Unión Europea

Baja la inflación de la Eurozona al 6,9% en marzo: ¿qué provocó su caída?

Según los datos publicados por Eurostat, la inflación interanual en la eurozona disminuyó en 1,6 puntos porcentuales en marzo, llegando a una tasa del 6,9%.

Los menores precios de la energía redujeron la inflación de la eurozona en 1,6 puntos porcentuales en el mes de marzo, hasta una tasa interanual del 6,9%, según el dato publicado este miércoles por la oficina de estadística comunitaria Eurostat, que confirma su estimación preliminar y la senda al alza de los alimentos.

El incremento de los precios en el conjunto de la Unión Europea registró un retroceso idéntico de 1,6 puntos para situarse en marzo en el 8,3%, en comparación con el 9,9% observado en el bloque en febrero de este año.

Qué porcentaje del salario se destina para el alquiler y cuántos años habría que ahorrar para pedir una hipoteca

Pedro Sánchez sumará 43.000 nuevas viviendas de alquiler barato que se complementarán con las de la Sareb

La pronunciada caída de marzo se explica fundamentalmente por los menores precios de la energía en comparación con el mes de marzo de 2022, cuando se dispararon como consecuencia de la guerra de Rusia en Ucrania. En concreto, la cotización de los productos energéticos retrocedió casi un punto en el último año y 2,2 puntos porcentuales en el último mes.

Baja la inflación de la eurozona al 6,9% en marzo: ¿qué provocó su caída? (Imagen: archivo)

Por el contrario, los alimentos procesados, el alcohol y el tabaco registraron un aumento del 15,7%, mientras que el precio de los alimentos sin procesar se incrementó un 14,7%, lo que supone subidas de tres y ocho décimas, respectivamente.

A su vez, el crecimiento del precio de los bienes industriales no energéticos fue del 6,6%, dos décimas menos que en febrero, y el de los servicios creció tres décimas hasta el 5,1%.

La inflación subyacente en la eurozona alcanza el 7,5% excluyendo energía y alimentos

La inflación de la eurozona si se excluyen del cálculo la energía y los alimentos sin tener un comportamiento más volátil -un dato que es comparable a la inflación subyacente que comunica el INE en España- se situó en el 7,5 %.

Si se excluyen también alimentos procesados, tabaco y alcohol, en línea con el indicador de inflación subyacente que utiliza el BCE para tomar sus decisiones de política monetaria, el dato se situó en marzo en el 5,7 %, una décima más.

Tiembla el mercado: Bitcoin supera en un 170% a los principales índices bursátiles en lo que va del 2023

La nueva estafa bancaria en la que los clientes de estos dos bancos conocidos caen todo el tiempo

Por países, las menores tasas de inflación fueron las registradas en Luxemburgo (2,9%), España (3,1%) y Países Bajos (4,5%), seguidos de Bélgica (4,9%), Grecia (5,4%), Chipre (6,1%) y Francia y Finlandia (ambos con 6,7%).

Por encima de la media se situaron Irlanda (7%), Malta (7,1%), Dinamarca (7,3%), Alemania (7,8%), Portugal (8%), Italia y Suecia (8,1%) y Austria (9,2%), mientras que se mantienen en cifras de dos dígitos Eslovenia (10,4 %), Croacia (10,5%), Bulgaria (12,1%) o Rumanía (12,2%).

Finalmente, las mayores tasas de inflación del club comunitario de marzo fueron las de Eslovaquia (14,8%), Lituania y Polonia (15,2%), Estonia (15,6%), República Checa (16,5%), Letonia (17,2%) y Hungría (25,6%).

Fuente: EFE

Temas relacionados
Más noticias de Inflación