INGRESO DE DÓLARES

Ventas de soja a buen ritmo, pero sin precio fijo: la ventana que espera el Gobierno para sumar reservas

Los productores entregan granos en los volúmenes habituales. Si bien la retención de producto es similar a la de años anteriores, despachan sin precio fijo. La cerealera ya pagó la retención, pero no cerró la operación de venta ni ingresó las divisas.

Si bien el Gobierno espera que la liquidación de la cosecha gruesa acelere y en el Banco Central sostienen que viene demorada, los números oficiales muestran que las ventas de granos, en volúmenes, vienen apenas por debajo de los niveles del año pasado. Pero mucha entrega de la soja se hace sin precio fijo, a la espera del alza de la oleaginosa.

El acuerdo con el FMI pende de un hilo, pero el Gobierno descarta pedir un waiver

Exclusivo: cómo piensa el Gobierno que llegará a los dólares para fortalecer las reservas

Según los datos del Ministerio de Agricultura que recopilan tanto la Bolsa de Cereales de Buenos Aires como la Sociedad Rural (BCRA), los productores habían entregado el 57,2% de la cosecha de soja, maíz y trigo, contra el 55% vendido a esta altura del año en 2021, cuando la producción fue mayor.

La comercialización de la campaña 2022 viene a buen ritmo.

Las ventas de trigo volaron en términos históricos. Si lo habitual a esta altura es que se haya entregado el 70 o 75% de la producción, los productores ya se deshicieron del 92% de la cosecha, aprovechando los altísimos precios históricos del cereal. En maíz, el agro ya entregó el 54% de la producción, contra el 56% del año pasado. En soja, la diferencia es algo mayor: los productores vendieron el 42% de la cosecha, contra el 46% de hace un año. La producción total, según las estimaciones oficiales, es 3 millones de toneladas inferior a la del ciclo 2020/2021.

Según técnicos de la Sociedad Rural, la venta de la campaña se desarrolla dentro de los parámetros habituales. En soja y maíz, los productores todavía retienen 24 y 23 millones de toneladas sin vender, respectivamente. Son cantidades similares a las de 2021.

La particularidad es que aumentó la cantidad de soja vendida sin precio fijo, en un mercado en el que la oleaginosa cerró en u$s 650 este jueves en el mercado de Chicago y se ubicaba u$s 150 por encima del precio promedio de 2021. Aquí, el productor comprometió el producto con precio abierto, la cerealera ya pagó la retención, pero todavía no hizo el despacho ni cerró el precio que pagará por el grano. 

El 77% de la producción de soja todavía no tiene precio fijado.

Aquí está la ventana para que se acelere el ingreso de dólares en estos meses. Eso sí: el exportador se aseguró el grano, pagó la retención y especuló con la suba del precio internacional, que le permitirá una menor carga impositiva. El porcentaje de la producción sin precio fijado, en soja, asciende al 77%, contra el 69% de hace un año.

Para Nicolás Sesnich, analista de FyO, existe una diferencia de volumen de 4 millones de toneladas en las ventas de soja, que se profundiza a tomar el producto sin precio fijado. "A esta altura, terminando la cosecha, solo el 21% tiene precio y el resto es con precio a fijar", dijo el especialista. El haber comprometido una parte del producto ya vendido con precio a fijar también diluye el incentivo a seguir vendiendo, porque la comprometida y no cobrada vale más y pagará más gastos.

En el Gobierno daban cuenta de que la venta, en volúmenes, venía demorada, a pesar de que los ingresos de las cerealeras son récord. En mayo, ingresaron u$s 4232 millones, o 33% más que en el mes previo, en lo que significó el mejor registro histórico para un quinto mes. Sin embargo, como contó El Cronista, el Ejecutivo esperaba una liquidación masiva de 14 millones de toneladas, por u$s 9000 millones.

La mala noticia es que, a pesar de los precios récord, los productores no aceleran el ritmo de venta de su cosecha, sino que aumentan la cantidad de grano vendido sin precio. "La tendencia natural ante la incertidumbre es vender lo que se necesite para pagar las cuentas", dijo Juan Pablo Karnatz, prosecretario de Confederaciones Rurales (CRA) y productor de Santiago del Estero. "Los que manejan instrumentos financieros más sofisticados pueden hacer otras cosas, pero el productor promedio trata de defenderse con lo que sabe hacer y ahí aparece la silobolsa", agregó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.