ANSeS

Presionan para que vuelva el IFE en junio: desde el kirchnerismo dicen que es "indispensable"

Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, aseguró que la vuelta del bono masivo de $ 10.000 resulta "indispensable", ¿Qué dijo el Gobierno?

Las nuevas medidas de restricción impuestas ante la segunda ola de COVID-19 en el país obligan al Gobierno a pensar en un sustento extraordinario para los sectores más vulnerables. En línea con esto, durante el 2020 se implementó durante tres meses el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el bono de $ 10.000 que alcanzó a unos 9 millones de argentinos en todo el territorio.

Este bono se ocupó de cubrir las necesidades básicas de un amplio sector de la población: trabajadores de la economía informal, monotributistas sociales, monotributistas de las categorías A o B, trabajadoras de casas particulares e individuos desempleados. Su alcance fue masivo y le costó al Gobierno unos $ 265.000 millones o, mejor dicho, casi un punto del Producto Bruto Interno (PBI).

En este contexto, la segunda ola de la pandemia apareció de repente y lo hizo con una duda: ¿Volverá el IFE? Las declaraciones de los funcionarios del Gobierno a mediados del mes pasado, antes del anuncio de la implementación de nuevas restricciones más severas, fueron contradictorias.

Alberto Fernández aseguró que, "de ser necesario", el IFE volvería, una declaración en sintonía con los planteos del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. Sin embargo, funcionarios como Martín Guzmán; ministro de Economía, Cecilia Todesca Bocco; vicejefa de Gabinete o Santiago Cafiero; jefe de Gabinete, echaron por tierra toda ilusión: no habría otra ayuda social masiva, sino que se aplicaría "un paquete de medidas más focalizado", tal como insistió Cafiero a mediados del mes pasado.

De esta forma, Fernández se retractó de sus palabras y anunció el jueves 15 de abril un nuevo bono, esta vez de $ 15.000, dirigido a sectores más específicos: residentes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo (AxE), y monotributistas de las categorías más bajas (A y B) titulares de Asignaciones Familiares.

Así, el pasado lunes 26 de abril comenzaron acreditarse los montos del nuevo bono extraordinario, el cual continúa con su calendario de pagos durante esta semana.

Sin embargo, ciertos funcionarios parecen no abandonar la idea de la vuelta de una ayuda social masiva, tal como demostró Andrés Larroque, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires cercano el núcleo duro del kirchnerismo, al asegurar este lunes que "es indispensable que continúe el IFE".

Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires

Así se expresó en diálogo con Radio Provincia, dónde recalcó que "toda persona que acredite necesidad requiere presencia del Estado", y agregó: "Tenemos que establecer un piso de dignidad y terminar, por lo menos, con la indigencia".

"Creemos que debemos reconvertir esas instancias en políticas para que no reciban ningún tipo de cuestionamientos", concluyó sobre el tema.

No obstante, el Gobierno nacional se expresó con rapidez ante estas declaraciones, negando de la mano de Daniel Arroyo todo plan que garantice la vuelta del bono masivo de $ 10.000 para estos meses.

Así, el titular de Desarrollo Social le respondió al referente bonaerense de La Cámpora, asegurando que "no es el momento" de volver a implementar el IFE o alguna política similar. "El IFE tuvo que ver con un momento, de abril, mayo y junio del año pasado, en el que se cerró toda la actividad y la pobreza fue del 47%, y no es este el momento de esa situación", indicó en diálogo con A24.

Sin embargo, aseguró que el Gobierno analiza "todo el tiempo" la situación económica y social y que, de ser necesario, este tomará "medidas adicionales". Para concluir, reveló los cinco indicadores críticos por los que Desarrollo Social se guía para analizar posibles nuevas ayudas: la construcción, la producción de alimentos, la actividad textil, los sistemas de cuidados y el reciclado.

"El IFE marcó el verdadero nivel de informalidad. 9 millones de familias entraron, en un país que tiene 16 millones de familias. Está claro que la informalidad supera el 40%", finalizó el ministro.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios