Tráfico

Atención conductores: cuál es la multa que pueden hacerte por conducir después de haber tenido un accidente

La Dirección General de Tráfico (DGT) establece multas y sanciones para aquellas personas que no puedan manejar en condiciones. Algunas de ellas refieren a la necesidad de poder utilizar las extremidades sin obstrucciones.

En esta noticia

El objetivo de la Dirección General de Tráfico (DGT) es garantizar el bienestar de las personas en la vía pública, ya sea si están conduciendo un vehículo o transitando a pie. Es por eso que el organismo determina las normas básicas para evitar accidentes que puedan cobrarse la vida de alguien. Lamentablemente, hay quienes creen que las normas son opcionales.

Si bien muchas de las multas que la DGT puede aplicar están relacionadas con el exceso de velocidad o los sectores por los cuáles se puede transitar libremente, existen otras que tienen que ver con los conductores y su estado de salud. Se entiende que una persona al volante debe estar lúcida y en condiciones de realizar maniobras que eviten un accidente, ya sea propio o contra terceros.

Es por eso que el organismo puede penalizar a alguien que conduzca un coche si tiene una escayola en alguna parte del cuerpo.

Atención conductores: qué puede pasar si no pago una multa de tráfico

Alerta conductores: qué trámite del coche deberás realizar en casos de divorcio o separación

Por qué la DGT multa por conducir con escayola

Conducir con un brazo escayolado o con alguna articulación del cuerpo inmovilizada representa un riesgo. El movimiento y la capacidad de respuesta se ven notoriamente limitados después de padecer una lesión de este tipo, lo que resulta inseguro tanto para el conductor como para el resto de las personas.

El artículo 17 del Código de Tráfico y Seguridad Vial establece: "El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía".

Si bien el Código de Tráfico y Seguridad Vial no lo menciona, conducir con escayola puede ser peligroso (Fuente: Shutterstock)

Es importante aclarar que el Código de Tráfico y Seguridad Vial no especifica en sus disposiciones la prohibición de conducir con escayola en alguna parte del cuerpo. Aun así, la DGT ha enfatizado en diversas ocasiones que esta imprudencia, claramente desaconsejable, sí es sancionable legalmente

Existen varios puntos en su texto magno en los que se menciona este tipo de irresponsabilidad. De hecho, se destaca que manejar un vehículo con escayola es un asunto directamente relacionado con la seguridad vial en carreteras y autopistas, y se debe evitar conducir en tales circunstancias a toda costa.

Alerta conductores: el nuevo sistema de la DGT para detectar a los infractores que frenan antes del radar

Alerta conductores: prohíben para siempre una maniobra que hacemos todos, de cuánto será la multa

Cuál es la multa que impone la DGT por conducir con escayola

De acuerdo con lo dispuesto por la DGT, si un conductor es sorprendido manejando con una escayola en la vía pública, la multa que recibirá puede oscilar entre 150 y 300 euros. En cuanto a los puntos, según la gravedad del caso, podrían restarse de tres a seis puntos del carné.

De tratarse de una situación peligrosa, si se considera que se realizó un acto imprudente, existe la posibilidad que el conductor sea sancionado con el retiro de su carné de conducir.

Temas relacionados
Más noticias de DGT