Arqueología

Descubrimiento histórico: hallan una especie de cocodrilo que vivió hace 40 millones de años en Zamora

Investigadores del grupo de Biología Evolutiva de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) halló los restos de una especie de cocodrilo emparentada con los actuales del Nilo.

Un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) ha logrado identificar a una especie de cocodrilo, emparentada con los actuales del Nilo, que vivió hace unos 40 millones de años en la comarca de Tierra del Vino de la provincia de Zamora.

Han sido investigadores del grupo de Biología Evolutiva de la UNED, encabezados por el profesor Iván Narváez, los que han identificado esa nueva especie de cocodrilo, según ha informado este lunes en un comunicado el centro de la UNED de Zamora.

El equipo de la UNED que descubrió el fósil (Fuente: UNED)

Uno de los integrantes del grupo, Francisco Ortega, ha explicado que el estudio de los restos fósiles ha permitido confirmar que es una especie directamente emparentada con el Asatosuchus germanicus, aunque presenta con él elementos diferenciales en la dentición y en las suturas craneales.

Esas diferencias son las que ha llevado al grupo a afirmar que se trata de una especie propia de la Península Ibérica.

La nueva especie ha sido presentada en la revista científica "The Anatomical Record" y pertenece al linaje de los actuales cocodrilos del Nilo.

El nombre con el que se ha bautizado es el de Asiatosuchus oenotriensis ("el cocodrilo asiático de la tierra del vino"), hace referencia a la comarca zamorana de Tierra del Vino, donde se localiza el pueblo de Casaseca de Campeán en el que aparecieron los restos.

La publicación de este artículo científico forma parte de un volumen especial de la revista "The Anatomical Record" con el que se pretende rendir homenaje al profesor de la Universidad de Salamanca, Emiliano Jiménez Fuentes, recientemente fallecido y que fue pionero en el estudio de las faunas del Eoceno de la Cuenca del Duero.

Render de cómo se vería el cocodrilo encontrado por los investigadores (Fuente: UNED)

Los yacimientos de la Cuenca del Duero localizados en las provincias de Salamanca, Zamora y Soria han proporcionado un variado registro fósil de vertebrados de hace entre 45 y 35 millones de años, entre los que destacan los mamíferos y los reptiles.

Entre estos últimos son abundantes los restos de tortugas y cocodrilos, cuyo estudio ha proporcionado una valiosa información para entender algunas dinámicas faunísticas de los grupos de reptiles que sobrevivieron a la extinción de finales del Cretácico, la que acabó con los dinosaurios no aviarios hace 66 millones de años. 

Fuente: EFE

Temas relacionados
Más noticias de Arqueología