LA PELEA POR LOS PRECIOS

Las alimenticias se abren al diálogo, pero también diseñan su estrategia judicial

Las compañías pretenden que se genere una nueva instancia de intercambio con el Gobierno, aunque no están seguros de que se pueda dar esa posibilidad.

Las alimenticias no cierran la puerta a futuras negociaciones con el Gobierno y todavía creen que hay posibilidades de que se llegue a algún tipo de acercamiento en la discusión respecto del congelamiento de precios.

Saben que el desconcierto -y la falta de acuerdo- dentro del Gobierno respecto de cómo implementar esa medida es importante, y entienden que la variable del diálogo llegará en algún momento.

"No se puede descartar nada. De nuestro lado, la intención de dialogar siempre estuvo, pero los tiempos del Gobierno eran muy cortos. Imposible armar un programa como el que impulsaron en solo una semana", sostuvo a El Cronista el ejecutivo de una alimenticia.

Las compañías hacen referencia a que durante las reuniones grupales con las empresas, e incluso en el encuentro que el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, mantuvo con el titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, se planteó la idea de que se debían mantener reuniones con las principales alimenticias, de modo de atender las particularidades de cada una.

El Gobierno, sin embargo, se negó a esa opción y prefirió apurar los tiempos, por lo que finalmente no hubo acuerdo.

"Nosotros entendemos que debería haber un diálogo. Tal vez no para que la resolución pierda efecto porque vemos que eso no es posible, pero sí al menos para repensar algunas cuestiones, como el listado de precios, ya que algunos que aparecen no sabemos cómo fueron determinados", dijo la fuente.

Además, precisó que "desde ya, si quieren discutir cuestiones más en profundidad, nosotros estamos dispuestos".

Los precios se meten en la campaña: el Gobierno, contra la oposición y sin plan claro para persuadir a las empresas

Mientras tanto, la Copal, ya mira también otras opciones para encarar, en caso de que la vía del diálogo no termine llevando el tema a buen destino.

La vía judicial es una de las que se barajó desde un primer momento, y las alimenticias todavía no la desecharon.

Copal analiza diferentes opciones a trabajar en este sentido, que dependerán de la instancia en la que se encuentre la situación en ese momento.

Las empresas alimenticias sostienen que "si el Gobierno quiere discutir cuestiones  en profundidad, nosotros estamos dispuestos"

La variable menos dura sería la de imponer un reclamo administrativo, una instancia previa a una presentación judicial, opción que se podría tener en cuenta si la cuestión de fondo no se resuelve.

En cualquier caso, a grandes rasgos, la judicialización del caso tendría como argumento la pérdida de dinero que les genera a las compañías tener los precios congelados durante tres meses, y en varios casos con valores que ni siquiera son los vigentes al 1 de octubre pasado.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios