Hallazgo arqueológico

Descubrimiento excepcional: el misterioso pueblo sumergido bajo el agua que oculta maravillosas ruinas romanas

Se trata de un pueblo sepultado hace ya 40 años debajo de una enorme mina que funcionaba desde los tiempos del Imperio Romano.

En esta noticia

Hace 40 años, en 1984, empezó la operación que cubrió con restos de la mina el pueblo de Río Tinto, en Huelva, quizá el único de los sepultados en España que no se halla bajo las aguas de un embalse, sino enterrado bajo los estériles de la gigantesca mina.

En 1986 ya no quedaba nada a la vista de un pueblo que llegó a contar con 7000 habitantes, comodidades tan avanzadas en algunas épocas como electricidad o bañeras, y una historia, iniciada en el siglo XVIII, con hitos como el nacimiento del fútbol en España.

La historia del pueblo sumergido hace 40 años

Todos sus habitantes fueron reubicados paulatinamente al lado, en la localidad que hoy se llama Minas de Riotinto. La última fue una mujer, residente en la última calle, Méndez Núñez. En el operativo desapareció el lugar exacto donde se jugó por primera vez al football en el país, un deporte traído por los ingleses de la Riotinto Company Limited, los constructores y dueños de los dos "riotintos".

Una maqueta con todos los detalles del pueblo perdido reposa en lo que fue la Casa de Dirección de la mina, pero se encuentra cerrada al público. Fernando Durán tiene llave y abre la puerta de un edificio gigantesco y desangelado. Él es uno de los "dos o tres", indica a EFE, que habitaron el viejo Río Tinto y que aún viven para contar esta historia.

La maqueta es fruto del trabajo de una decena de personas empeñadas durante años en que no se olvide la localidad. Lo llaman Museo del Pueblo y guarda también la campana de bronce del antiguo ayuntamiento y el reloj, parado a las tres menos cinco, objetos que fueron testigos de otro de los hitos que ha dejado Río Tinto para la historia: la primera protesta ecologista de España.

No solo desapareció el pueblo de Rio Tinto, también varias aldeas, que fueron construidas por la empresas minera y que desparecieron cuando ya no eran necesarias. La Naya fue la más grande e incluso contaba con una iglesia evangélica y un sistema para convertir en abono los residuos fecales.

Algunos restos de poblados se aprecian durante el recorrido del tren turístico por el río Tinto gracias a la fundación. Otra de las opciones es visitar el paraje donde la NASA probó tecnología y aparatos, como el vehículo explorador Curiosity, antes de viajar a Marte, dado el parecido geográfico y químico de esta zona onubense con el planeta rojo.

¿Qué visitar en Minas de Riotinto?

Minas de Riotinto reúne hoy a 3700 habitantes y sigue siendo un centro industrial gracias a su inagotable yacimiento de cobre, explotado por Atalaya Mining.

El pueblo andaluz que cumple 40 años sepultados bajo tierra. Imagen: Wikipedia. 

Uno de sus atractivos es el barrio inglés, Bella Vista, construido hacia 1881, en cuyo club se conserva la primera mesa de billar de Andalucía. Aquí también nació el 'law-tennis', el criquet y el golf. Todo ello se puede practicar hoy en el mismo lugar como, por supuesto, el fútbol. 

Fuente: EFE

Temas relacionados
Más noticias de descubrimiento