Propiedades

Atención inquilino: debes estar atento a este detalle si has alquilado una vivienda para el verano

Muchas personas eligen alquilar viviendas vacacionales durante el verano para disfrutar de sus vacaciones. Es una opción cada vez más común y popular entre los turistas.

En esta noticia

Tras la llegada del verano, muchas personas eligen alquilar una vivienda para disfrutar de unas vacaciones con familia y amigos. Sin embargo, en ocasiones, la prisa por reservar y el miedo a perder la oportunidad pueden llevarnos a pasar por alto detalles importantes en el contrato.

Un contrato de alquiler vacacional es un acuerdo entre ambas partes, donde el propietario se compromete a poner a disposición del huésped, el uso y disfrute de una vivienda por un determinado tiempo y dinero.

Atención inquilinos: debes estar atento a este detalle si has alquilado una vivienda para verano. (Imagen: Pexels)

Como un rey: El Corte Inglés ofrece la oportunidad de pasar una noche en un castillo del siglo XII

Adiós alquiler: la revolucionaria alternativa para comprar vivienda de una vez por todas, ¿cómo participar?

Cabe destacar, que en España, solo en Andalucía es obligatorio realizar un contrato cuando se trata de un alquiler vacacional. Y es que esta competencia recae sobre las comunidades autónomas.

Los detalles que no deben faltar en el contrato de alquiler de una vivienda vacacional

El inicio del contrato debe contener tres datos fundamentales. En primer lugar, la información detallada sobre la vivienda, como su dirección, el mobiliario disponible y una breve descripción de su estado actual.

En segundo lugar, se deben incluir los datos personales tanto del propietario como del inquilino. Y por último, es esencial que el contrato esté debidamente firmado por ambas partes involucradas. Estos datos básicos son esenciales para garantizar un acuerdo claro y seguro entre ambas partes.

Otra parte importante son las cláusulas impuestas por el propietario, las cuales deben estar bien detalladas y por supuesto, respetar la normativa vigente, lo que significa que no puede exigir cosas que no sean legales. ¿Qué puede incluirse en el contrato?:

  • Capacidad máxima de personas que pueden disfrutar de la vivienda.
  • Duración de la estancia: Detallando día hora tanto del inicio como del fin.
  • Normas de la casa: Como prohibición de fumar, hacer fiestas, etc.
  • Información de pago. Desglose de la tarifa del alquiler (cuantía, condiciones de pago, señal, tasa turística, suplemento de limpieza, IVA, etc.), fianza y métodos de pago aceptados.
  • Obligaciones tanto del inquilino como del propietario.
  • Políticas de cancelación.

El inicio del contrato debe contener tres datos fundamentales: la información detallada sobre la vivienda, como su dirección, el mobiliario disponible y una breve descripción de su estado actual. (Imagen: Shutterstock)

Mercado inmobiliario: CaixaBank predijo lo que pasará con el precio de la vivienda en 2024

Adiós alquiler: ofrecen una casa prefabricada a 9000 euros y departamentos financiados al 100%

Importancia de este documento

En España, la normativa sobre alquileres vacacionales es competencia de las comunidades autónomas, lo que significa que cada región tiene su propia legislación al respecto.

Aunque no sea obligatorio en otras regiones, es fundamental exigir un contrato de alquiler, ya que este documento proporciona una prueba escrita y firmada por ambas partes que establece claramente los términos del acuerdo. Esto brinda protección a ambas partes ante cualquier problema que pueda surgir.

En caso de no contar con un contrato, tanto el propietario como el inquilino podrían tener dificultades para demostrar sus derechos o responsabilidades en caso de disputas.

Temas relacionados
Más noticias de alquileres