Negocios

La liberación del mercado de alta velocidad le roba ventas a las aerolíneas y genera una caída de tarifas

Gracias a ello, el sector evidenció una caída de los precios de los pasajes de hasta un 65%.

En esta noticia

La desregulación del servicio de alta velocidad, con la consecuente aparición en el mercado de empresas privadas que puso fin al monopolio histórico de Renfe, fue el disparador del negocio del sector y lo que permitió la caída de los precios de los billetes, hasta un 65%

La mejora sistemática de las tarifas se produjo durante los últimos dos años en los corredores donde la Administración de Infraestructura Ferroviarias (ADIF) liberalizó la actividad, como ser el de Madrid-Barcelona, Madrid-Levante (Valencia y Alicante) y Madrid-Sur (Málaga, Sevilla, Córdoba), con un consecuente crecimiento de pasajeros.

Atención tarjetas de crédito: ¿cómo evitar pagar de más por tus compras en 2024?

Las tarjetas de crédito y débito cambian para siempre: qué modificaciones llegarán en 2024

La liberación de la alta velocidad roba el mercado a los aviones y desploma los precios de las tarifas (foto: archivo).

El mercado ferroviario en España

Este nuevo escenario le permitió al sector ferroviario español arrebatarle pasajeros al de la aviación comercial. Por ejemplo, en el trayecto de alta velocidad de Madrid-Barcelona, los trenes se quedaron con el 80% de los pasajeros, en el de Madrid-Valencia, asciende hasta el 90% y en los trayectos entre la capital y Alicante, Málaga y Sevilla, sobrepasa el 75 %, de acuerdo a un informe distribuido por Trainline, la plataforma de venta de billetes de transporte.

La desregulación de la actividad, impulsada por ADIF, le abrió las puertas al mercado español a Iryo -bajo control del consorcio conformado por la empresa pública italiana Trenitalia (45%), Air Nostrum (31%) y Globalvía (24%)-, de Ouigo -del grupo estatal francés SNCF- y más reciente de la marca AVLO, la versión de bajo coste de Renfe.

La caída de precios en las tarifas

Las mismas son las que generaron la caída del precio medio en las tarifas comparado con la época en que Renfe gozaba del monopolio. De esta manera, el precio promedio en la ruta Madrid-Barcelona (la primera ruta en abrirse a la competencia), se ubicó a lo largo de 2023 en 35 euros, lo que equivale al 65% menos que en 2019, antes de la pandemia y un 22% menos que en 2021, cuando ingresaron a tallar las nuevas empresas.

A pesar de la presión inflacionaria, el resto de las rutas también evidenciaron precios a la baja. En la ruta Madrid-Valencia la tarifa tuvo un descenso del 44% durante este año (23 euros); la de Madrid-Alicante un 47% (29 euros); la de Madrid-Málaga descendió un 37% (44 euros), y los precios de las conexiones de Madrid con Sevilla y con Córdoba bajaron un 35% pagándose hasta los 42 y 37 euros de promedio, respectivamente.

La liberación de la alta velocidad roba el mercado a los aviones y desploma los precios de las tarifas (foto: archivo).

Para los próximos años, Adif, operador responsable de la red ferroviaria, viene organizando una nueva liberalización para permitir el ingreso de nuevas empresas a los corredores ya liberalizados y, a la vez, abrir el juego a nuevas empresas para competir con Renfe en los corredores a Galicia, Mediterráneo y la conexión a Murcia.

Varios grupos locales y extranjeros ya manifestaron su interés en participar de ese nuevo esquema, como fue el caso de la empresa de ómnibus Alsa (líder en España) junto a la sevillana Eco Raíl (del grupo Magtel).

El ingreso de nuevos actores dispara algunos interrogantes sobre la rentabilidad futura en medio de una verdadera "guerra" de tarifas, al tiempo que mejorarán las conexiones de la alta velocidad con el resto de Europa, como se pudo vislumbrar en la segunda mitad de este año, con nuevas rutas a Marsella o Lyon (por citar solo un ejemplo) a tarifas de bajo coste si las compara con las del pasado inmediato.

Temas relacionados
Más noticias de aviones