Pensiones

Jubilación forzosa 2023: ¿cuál es la cuantía que corresponde para la pensión por jubilación anticipada?

Esto es lo que debes saber en caso de entrar en la modalidad de retiro laboral denominado como jubilación forzosa.

En esta noticia

Uno de los momentos claves en la vida de cualquier trabajador es el cumplimiento de la edad de jubilación ordinaria. La gran mayoría de los mismos decide, en esa fecha, poner fin a su trayectoria profesional para descansar y disfrutar de un más que merecido descanso. Sin embargo, existe otra alternativa no voluntaria.

Esto sucede porque existen trabajadores a los que, al llegar a esa edad de jubilación ordinaria, son despedidos. Sin embargo, es importante saber que no es una decisión arbitraria por parte de su empresa, sino un mecanismo recogido en un convenio colectivo que se denomina jubilación forzosa

¿QUÉ ES LA JUBILACIÓN FORZOSA?

La jubilación anticipada forzosa es un mecanismo de retiro laboral que se produce antes de alcanzar la edad establecida legalmente. En este caso, el trabajador no tiene voluntad de abandonar la actividad profesional, sino que es una situación que se produce por motivos ajenos.

Este mecanismo busca el relevo generacional en una empresa siempre que el trabajador que se ve obligado a jubilarse esté cubierto con garantías en el cobro de su pensión.

Pensiones 2023: estas son las ayudas que podrán recibir las familias que estén en paro si cumplen con los requisitos

Seguridad Social: quiénes son los trabajadores con derecho a cobrar dos pensiones

La jubilación forzosa se regula en el Estatuto de los Trabajadores con el objetivo de garantizar que al hacerse se proteja siempre la sostenibilidad económica del futuro jubilado. En su disposición adicional décima se recogen los dos requisitos obligatorios que tienen que darse para el correcto funcionamiento de esta jubilación:

  1. Que el trabajador despedido tenga derecho al 100% de la pensión de jubilación.
  2. Que la medida se vincule al "relevo generacional". Esto se consigue mediante la contratación, a jornada completa y con contrato indefinido, de al menos un trabajador.

¿CUÁL ES LA CUANTÍA DE LA PENSIÓN POR JUBILACIÓN ANTICIPADA FORZOSA?

En la jubilación anticipada forzosa, la cuantía de la prestación varía según los coeficientes reductores que se apliquen en cada caso. Con la última normativa, estos porcentajes se calculan de forma mensual sobre el importe de la pensión, en lugar de hacerlo cada trimestre sobre la base reguladora, como ocurría anteriormente. Estos coeficientes se sitúan:

  • Entre el 0,50 por ciento de reducción por un mes de adelanto si se han cotizado 44 años y seis meses o más.
  • Hasta el 30 por ciento de reducción por adelantar la jubilación cuatro años (48 meses) si se han cotizado menos de 38 años y seis meses.
  • Si se cotiza por un importe mayor que la pensión máxima, y acceden a la jubilación anticipada forzosa, se les seguirá aplicando el coeficiente reductor trimestral del 0,5%.
  • A las personas que accedan a la jubilación anticipada voluntaria percibiendo subsidio por desempleo desde hace, al menos, tres meses, se les aplican los coeficientes reductores de la jubilación anticipada involuntaria.

Esto es lo que debes saber en caso de entrar en la modalidad de retiro laboral denominado como jubilación forzosa. 

¿CUÁLES SON LOS CAMBIOS EN LA EDAD DE JUBILACIÓN ORDINARIA?

En 2023 se producirán cambios en la edad de jubilación ordinaria, por lo que aquellas personas a las que aún no les afectan los cambios en la jubilación forzosa deberán estar atentas, dado que esa edad será la que resulte de aplicación en sus convenios colectivos.

Así, la edad ordinaria de jubilación pasa a ser de 66 años y cuatro meses para las personas que no alcancen una cotización de 37 años y nueve meses, mientras que las que sí lleguen a ese nivel de cotización tendrán una edad de 65 años. Respecto a 2022 será un aumento de dos meses en la edad de cotización de las personas que no lleguen a la cotización exigida, un baremo que se incrementa en tres meses.

Esto se produjo tras la reforma de las pensiones de 2011, que diseñó un calendario progresivo (con inicio en 2013 y final en 2027) para ir retrasando de forma paulatina la edad de jubilación.

Tal y como se redactó en la Ley 27/2011, de 1 de agosto, fue una medida enmarcada en plena crisis financiera que se llevó a cabo con el objetivo de garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones y que todavía no ha llegado a su implantación definitiva.

Inversiones 2023: estos son los 4 depósitos a plazo fijo más rentables de Europa

Compras online: estas son las reglas de oro para evitar estafas, según la Policía Nacional

Temas relacionados
Más noticias de pensiones