según los cálculos realizados por el profesor de EAE Business School Ricardo Zion, ante las posibles duplicidades que genere la operación.

El profesor, en declaraciones a Europa Press, considera que una fusión entre BBVA y Sabadell no sería una operación entre iguales, sino más bien una en la que "el pez grande se come al pequeño", cree también que la fusión impactaría en el número de oficinas y en servicios centrales y generaría duplicidades en recursos humanos, finanzas y tesorería entre otros departamentos.

La operación estará sujeta a la obtención de las respectivas autorizaciones de los supervisores competentes y de las autoridades de defensa de la competencia, incluyendo la aprobación del Ministerio de Economía, Comercio y Empresa y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Temas relacionados
Más noticias de Bancos